Hurto de hidrocarburos:

Sin duda, el hurto de hidrocarburos resultó ser una de las principales fuentes de  nanciación de las Autodefensas Campesinas del Magdalena Medio, igual o mejor que el mismo negocio del narcotrá co.

Las Autodefensas Campesinas del Magdalena Medio tuvieron un claro objetivo al hurtar hidrocarburos:la consecución de recursos y el fi nanciamiento paramilitar. Por supuesto, el Frente Ómar Isaza (FOI), con José David Velandia, alias ‘Steven’, y otros comandantes de zona implementaron esta actividad ilícita en el norte del Tolima.

Fresno y Mariquita fueron los municipios que durante la presencia paramilitar se convirtieron en corredores y escenarios para el hurto de miles y miles de galones de hidrocarburos. 

Ello, debido a las dos estaciones de Ecopetrol ubicadas en estas zonas del Tolima, entre el poliducto Salgar - Cartago.

Los excomandantes de zona o exjefes fi nancieros del FOI han confesado la manera como operaban y han señalado a trabajadores y directivos de Ecopetrol como colaboradores en este negocio, que para 1993 era el más productivo en el país ydesde 2000, una de las principales fuentes de fi nanciación para los paramilitares de este frente.

Pero, ¿cómo podían los paramilitares hurtar miles de galones por mes? ¿Cómo se conservó por tanto tiempo el ‘cartel de la gasolina’ liderado por uno de los comandantes de zona del FOI? ¿Es cierto que funcionarios de Ecopetrol colaboraroncon los paramilitares en el Tolima?

¿Cómo funcionaba el negocio?

El proceso de hurto de hidrocarburos constaba de tres fases principalmente: la instalación de las válvulas, el transporte y la comercialización.

Los paramilitares buscaban sitios rurales cercanos a las plantas de distribución de gas propano, instalando válvulas ilícitas o chupas de ½, hechas de forma artesanal; ubicaban centros de acopio, casas, fi ncas, tanques, estaciones de servicio y conexionesclandestinas de tubería.

Luego de ello, perforaban de manera manual el tubo principal, con taladro o broca manual o punzón;una vez hecho el trabajo, procedían a hurtar el gas licuado del petróleo, utilizando para tal fi n vehículos tipocisterna.

Luego de ello, el líquido era llevado a la planta de envasado para ser comercializado en pequeñas cantidades, según información recolectada por la Unidad de Justicia y Paz.

Se conoció también que los paramilitares incentivaron a delincuentes comunes para que hurtaran hidrocarburos, claro está que sólo lo podían hacer si pagaban el ‘impuesto’ exigido por las Autodefensas.

Siendo así, el negocio del hurto de hidrocarburos se extendió y sobrepasó los límites no solo del paramilitarismo sino también delincuencial.

De otro lado, luego de que Ecopetrol implementara algunos esquemas de seguridad como la utilización de un marcador para el hidrocarburo, los paramilitares también idearon diversas maneras de camufl ar y “legalizar” lo hurtado.

Falsifi cación de facturas y mezcla de combustible hurtado con productos adquiridos legalmente eran sólo unas de las formas en que se lograba el tráfi co de refi nados. 

Los ‘paras’ incluso consiguieron marcar el material hurtado, aun cuando Ecopetrol creía que éste era utilizado como uso exclusivo de la compañía para marcar sus productos.

‘Cartel de gasolina’ en el Norte del TolimaDeclaraciones de desmovilizados coinciden en que José DavidVelandia Ramírez, alias ‘Steven’, era quien dirigía el contrabando de la gasolina, incluso se dijo que era el encargado de distribuirla a los otros frentes.

Este mismo líquido se vendía también en varias estaciones de gasolina, pero, según las versiones, “donde más vendían era en las bombas de Marquetalia, Caldas”.

Se conoció que cada comandante del FOI tenía una persona encargada del cartel de combustible. 

“(...) El encargado de ‘Napo’ era ‘Óscar’ y el de ‘Memo’, ‘Kike’, ‘Mayimbu’ y ‘La Cebra’.

El de ‘Steven’ era un pelado que le decían ‘El Soldado’.

En cuanto a la comercialización, “el combustible de ‘Napo’ lo administraban en una fi nca entre el Cruce y Honda, allá entraban los taxistas y los carros a comprar esa gasolina (…).

El combustible de ‘Memo’ lo distribuían entre el corregimiento deBolivia, La Soledad y El Higueron”.

Los presuntos nexos: Ecopetrol y FOISegún logró conocer esta redacción, Ecopetrol no tuvo cómo justifi car, en su contabilidad, una partida o el pago de una vacuna en efectivo que exigían las Autodefensas. 

Fue así como en unas declaraciones entregadas por un desmovilizado del FOI, se señaló que a cambio de pagar vacuna les permitieron hurtar hidrocarburos.

“Podíamos sacar gasolina y distribuirla en la misma zona (…) y este era el pago de ellos”, se expuso.

Luego de los reiterados señalamientos como presuntos colaboradores de los paramilitares, la Fiscalía Sexta Especializada de Ibagué abrió investigación en contra de los administradores de las estaciones de Mariquita y Fresno, Raúl Javier Arguello González y Humberto Sanabria, además de Nestor Moyano Acevedo, jefe de control de pérdidas de Ecopetrol.

Estos sujetos fueron acusados en el 2009 por el jefe de fi nanzas del norte del Tolima, Pedro Pablo Hernández Sepulveda, alias ‘Pedro Pum Pum’. 

Allí, el paramilitar manifestó que Ecopetrol “no quiere aceptar que por parte de sus directivos y jefes de estación existieran convenios (con los paramilitares) y se permitieran los robos de gasolina”.

Señaló ‘Pedro Pum Pum’ que “personalmente tuve convenios con estos señores (…) Y con un señor de apellido Sandoval”.

Pese a las graves acusaciones, las investigaciones contra Arguello, Sanabria y Moyano, por el delito de concierto para delinquir agravado, precluyeron y los procesos se archivaron.

De las otras denuncias, nadaAhora bien, en una publicación que en 2009 hizo este mismo medio, un exempleado de Ecopetrol también denunció que los paramilitares tuvieron cómplices dentro de la petrolera para robar gasolina en el Tolima.

“Durante tres años estuvieron recluidos en una cárcel Marcelino Buitrago, Darío Lotero, Héctor Agudelo, Gabriel Ospino y Carlos González, extrabajadores de Ecopetrol que laboraban en 2006 en la estación de bombeo de Ecopetrol ubicada en Mariquita”.

“Detrás de este proceso se vienen ocultando algunas verdades donde hay administradores vinculados, dicho por lo mismos jefes paramilitares que fueron escuchados en audiencia; uno de ellos es ‘Pedro Pum Pum’, ampliamente conocido en esta zona como jefe de fi nanzas de este grupo”, aseguró Buitrago en dicha publicación.

Aunque han sido entregadas denuncias y aparentes pruebas, las investigaciones parecen no avanzar.

REDACCIÓN EL NUEVO DÍA

Comentarios