Publicidad
Publicidad
Negocios
USA al borde del abismo
El 2 de agosto es fecha clave para la economía mundial; es el límite para saber si se sube o no el techo de la deuda de Estados Unidos o si ese país pierde la calificación ‘AAA’.
Julio 23, 2011 - 21:57

Esta posibilidad ha puesto a temblar a todos y el temor por la posibilidad de que la considerada economía más grande del mundo no tenga la capacidad para pagar sus obligaciones financieras se ha propagado en todo el mundo.

 

Esto significaría, para algunos,  que oficialmente Estados Unidos entraría en recesión. Sin embargo, para la mayoría esta posibilidad es sólo un aviso de que hay que tomar medidas urgentes frente al futuro financiero estadounidense, e incluso algunos hablan de una jugada política de los republicanos en su afán por recobrar el poder después de Barack Obama.

 

El monto actual de la deuda es de 14,294 billones de dólares y continúa inflándose al ritmo del déficit presupuestario, que debe alcanzar este año 1,6 billones. En Estados Unidos, el reconocido economista Larry Summers  hizo uno de los símiles más interesantes frente al tema: si caemos en cesación de pago el 2 de agosto, eso se asemejará a lo que sucedió tras la caída de Lehman, pero con asteroides. “Será un apocalipsis financiero”, sentenció el especialista durante una conferencia.

 

Probable, pero poco posible

 

De acuerdo con un informe sobre el tema, elaborado por analistas de la firma Fitch Rating, es casi seguro que se llegará a un acuerdo para subir el techo de la deuda antes del 2 de agosto y que el Gobierno de EE.UU. pagará en forma completa y oportuna todas sus obligaciones financieras.

 

“En el evento poco probable que el techo no se eleve antes del 2 de agosto –la fecha en que, según estimaciones del Ministerio de Hacienda, el Gobierno llegará a su límite en términos de la obtención de financiamiento adicional y a partir de la que no habrá seguridad de que el Gobierno podrá pagar todas sus obligaciones- Fitch colocará la calificación del soberano estadounidense en Observación Negativa”, explica el informe.

 

“Fitch ha comentado anteriormente que un plan creíble de reducción del déficit presupuestario que colocará a las finanzas públicas en un camino sostenible en el mediano a largo plazo será necesario para apoyar el estatus ‘AAA’ del Gobierno federal de los EE.UU.

 

Fitch completará una revisión de la calificación del soberano estadounidense después de la resolución del atolladero actual sobre el techo de la deuda, y tomando en cuenta cualquier acuerdo que se haya alcanzado sobre la reducción del déficit presupuestario hacia un nivel más sostenible. Un acuerdo sobre una estrategia de consolidación fiscal creíble asegurará el estatus ‘AAA’ de EE.UU.; la inhabilidad de alcanzarlo inevitablemente debilitará el perfil crediticio del soberano y podría resultar en la baja de la calificación crediticia del soberano”, puntualizó.

 

Entre tanto, para los analistas de Interbolsa, en el caso hipotético de que los bonos soberanos de Estados Unidos, conocidos como Tesoros (Treasuries en inglés), perdieran su calificación AAA, los impactos para los mercados financieros y para la economía mundial serían altísimos.

 

“Para la economía mundial la mayor percepción de riesgo se vería reflejada en mayores costos de financiación y en una disminución en el consumo (por riesgo y por menor valor de los activos financieros), lo que podría llevar a una recesión global”, explicaron los expertos de esa firma.

 

Agregaron además que “por el lado de los mercados financieros, tanto la renta variable (acciones), como la renta fija (bonos) y los derivados, experimentarían marcados descensos y una mayor volatilidad ante un incremento notable en la aversión al riesgo.

 

Debido a que los Tesoros son considerados como “cero riesgo”, por su alta calidad crediticia y su alta liquidez, componen gran parte de los portafolios institucionales (aseguradoras, fondos de pensiones, bancos, etc.) los que se verían afectados por la caída en los precios de los Tesoros y, por ende, se afectarían los portafolios de todo tipo de inversionistas (ahorradores, retirados, gobiernos, en fin, todos aquellos que tengan activos financieros)”, explicaron. Igualmente, otro efecto importante se presenta sobre los supuestos utilizados para estimar el valor de las acciones, bonos y derivados.

 

Por ser considerados como “activos libres de riesgo” la tasa a la cual se negocian los Tesoros es la base de las teorías y metodologías para la valoración de activos financieros. “De perder los Tesoros esta calidad (libres de riesgo) se haría necesario buscar otro parámetro, la pregunta es cuál(es) activo(s) cumplirían con los requisitos de liquidez, calidad crediticia y ­reconocimiento mundial como colateral”, precisaron.

 

Para Interbolsa, las consecuencias de que Estados Unidos pierda su calificación de AAA ante una eventual cesación de pagos son catastróficas, por lo cual se espera que se llegue a un acuerdo de último minuto entre Demócratas y Republicanos respecto al aumento del límite de deuda en Estados Unidos.

 

“Dependiendo del alcance de este acuerdo se podrá solucionar la situación para el corto o para el largo plazo, ojalá sea este último”, fue lo expuesto por la firma. Para Colombia, las consecuencias podrían verse reflejadas en aspectos trascendentales para el actual gobierno, como el TLC que se negocia con Estados Unidos.

 

De acuerdo con David Aldana, subdirector de Investigaciones Económicas de Ultrabursátiles, si se pierde la nota “AAA” los sectores a los que llegaría el contagio serían la senda comercial, el mercado de capitales y el sistema financiero. “Teniendo en cuenta este panorama, el Tratado de Libre Comercio (TLC) con Colombia pasaría a un segundo plano, afectando las expectativas de crecimiento que tiene el país”, anotó.

Publicada por
BOGOTÁ
Compartir en facebookCompartir en twitterCompartir en my space
Publicidad
Todos los derechos reservados Editorial Aguasclaras S.A. - 2014 - Ibague - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular.
Términos y condiciones