Los dilemas del bachiller que se gradúa

ARCHIVO - EL NUEVO DÍA
Los nuevos bachilleres tienen que resolver hacia dónde ir y qué camino seguir una vez reciban su título, ya sea comercial o académico.

Cerca de seis mil adolescentes y jóvenes terminan el bachillerato en Ibagué, en el presente año, de ellos cuatro mil 774 egresan de instituciones educativas oficiales ubicadas en la capital.

En 2014, fueron cinco mil 666 los bachilleres que lograron un cupo de matrícula en las 22 instituciones de Educación Superior que operan en territorio tolimense. Esa cifra equivale a decir que de cada cien egresados del bachillerato que se inscriben para ingreso a la Educación Superior, sólo 40 logran un cupo de matrícula (tasa de absorción del 39.61 por ciento), según datos del Ministerio de Educación.

Entonces, en la mente de los bachilleres recién graduados, así como en la sus padres y familiares, estarán rondando muchos interrogantes, entre ellos: Si deseo continuar estudiando, ¿Dónde obtendré un cupo de matrícula? ¿Mis padres tienen recursos para financiar mis estudios universitarios?

Son muchos los interrogantes que los nuevos bachilleres deben satisfacer. Tienen que ver con muchos aspectos. Porque hay motivos inconscientes e conscientes que se atraviesan en la mente de estos muchachos y en la de sus padres. Porque deben pensar entonces si tienen las aptitudes, los intereses, las capacidades y la personalidad requerida para elegir un profesión o un trabajo (Aguirre Baztan,1996).

Una cosa es querer y otra es poder. Muy seguramente, en cada una de las instituciones educativas o colegios se les ha informado sobre las alternativas por seguir una vez terminan el bachillerato.

Es objeto de estudio de la Orientación Vocacional, que poco a poco ha adquirido características de una disciplina científica en la que se incorporan técnicas psicológicas y sociológicas para ofrecer al estudiante “ayuda sistemática y técnica, ofrecida a personas para que lleguen a un mejor conocimiento y aceptación de sus características y potencialidades” (Aguirre, 1996), antes de optar por el ingreso a una carrera de formación profesional. El problema es que no todas las instituciones escolares disponen de un profesional que cumpla la tarea de orientador vocacional.

De todas maneras, sin orientador vocacional o con él, los nuevos bachilleres tienen que resolver hacia dónde ir, qué camino seguir una vez reciban su título de bachiller. Unos optaran por incorporarse al trabajo y otros optarán por seguir hacia el nivel de Educación Superior. Pueden ser las dos alternativas, pero hay otras.

¿Qué carrera profesional seguir?

Si el bachiller desea y puede aspirar a la formación universitaria, deberá definir qué carrera profesional seguir. Y eso tiene mucho que ver con su futuro. ¿Cuáles son las profesiones que tienen mayor posibilidad de empleo y de mayores ingresos salariales? Puede ser el interrogante que servirá de guía.

Si nos atenemos a la información que ofrece el Observatorio Laboral del Ministerio de Educación, es pertinente mirar hacia cuáles son los programas de pregrado (de profesionalización) con mayor demanda de matrícula. Se puede pensar que alguna razón habrá para que sean los de mayor demanda.

Los programas de pregrado que gozan de mayor número de inscripciones en el país son: Derecho, Administración de Empresas, Contaduría, Psicología, Ingeniería Industrial, Medicina, Ingeniería de Sistemas, Ingeniería Civil, Ingeniería Ambiental y Enfermería.

Preguntas y respuestas 

¿Cuáles son las profesiones que tienen la mayor opción de enganche rápido al trabajo y a un salario decente? Puede ser el otro interrogante que sirva de guía en la selección de qué carrera seguir.

Según el Observatorio Laboral del Ministerio de Educación, las cinco carreras profesionales con vinculación rápida al trabajo y con salarios de enganche aceptables para los recién graduados son : Ingeniería de Minas, Medicina, Ingeniería Electromecánica, Geología e Ingeniería de Petróleos. La pregunta que se hará el nuevo bachiller será:¿Estos programas se ofrecen en el Tolima? 

Una respuesta inmediata es que sólo Medicina, en la Universidad del Tolima, pero la posibilidad de acceso a este programa es bastante limitada.

En fin, el nuevo bachiller tendrá que pensar y decidir qué camino seguir, teniendo en cuenta, varias situaciones y factores.

¿Qué es lo que más le interesa o motiva? Desde muy niño se le ha preguntado, ¿qué le gustaría ser cuando seas grande? Y a la hora de la verdad, ahora, el bachiller tendrá que optar por una respuesta. ¿Qué debo hacer una vez obtenga el título bachiller? ¿Mis padres tienen recursos financieros para costear mi carrera universitaria? ¿Qué opciones de crédito me da el Icetex? ¿Cuáles son mis aptitudes, de qué seré capaz en la Universidad?

Por lo menos la mitad de los egresados de la Educación Media se inscriben para acceder a las 22 instituciones de Educación Superior ubicadas en el departamento. En la Universidad del Tolima, la de mayor posibilidad de acceso, cerca del 80 por ciento de quienes se inscriben para un cupo de matrícula logra ese propósito.

LUIS E. CHAMORRO RODRÍGUEZ ESPECIAL PARA EL NUEVO DÍA

Comentarios