Por el entramado de corrupción de Odebrecht hay once líneas de investigación

Por el entramado de corrupción de Odebrecht hay once líneas de investigación
La Fiscalía ha tenido que abrir líneas para indagar la relación de la firma Odebrecht, con funcionarios de los gobiernos de Álvaro Uribe Vélez y de Juan Manuel Santos, con congresistas, con contratistas y con funcionarios judiciales.
COLPRENSA - EL NUEVO DÍA
Néstor Humberto Martínez, fiscal General de la Nación.
Foto: COLPRENSA - EL NUEVO DÍA
15 Mar 2017 - 3:01am

El 21 de diciembre de 2016 la Oficina de Asuntos Públicos del Departamento de Justicia de Estados Unidos hizo público que Odebrecht había aceptado su participación en múltiples sobornos a varios gobiernos, especialmente de América Latina.

Las directivas de la multinacional brasileña acordaron con la justicia de Estados Unidos pagar una suma cercana a los 3,5 millones de dólares, para resolver su disputa. Ese día las autoridades norteamericanas dieron a conocer que en Colombia la constructora habría pagado 11 millones de dólares para conseguir contratos de infraestructura entre los años 2009 y 2014. De ese monto, sin embargo, el fiscal general de la Nación, Néstor Humberto Martínez, dijo que podría haber sido mayor.

La primera hipótesis señalaba que Odebrecht había pagado 6,5 millones de dólares para obtener la licitación del Tramo II de la Ruta del Sol, y 4,6 millones de dólares para conseguir el otrosí para la adjudicación de la vía Ocaña-Gamarra. La Fiscalía ha establecido que en el país se habrían presentado más casos de corrupción relacionados con la polémica firma.

Para develar el entramado de pago de coimas realizadas a través de la Oficina de Asuntos Estructurales de Odebrecht, el ente investigador ha tenido que abrir once líneas de investigación, en las que indaga sobre la participación de funcionarios de los gobiernos de Álvaro Uribe Vélez y de Juan Manuel Santos, de congresistas, de contratistas y de funcionarios judiciales.

Pese a que solo han sido judicializadas cuatro personas por este caso, en total se han mencionado a 34 presuntos involucrados, o personas que habrían conocido de las irregularidades, según reveló oficialmente la Fiscalía.

El tramo II de la Ruta del Sol

Según la Fiscalía, el exviceministro de Transporte, Gabriel García Morales, recibió 6,5 millones de dólares de Odebrecht, para obtener el contrato de obra del Tramo II de la Ruta del Sol, firmado con el Inco en 2009.

Para esconder el dinero, García contactó a los hermanos Enrique José Ghisays Manzur y Eduardo Ghisays Manzur, quienes crearon una sociedad en Panamá (Lurion Trading Inc.), en la que se depositó el dinero del soborno, a través de una cuenta abierta en Andorra.

Lurion Trading compró acciones de la empresa Pacific Infrastructure, a través de transacciones realizadas desde Estados Unidos. Igualmente, con el dinero proveniente de los sobornos de Odebrecht, los hermanos Ghisays invirtieron en la firma Oil & Gas Logistic Inc., domiciliada en Panamá.

Por este caso fueron enviados a la cárcel el exviceministro García, y el empresario cartagenero Enrique José Ghisays Manzur. La Fiscalía le imputará cargos a Eduardo Ghisays Manzur.

También fue escuchado en interrogatorio el pasado 30 de enero el expresidente de Corficolombiana José Elías Melo. Es indagado porque la firma Episol S.A.S. -en poder de Corficolombiana- tiene el 33% de las acciones de la Concesionaria Ruta del Sol, sociedad a cargo del proyecto de infraestructura, en el cual también tienen acciones Odebrecht y CSS Constructores.

El 23 de febrero rindió interrogatorio otro exviceministro de Transporte: Juan Ricardo Noero, quien también funge como presidente de Pacific Infrastructure.

