Trastornos neurológicos crecieron más del 30% durante el confinamiento

Crédito: COLPRENSA - EL NUEVO DÍA
Los cambios en la rutina, el aislamiento social y la falta de interacción como consecuencia de las medidas para hacer frente a la pandemia del covid-19 dispararon las afectaciones y problemas neurológicos de los colombianos.
PUBLICIDAD

Según un estudio de la neuróloga clínica y miembro de la Asociación Colombiana de Neurología, Isabel Cristina Restrepo, los trastornos de sueño, la migraña y los síntomas cognitivos asociados a la demencia crecieron más del 30% durante el confinamiento.

El informe de Restrepo, que consultó a 1.000 pacientes neurológicos, encontró que el insomnio creció un 30% y afectó principalmente a niños, adolescentes y mujeres jóvenes. Por su parte, la migraña y los dolores de cabeza crecieron un 50%, con efectos mayores en los adultos a nivel general.

Además, los problemas de memoria, atención y las dificultades afectivas y de comportamiento asociadas a la demencia aumentaron un 50%. Todos estos problemas llevaron a un crecimiento del 35% en las consultas neurológicas en medio de la pandemia.

Restrepo también encontró importantes afectaciones en pacientes con enfermedades neurológicas preexistentes. Por ejemplo, los pacientes diagnosticados con migraña aumentaron su frecuencia de crisis en un 70%, los síntomas de insomnio crecieron un 30 o 40%.

 

“En pacientes con diagnóstico de migraña se observó que entre un 10 y 15% pasaron de un patrón episódico (menos de 14 días al mes de dolor), a uno crónico (más de 15 al mes)”, explicó la neuróloga.

Incluso, más del 50% de los pacientes con migraña afirmaron que aumentaron el consumo de analgésicos, lo que supone un riesgo al representar un sobreuso de los medicamentos y al poner en riesgo la función renal y hepática de los mismos.

Según explicó Restrepo, “los principales detonantes de estos problemas de salud son los cambios drásticos en las rutinas de sueño y alimentación, el sedentarismo, el aumento de la exposición a pantallas, el aislamiento social y la falta de interacción, mayores niveles de estrés y de preocupaciones (asociadas especialmente a temas económicos derivados del desempleo y el miedo a un posible contagio), ver o escuchar constantemente noticias negativas y la presencia permanente de pensamientos negativos asociados con enfermedad y muerte”.

Aunque las consultas de pacientes nuevos han aumentado, los neurólogos están alarmados por la falta de asistencia a los controles de los pacientes con enfermedades previas a la pandemia, pues esto impide cumplir con los tratamientos apropiados y seguir el ritmo de las enfermedades de manera permanente.

“Aproximadamente entre un 60 y 70% de los pacientes no han asistido a los controles o los han aplazado, bien sea por decisión propia o por cancelación de la consulta desde los centros de atención, esto se suma a la dificultad que han tenido para reclamar sus medicamentos”, afirmó la neuróloga.

Se calcula que en Colombia cinco millones de personas sufren de migraña. Además, el 50 o 60% de los colombianos ha presentado algún trastorno del sueño y uno de cada cuatro colombianos padece insomnio crónico.

COLPRENSA

Comentarios