La jornada única en 41 municipios no certificados, a otro ritmo

La jornada única en 41 municipios no certificados, a otro ritmo
Para el Tolima se calcula un déficit de mil 294 aulas adicionales para la implementación de la jornada, y ocupa el puesto 12 en Colombia en cuanto a este requerimiento en construcciones escolares (2016).
SUMINISTRADA - EL NUEVO DÍA
Internado escolar (camas dobles) en Palomar, municipio de Anzoátegui.
Foto: SUMINISTRADA - EL NUEVO DÍA
5 Mayo 2019 - 3:01am

En los 46 municipios del Tolima no certificados, donde los recursos financieros para la educación son administrados por la Gobernación, las inversiones en la Jornada Única no han tenido el mismo énfasis que en Ibagué.

En la capital del Tolima, la Alcaldía aceptó la estrategia de la cofinanciación de los costos de la inversión en infraestructura escolar, situación que no ocurrió en la Gobernación.

La Alcaldía de Ibagué ha informado al Concejo que los recursos destinados a infraestructura escolar, a fines de abril llegan a la suma de 188 mil 346 millones de pesos, frente a una cifra aproximada de mil 474 millones de pesos en la Gobernación, a los cuales se deben sumar las transferencias que la nación hace para cubrir el componente de alimentación escolar en las instituciones donde se ha implementado la jornada.

A pesar de esta limitante, la Jornada Única en los territorios no certificados se ejecuta en 41 municipios, con una cobertura sobre 110 instituciones educativas, 231 sedes urbanas y rurales, es decir, el 12 por ciento sobre el total de mil 861 que funcionan en el departamento, en los 46 municipios.

¿Cuál es la razón por la cual la Gobernación no ha recibido recursos

financieros para inversiones en infraestructura escolar, en desarrollo

de la Jornada Única?

“Del Ministerio de Educación tuvimos acompañamiento para su implementación, no hemos recibido recursos financieros para atender infraestructura, son las alcaldías y las instituciones educativas las que han hecho inversiones para este componente. En la Gobernación tomamos la decisión de no aceptar la cofinanciación con el Ministerio de Educación”, es la respuesta del Secretario de Educación Departamental, Jairo Cardona.

 

Razones del departamento para no cofinanciar

Fue durante el segundo período presidencial de Juan Manuel Santos cuando se inició la estrategia de la Jornada Única, bajo la hipótesis de que a mayor tiempo de trabajo en actividades escolares en las aulas, sumado al mejoramiento de la infraestructura escolar, como resultado habrá mejor calidad educativa.

La meta de largo plazo es que en el año 2030, se haya logrado la universalización de la Jornada Única en Colombia, es decir, que todas las instituciones educativas laboren en horarios escolares que incluyan horas de la mañana y de la tarde.

En el país se puso en marcha el “Plan de implementación gradual de la Jornada Única”, desde el año 2016, en cumplimiento del Plan Nacional de Desarrollo de entonces. Ahora, bajo el cuatrienio del actual presidente Iván Duque, tal como se ha incorporado en el Plan Nacional de Desarrollo 2018- 2022, la meta es duplicar el total de estudiantes beneficiarios de esta jornada, decisión que implica mayores inversiones en sus componentes: infraestructura escolar (construcciones y dotación), alimentación escolar, procesos pedagógicos y docentes.

Hasta ahora, las inversiones estatales se han centrado en los dos primeros componentes. La infraestructura con destino a la construcción de nuevas aulas, al mejoramiento de las existentes y a la alimentación para garantizar que los estudiantes permanezcan en los establecimientos educativos en horas de la mañana y de la tarde, de tal manera que participen en 5 horas adicionales en actividades curriculares, 25 horas semanales los de preescolar, 30 los de primaria y 35 los de secundaria y educación media.

¿Cómo le ha ido al departamento en la implementación de la Jornada

Única?

“Es una estrategia que, cuando llegamos al Gobierno, lo planteamos en el Plan de Desarrollo Departamental para que se implementara donde se reunieran las condiciones requeridas. Nosotros conociendo las experiencias, tomamos la decisión de no participar de la estrategia de la cofinanciación. Los hechos nos han dado la razón porque lo de infraestructura es un tema muy complejo a lo cual no se han podido dar respuesta a las expectativas.

Con recursos propios y del Sistema General de Participaciones se han podido hacer inversiones en mobiliario escolar, cocinas y comedores y pago de horas extras a docentes. Desde luego, también está la inversión en alimentación escolar que llega de transferencias nacionales y de otras fuentes”, contestó el Secretario de Educación del Tolima, Jairo Cardona.

De acuerdo con el informe del coordinador de Jornada Única en la Secretaría Educación Departamental, Yesid Humberto Callejas, las inversiones del departamento en Jornada Única han sido de 249 millones en mobiliario escolar, 195 millones en construcción y adecuación de cocinas y comedores, y mil 32 millones de pesos en horas extras a los docentes.

“Son 231 las sedes donde se implementa la Jornada Única, para 27 mil 33 estudiantes, en 41 municipios. La meta es adicionar la cobertura de esta estrategia a 204 sedes más, en el año 2019, para completar 42 mil 12 cupos en el cuatrienio”.

Vale advertir que la cofinanciación de construcciones escolares se desarrolla desde la vigencia de la Ley 21 de 1982 para inversiones en construcción, mejoramiento y dotación. Estos recursos entran a formar parte del Fondo de Financiamiento de la Infraestructura Educativa, FFIE, junto a los del Sistema General de Regalías y otros recursos.

Para el Tolima se calcula un déficit de mil 294 aulas adicionales para la implementación de la jornada y ocupa el puesto 12 en Colombia en cuanto a este requerimiento en construcciones escolares (2016).

Entre los años 2012-2014, el Tolima logró aportes del Sistema General de Regalías por 9 mil 660 millones de pesos y, para financiación de proyectos de Ley 21/82, en los años 2010-2014, un valor total de 13 mil 238 millones de pesos, de los cuales la nación aportó 11 mil 792 millones y el departamento, mil 446 millones de pesos.

Interrogante: ¿El departamento pudo haber ganado mayores

inversiones en infraestructura escolar si hubiera adoptado la

estrategia de cofinanciación que ya venía operando desde la vigencia

de la Ley 21/82?.



Aspectos singulares

Además de lo dicho, en el Tolima hay cuatro municipios donde no se ha implementado la Jornada Única: Alvarado, Prado, Suárez y Valle de San Juan.

Los internados, o residencias escolares como se le llaman ahora, funcionan en 5 municipios e implementan la jornada. Son ellos, en la vereda Palomar en Anzoátegui; el de Lepanto en Murillo; el de la vereda Bolívar en Santa Isabel; en la sede Dinamarca en Roncesvalles y el del resguardo indígena Páez de Gaitania, IE Nasawe, para 108 estudiantes indígenas.

Publicada por
Luis Eduardo Chamorro Rodríguez - Especial para El Nuevo Día