Por este caso, la Fiscalía también compulsó copias a la Corte Suprema de Justicia para que investigue al exsenador Plinio Olano (hoy director de la Federación de Departamentos), por presuntamente haber contribuido a que Odebrecht obtuviera el contrato de infraestructura.

Asistirán a interrogatorio en los próximos días el exministro de Transporte, Miguel Peñaloza, el exconsejero presidencial Mateo Retrepo, el exdirector del Invías, Daniel García Arizabaleta y Eduardo Zambrano (de quien no se sabe con claridad su vinculación con el escándalo.

También deberán declarar los empresarios Menzel Amín Avendaño, Marco Gianpaoli Scattolini, Alfonso Pereira del Rio y Rafael Nieto Loaiza, quienes se suman al ya entrevistado Juan Manuel Barraza.

La vía Ocaña-Gamarra

De acuerdo con la teoría de la Fiscalía, Odebrecht le pagó 4,6 millones de dólares al exsenador Otto Bula Bula, para que hiciera ‘lobby’ en el Senado de la República, aprovechando sus amistades, para obtener la adjudicación de la vía Ocaña-Gamarra, mediante un otrosí.

Según confesó el expresidente de Odebrecht en Colombia Eleuberto Martorelli, a través de exsenador Bula la firma brasileña buscó que el Congreso “presionara” al ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, y al director de la ANI, Luis Fernando Andrade, para que Odebrecht lograra la adjudicación de varias obras, logrando finalmente el mencionado contrato.

Por este caso fue enviado a la cárcel el exsenador Bula y la Fiscalía compulsó copias a la Corte Suprema de Justicia para que investigue al senador Bernardo ‘Ñoño’ Elías, quien ha reconocido ser amigo personal de Bula, no obstante ha negado cualquier vínculo con Odebrecht.

También asistió a entrevista, y luego a interrogatorio, el director de la ANI, Luis Fernando Andrade, quien dijo que cinco congresistas de la Costa Caribe y de Norte de Santander estaban “muy interesados” en la construcción de la vía. También fue interrogado el asistente personal de Andrade, Juan Sebastián Correa.

En este mismo caso la Fiscalía investiga si las exministras Gina Parody y Cecilia Álvarez Correa incurrieron en alguna irregularidad, dado que según se ha denunciado, la familia Parody se beneficiaría con la construcción de la vía.

Sobre los nexos con Bula, la Fiscalía también indaga a cinco funcionarios de la propia entidad investigadora, que presuntamente habrían favorecido al detenido exsenador, en procesos que cursaban por una millonaria extinción de dominio a sus bienes.

Tunjuelo - Canoas 

El pasado 22 de febrero las fiscalías de Colombia y Ecuador suscribieron un convenio de investigación, con el fin de indagar las irregularidades que involucran a los dos países con el caso de Odebrecht, específicamente el contrato del río Magdalena, adjudicado a la empresa Navelena, vinculada a Odebrecht.

La Fiscalía de Colombia investiga la suscripción del convenio hecho entre la Corporación Autónoma Regional del Magdalena (Cormagdalena), con la firma brasileña en el proyecto Navelena, una sociedad constituida en 2014.

Por su parte, el ente investigador de Ecuador busca establecer si la firma Acciona, de ese país, también interesada en el contrato del Río Magdalena, concertó con Odebrecht para retirarse de la licitación, de manera que Navelena S.A.S. obtuviera el convenio, a cambio de esta última se apartara de la adjudicación de una obra del Metro de Quito.

En esta investigación deberá declarar en la Fiscalía el director del Fondo de Adaptación, Iván Mustafá.

Igualmente, la Fiscalía investiga qué acciones realizó la junta del Banco Agrario para otorgar un crédito de 120 mil millones al consorcio Navelena, cuando estaba en proceso de disolución por parte de la Superintendencia de Sociedades.

El próximo 15 de marzo el ente investigador le imputará cargos al exvicepresidente comercial, y ahora gerente de banca de inversión del Banco Agrario, Alejandro Jiménez, por las presuntas irregularidades que se presentaron en el préstamo a Navelena. 

