Incertidumbre y expectativa en Fedearroz frente a gobierno Petro

Crédito: Hélmer Parra / EL NUEVO DÍALa Secretaría de Agricultura del Tolima acompañó la mesa principal de la Asamblea.
Contenido Exclusivo
En el encuentro sostenido en Ibagué con los afiliados, Rafael Hernández, gerente de la Federación, explicó que no hay claridad frente a la política agraria, preocupan las invasiones a los predios y el desconocimiento de algunos temas agropecuarios.

PUBLICIDAD

Después de tres años el gremio arrocero de Ibagué se volvió a reunir en la Asamblea Seccional de Afiliados de la Federación Nacional de Arroceros (Fedearroz), con el fin de renovar el Comité Seccional para los próximos dos años, y de elegir los delegados al XXXVIII Congreso Nacional Arrocero, que se hará en noviembre en Bogotá.

El evento contó con la participación del presidente de la Junta Directiva de Fedearroz, Henry Sanabria Cuéllar y el gerente general, Rafael Hernández Lozano, quien expuso la situación actual del sector, las expectativas frente al nuevo gobierno y el porvenir ante el Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos. 

Presente positivo

El dirigente gremial manifestó que el 2022 ha sido un año “excepcional” por la estabilidad de los precios, asimismo, destacó que se sembró menos área en el país, especialmente en Tolima. La situación permitió que no hubiera sobreoferta del grano y los productores tuvieran rentabilidad.

Actualmente la tonelada (t) de arroz paddy verde se está comercializando a $1.729.000, el valor más alto de la historia. Mientras tanto, en agosto de 2021 estaba por debajo de los $950.000. 

Por ello, Hernández recordó que con la crisis del año pasado debido a los excedentes en los inventarios y en consecuencia los bajos precios, los agricultores perdieron mucho dinero.

En cuanto al cultivo, en el primer semestre de 2022 el área sembrada fue 357.694 hectáreas (ha), casi 35 mil menos en comparación al mismo periodo del 2021. En el caso del Tolima se sembró en 39.000 ha, frente a las 48.000 alcanzadas el año anterior. 

De ahí que, de acuerdo con el Dane, la producción nacional en los primeros seis meses de 2022 fue 912.267 t de arroz paddy verde. Esto representó una disminución en volumen de 24,5% con respecto al primer semestre de 2021, cuando se obtuvo 1.208.599 t.

En relación a la seguridad alimentaria del país, Lozano señaló que el sector agropecuario en general respondió de manera positiva en la pandemia, sobre todo, la cadena del arroz, con suficiente oferta.

Incertidumbre frente al Gobierno

La reforma agraria difundida por la ministra de Agricultura, Cecilia López, tiene como puntos centrales la tierra productiva, la sostenibilidad del agro y el fomento de crédito para pequeños productores. Sin embargo, la cartera no ha entregado mayores detalles del proyecto.

Al respecto, Rafael Hernández expresó que el sector está a la expectativa como lo está todo el agro, frente a las medidas que va a tomar el gobierno del presidente Gustavo Petro.

“No sabemos el criterio con el cuál se va a calificar si una tierra fértil está bien o mal explotada, eso nos tiene a la expectativa. Le escuché a la Ministra que sería bajo los parámetros de la Upra (Unidad de Planificación Rural Agropecuaria), pero depende de quién lo vaya a hacer. Si lo hacen personas expertas yo diría que no habrá problema”, apostilló Hernández.

El Gerente de Fedearroz acotó que el inconveniente es la incertidumbre que se está generando.

“No tengo claridad de qué pueda pasar. Una finca en Curumaní (Cesar) fue invadida, se intervino, pero estas ocupaciones ilegales generan preocupación. En el Valle del Cauca ya invadieron cultivos de caña de azúcar”, reseñó Lozano. 

Comercio exterior, ¿qué hacer?

En este punto, Rafael Hernández enfatizó: “Ojalá este gobierno le ponga más atención al sector agropecuario que los anteriores. El país tiene una deuda hace más de 50 años con el agro y creo que llegó la hora de que produzcamos lo que consumimos, inclusive, mejorar en competitividad como lo hemos venido haciendo con el arroz para algún día ser exportadores”.

En el 2021 a Colombia ingresaron 29.000 toneladas de arroz, cuando podían haber entrado más de 100.000 t, entretanto, este año ya se importaron 120.000 t que no impactaron el precio del grano nacional.

“Como van las cosas no sé qué determinará el Gobierno nacional frente a las importaciones y los tratados de libre comercio. (...) Aquí lo que hay que hacer es producir, donde exista arroz no habrá hambruna”, comentó Hernández .

Además, dijo que el arroz puede llegar a ser un renglón de exportaciones, “se han hecho algunas incursiones, pero a futuro el Gobierno tendrá que respaldar con mayor ahínco el propósito”. 

Y explicó que con el programa Adopción Masiva de Tecnología (Amtec) implementado desde 2012 por Fedearroz, se han reducido los costos de producción y mejorado los rendimientos por hectárea. 

Por otro lado, vale recordar que en el marco del TLC con EE.UU. los aranceles al arroz importado de ese país se están reduciendo paulatinamente desde 2017, actualmente la tasa es de 49,2%, en 2030 será cero. 

“Por tanto, aspiro que en ocho años el 90% del área cultivada en Colombia sea bajo el programa Amtec, así garantizamos competitividad y las posibilidades no solamente de producir un arroz más barato sino también de exportar”, argumentó Rafael Hernández.

fedearrozEl viernes pasado, agricultores, empresas de insumos y tecnología, asociaciones, academia, entre otros, estuvieron presentes en el encuentro. 

Prudencia hacia el futuro

 

El gerente de Fedearroz, Rafael Hernández Lozano, advirtió que con el precio más alto del arroz en la historia, la preocupación radica en lo que pueda ocurrir el año entrante, pues los productores van a querer sembrar más o sacar créditos para hacerlo. Sin embargo, las crisis que ha atravesado el sector invitan a guardar prudencia. 

Por otro lado, la amenaza del alza de los fertilizantes sigue latente, debido a que un bulto del insumo llegó a costar más de $300.000. Asimismo, los cambios de clima no favorecen el rendimiento de las cosechas. 

Para el Gerente el problema no es abaratar los insumos, debido a que la materia prima proviene de países como China y Ucrania, por lo cual sería imposible, sino usar menos, siguiendo las estrategias de Amtec.

“No podemos producir los insumos, el 80% son importados, aquí lo que hacemos es mezclarlos, entonces dependemos de lo que suceda en el mundo. Por otro lado, escuché que el Gobierno nacional quiere construir distritos de riego, hacer uno cuesta mínimo un billón, ese no es el camino”, concluyó Hernández.

Nuevo Comité de  Arroceros del Ibagué

 

Alberto Mejía Fortich, Gabriel Márquez Cifuentes, Hernando Arbeláez Uribe, José Orlando Ramírez, María Magdalena García, Ricaurte Rivera y Pascual Martínez. 

Delegados al XXXVIII Congreso Nacional Arrocero

 

Alberto Mejía Fortich, Gabriel Márquez, Pascual Martínez, José Orlando Ramírez y Ricaurte Rivera.

fedearrozRafael Hernández Lozano, gerente general de Fedearroz. 

DATO

 

De los fondos Col-Rice, provenientes de las subastas de los arroces importados de EE.UU., Fedearroz ha invertido $267.810 millones en beneficio de los agricultores.

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro!

Lo invitamos a seguir leyendo aquí: https://digital.elnuevodia.com.co/library

JUAN JOSÉ AGUIRRE Z.

Comentarios