La pasión de un ingeniero que convirtió su conocimiento en enseñanzas para la juventud

Doctor en ingeniería biomédica, Manuel Forero es reconocido a nivel nacional e internacional por su vasto conocimiento y experticia en imágenes médicas y reconocimiento de patrones.
PUBLICIDAD

Ha formado parte de investigaciones en el Reino Unido, Perú, España, Francia e Italia, liderando y colaborando en estudios con seres humanos, plantas, cocodrilos, ratas, moscas, cerdos, entre otros.

Actualmente es decano de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Ibagué, donde la mayor parte de sus docentes hacen parte de tres grupos de investigación. “Cuando entré a la Universidad el grupo más alto estaba en B, y hoy en día tenemos dos en A y uno en A1, es decir, que el nivel de investigación ha subido bastante”, menciona el ingeniero.

Más allá del dinero y el reconocimiento, el ingeniero Manuel Forero inspira a sus estudiantes a ejercer la ingeniería desinteresadamente, con pasión y con el deseo constante de dar soluciones a problemas presentes en la cotidianidad. “El problema que tenemos en Colombia es que las personas sólo buscan lo que produzca dinero. Aunque hemos logrado mejorar el número de estudiantes en Ingeniería Electrónica, no lo hemos hecho en Sistemas, que es lo que el país más necesita”, dice el doctor Forero, y añade que las ingenierías se deben estudiar pensando en el bienestar de la sociedad, no en el propio.

Su experiencia como maestro en la Universidad Nacional y la Escuela Colombiana de Ingeniería Julio Garavito, ha hecho que conozca de cerca los gustos y expectativas de los jóvenes, y de este modo, ha implementado estrategias de aprendizaje enfocadas en la práctica y basado en la idea de que, si alguien lo pudo lograr una vez, cualquiera de sus estudiantes puede hacerlo de nuevo, independientemente de la complejidad del asunto. “Yo siempre les digo que a mi clase se va a aprender, les explico que es fácil, que a mí me emociona el curso y que espero que ellos sientan la misma emoción que yo tengo cuando les enseño”. De esta manera, el profesor Manuel Forero transmite su pasión.

Para el ingeniero Forero, lo más importante para estimular esa pasión, es despertar el interés por la investigación en los jóvenes, desde el nombre de las materias, hasta el desarrollo de las mismas. “Lo que yo hice desde un principio fue cambiar el nombre de la asignatura; se llamaba “procesamiento de imágenes” y le puse “procesamiento digital de imágenes y eso despertó mucho más la atención y atrajo más estudiantes”, afirma el doctor Forero.

Educación

Para él, es de suma importancia reconocer los logros que tienen los estudiantes en cada clase y mantener su motivación. “Como yo sé que inicialmente la parte de la teoría matemática no los motiva, hago que trabajen con sus teléfonos celulares para que tomen fotografías, porque a las personas les encantan las fotos, sacan foto de todo lo que ven. Por este medio les puedo mostrar cómo se puede mejorarlas y desde la parte artística empiezo a meterlos en el mundo maravilloso del tratamiento de imágenes”, cuenta el ingeniero, quien además demuestra a sus alumnos que no son técnicas costosas, sino que para la adquisición de imágenes pueden adaptarse lentes de segunda mano económicos de las cámaras antiguas. “Con los lentes se puede experimentar, se pueden invertir para lograr fotografía macro o abrirlos y modificarlos, o se pueden poner filtros para lograr fotos interesantes”, afirma.

Es así, como el ingeniero Manuel Forero trasmite su pasión y conocimiento a todos los jóvenes que al igual que él, quieren aportar por medio de la ingeniería soluciones y cambios positivos a un mundo que necesita de su sapiencia y deseo permanente de una sociedad mejor.

En su última visita a la Escuela Colombiana de Ingeniería Julio Garavito (Bogotá), el doctor Manuel Guillermo Forero presentó las investigaciones que desarrolló durante su doctorado, en las Universidades Nacional, de Birmingham, Cardiff, Salamanca e Ibagué; investigaciones relacionadas con la reconstrucción de la actividad eléctrica cerebral a través de imágenes de resonancia magnética, trabajo en plantas y reconocimiento de estructuras del cerebro en ratas y moscas.

* Escuela Colombiana de Ingeniería Julio Garavito

María Alejandra Ramos

Comentarios