Las campalas de Santos 2010 Y 2014

Sobre presuntas irregularidades en la campaña de Juan Manuel Santos, la Fiscalía investiga tres hechos: el primero la supuesta entrega de un millón de dólares de parte del senador Otto Bula al empresario Andrés Giraldo, amigo personal del exgerente de la campaña ‘Santos Presidente 2014’, Roberto Prieto; la segunda, sobre un posible “acercamiento” de la empresa Odebrecht a través de una encuesta realizada por la firma Sancho BBDO; y la última, por el pago de parte de la publicidad de la primera campaña de Juan Manuel Santos en 2010.

En el primer caso, la Fiscalía escuchó en interrogatorio al empresario Andrés Giraldo, quien negó haber recibido el dinero de Otto Bula, y será escuchado en los próximos días Prieto. El presidente Santos ha negado que dicho dinero haya entrado a su campaña de reelección.

También se investiga si Odebrecht buscó acercarse a la campaña del presidente Juan Manuel Santos, por medio de una encuesta sobre el ambiente electoral de 2014, realizada por la empresa Sancho BBDO, en la que se mediría la intención de voto de los candidatos, tanto a la Presidencia como a la Vicepresidencia de Colombia, en diferentes regiones del país.

Igualmente, la Fiscalía investiga el supuesto pago hecho por la firma Odebrecht a la empresa Impressa Group, para el suministro de afiches para la campaña del presidente Juan Manuel Santos, en su primera aspiración a la Casa de Nariño, en 2010. La próxima semana los representantes de la firma: Félix Otto Rodríguez y María Fernanda Valencia, asistirán al ente investigador para explicar la procedencia de un giro de 400 mil dólares por parte de la multinacional.

La campaña de Óscar Iván Zuluaga

Según dijo el fiscal general, Néstor Humberto Martínez, la entidad pudo establecer que Odebrecht le pagó 1,6 millones de dólares al publicista ‘Duda’ Mendonça, para que prestara sus servicios a la campaña del candidato del Centro Democrático, Óscar Iván Zuluaga.

El ente investigador documentó que Odebrecht arregló en 2014 una reunión entre directivos de la campaña de Zuluaga y Mendonça, la cual fue realizada en Sao Paulo (Brasil), y contó con la presencia del director de comunicaciones de Odebrecht en América Latina, Marcio Polidoro.

Navelena y el Metro de Quito

Se trata de un convenio por 244.000 millones de pesos para construir un túnel de alcantarillado entre Tunjuelo y Canoas, en el sur de Bogotá, por el cual la firma Odebrecht habría pagado una millonaria coima para obtener el contrato directamente.

Según el ente investigador, el contratista Andrés Cardona habría buscado, por instrucción del excongresista Iván Moreno, a una firma que construyera esa obra, pero que pagara una coima para ganar la licitación.

Tras la adjudicación Cardona les habría entregado mil millones de pesos al exalcalde de Bogotá Samuel Moreno y a su hermano, el exsenador Iván Moreno, en varios pagos realizados entre 2009 y 2013.

Por este caso, Cardona fue enviado a la cárcel y la Fiscalía indaga la participación de Emilio Tapia y de los hermanos Moreno Rojas, los tres condenados por su participación en el ‘Carrusel de la Contratación.

Las líneas de investigación son las siguientes:

- Un folio denominado ‘Investigación Original’.

- El contrato Ruta del Sol sector II.

- El contrato de la vía Ocaña-Gamarra.

- La denuncia contra las exministras Gina Parody y Cecilia Álvarez.

- La contratación del túnel Tunjuelo-Canoas.

- El préstamo del Banco Agrario a Navelena.

- El contrato para la recuperación del Río Magdalena.

- La financiación a la campaña de Óscar Iván Zuluaga.

- La posible llegada de dinero a las campañas de Juan Manuel Santos en 2010 y 2014.

- Las presiones a la ANI por parte del senador Bernardo ‘Ñoño’ Elías.

- El presunto favorecimiento de funcionarios judiciales a los investigados.

Publicada por
BOGOTÁ, COLPRENSA
Etiquetas: