¡Pilas! Estos son los nuevos trámites para obtener el Soat y la licencia para motos

Motociclistas
Crédito: Jaime del Río / VANGUARDIA
La mitad de los vehículos en Santander evadieron el Soat en el primer semestre del 2022, con base en las cifras del Runt. La evasión de este seguro en Colombia está en el 47%.
PUBLICIDAD

Miguel Gómez Martínez, presidente de Fasecolda, en una entrevista al medio económico Portafolio, aseguró que deben hacerse exámenes, tanto teóricos como prácticos, más rigurosos para que los motociclistas tengan las destrezas y habilidades que eviten accidentes mortales.

“Este año se van a vender un millón de motocicletas, y aunque es un vehículo agradable y eficiente, la accidentalidad es más grave que en otros vehículos (...) Los dos primeros años de las motos nuevas y de los nuevos usuarios muestra que 200.000 se van a accidentar”, precisó el presidente del gremio a Portafolio.

Agregó a este portal económico que las altas tasas de accidentalidad en los motociclistas son una de las principales causas del déficit que está presentando el Soat. Este año, según Fasecolda, el saldo en rojo será de $300.000 millones.

“El compromiso con el Soat se mantiene, pero se necesitan correctivos fuertes. Hay que hacer que la cobertura sea obligatoria, y en el tema de fraude el Gobierno debe ser activo. Con el Soat las personas son bien atendidas y muchas veces se reportan accidentes que no son de movilidad. Las IPS que lo hacen desangran el Soat”, señaló Gómez Martínez a este medio nacional.

Insistió en que el problema del Soat ya dejó de ser solamente de la industria, y pasó a ser de seguridad pública. “Vamos a tener entre 900.000 y 940.000 heridos en accidentes de tránsito y esto es una tragedia nacional. El seguro no puede vivir con tres amenazas: la accidentalidad, la evasión del 47% y el aumento en los fraudes”, concluyó en su entrevista a Portafolio.

 

Qué está pasando

 

La evasión de este seguro en Colombia está en el 47%, mientras que en Santander asciende al 50%.

“Imagínese un negocio en el que la mitad de la gente no paga, pero que igual reciben atención. Si usted es herido en un vehículo que no tiene Soat, lo atiende el sistema de salud, y todo eso carga gastos, pero la persona que no está asegurada no está asumiendo el costo del seguro”, aseguró Miguel Gómez, presidente de Fasecolda.

Agregó que ese es uno de los problemas más serios, con una tasa de evasión alta, que es incluso mayor en las motocicletas, que son las que tienen la más alta accidentalidad. “Entonces el sistema está desbalanceado y financieramente es un dolor de cabeza”.

Por tanto, el gremio de la industria aseguradora describió que hay dos grandes dificultades que tienen en “cuidados intensivos” ese seguro: la alta accidentalidad y el fraude. “La protección de las víctimas de siniestros viales corre peligro”. Con este contundente mensaje, Fasecolda, advirtió los problemas que tienen contra las cuerdas al Soat en Colombia.

Entre las soluciones, sugiere crear una mesa público privada para evaluar políticas que disminuyan la alta tasa de accidentes y limitar el número de veces que se puede utilizar una misma póliza durante su vigencia, entre otras.

VANGUARDIA

Comentarios