“Los ovnis sí son una realidad”, Esteban Cruz

Esteban Cruz, antropólogo, escritor e investigador colombiano habló sobre las investigaciones sobre ovnis alrededor del mundo, su importancia y la diferencia entre lo paranormal y lo inexplicable.

Desde mediados del siglo XX, el fenómeno Ovni ha obsesionado a la humanidad. Miles de avistamientos se han documentado, pero solo algunos pocos han logrado la atención del público y de la comunidad científica por igual, al no poder establecer una explicación o un origen conocido para los objetos.

Esteban Cruz Niño, escritor, antropólogo, historiador e investigador es uno de los colombianos que más se ha interesado en el tema y en su último libro “Expedientes X Colombia”, recoge los misterios y casos inexplicables más extraordinarios en Colombia, entre ellos, documentos desclasificados del gobierno de Estados Unidos, nunca antes publicados, sobre ovnis y experimentos de la CIA en territorio colombiano.

Tras el reciente estreno de la serie Proyecto Libro Azul, de History Channel, basada en las investigaciones reales sobre los objetos voladores no identificados (Ovnis) que llevó a cabo Estados Unidos entre 1952 y 1969, Esteban charló con este medio sobre lo qué significan esas investigaciones, la importancia de conocer la verdad y los casos alrededor del mundo.

¿En qué consistió el Proyecto Libro Azul?

“El proyecto Libro Azul sucedió en realidad. Fue un programa del gobierno de los Estados Unidos a mitad de siglo XX durante la Guerra Fría. Empezaron a suceder supuestos avistamientos de ovnis, entonces el gobierno reunió militares, académicos, científicos y elaboraron un protocolo de investigación para ver si esos avistamientos eran reales o no. Duró más de 10 años, la mayoría de casos resultaron ser falsos o con explicación, pero dentro de ese montón hay un 4% que nunca tuvo explicación. Han sido increíblemente inexplicables, fuertes. Después de eso, ellos siguen investigando, destinan bastante dinero para eso.”

¿Por qué es importante que existan ese tipo de proyectos?

“Cuando un gobierno o una potencia mundial destina plata de su presupuesto a investigar un fenómeno que para muchos es una mentira, le está dando validez y está generando un impacto social que transforma la imaginación popular. Simbólicamente podemos decir que los ovnis tienen un peso grande en la cultura, entonces hay una preocupación de saber qué está pasando.”

¿Solo Estados Unidos tiene este tipo de investigaciones?

“Hoy en día hay muchos más proyectos. Algunos son públicos, otros privados. Inglaterra tiene su propio programa, España también, incluso Brasil, entonces ya no es algo extraño que se investigue. Lo interesante es que quien más ha indagado y sigue indagando es Estados Unidos, la potencia, y cuando hablamos de eso, hablamos de más dinero, los mejores científicos y mejores militares y, claro, tiene más peso.”

¿También tiene que ver que se presentan más casos allá o no?

“No, hay casos en todo el mundo, desde África hasta la Antártida. En Colombia, por ejemplo, hay casos que se investigaron en el Proyecto Libro Azul. En Expedientes X Colombia, yo menciono tres casos que son investigados por la Fuerza Aérea de Estados Unidos y no por las colombianas. Y sí, en todo el planeta hay casos, pero hay zonas geográficas donde la gente asegura que se ven más, aunque yo pienso que lo que se crea es como un mito, una leyenda, más una tradición cultural que realidad. Hay sitios famosos por avistamientos, que es como se nombra cuando alguien ve un ovni. Por ejemplo en el desierto de Huayca, en el desierto de la Tatacoa, en Capilla del Monte en Argentina, en el área 51, pero realmente, yo creo que eso ya es una construcción cultural.”

¿Se ha avanzado en la investigación de los ovnis?

“Sí claro, no seguimos en las mismas, ya no son los años 60 donde se especulaba más y los charlatanes armaban sectas y se aprovechaban de los demás. Hoy en día tenemos cosas que no teníamos hace 50 años, videos de muy buena calidad, donde se ve muy bien lo que está pasando, los mismos gobiernos han publicado información que no se tenía antes, como por ejemplo la grabación de voz de la caja negra de un avión militar en el momento en que ocurre un avistamiento y realmente es increíble. Hace dos años el Pentágono reconoció que existen los ovnis y hoy en día no hay discusión sobre eso. Sí hay objetos voladores no identificados, lo que hay que saber es qué es, pueden ser cosas de la naturaleza, un rayo, o pueden ser cosas que ni siquiera entendemos. Con la nueva tecnología tenemos más evidencias, pero también un montón de fraudes”.

Precisamente, gracias a ese avance tecnológico, ¿no debería haber más luces sobre qué son?

“Los datos dicen que son una realidad, la discusión hoy no es si existen o no, sino qué son, porque podrían ser un drone de alta tecnología de los mismos gobiernos potencias o aviones espías, o puede haber mil explicaciones. Yo creo que tal vez sí existe nueva información más elaborada de lo que pueden ser muchos de esos casos, pero creo que ni siquiera los que lo investigan tienen la verdad, porque si la tuvieran estoy casi seguro que se terminaría filtrando tarde o temprano. Lo que realmente hay es un desconocimiento”.

¿Aún hay mucha charlatanería alrededor del tema?

“El error más grande que puede cometer una persona a la que le guste el tema o divulgue esos temas es que diga que son alienígenas que vienen a salvar el mundo, eso es una charlatanería, una forma de estafar a la gente. Eso de que me contactaron, me llevaron y me volvieron a traer, no es cierto”.

¿En Colombia se investigan los casos que suceden?

“Nada oficial, hay casos increíbles, pero no se ha investigado seriamente. Nosotros tenemos muchos problemas y no hay el dinero para invertir en eso. No tenemos tampoco protocolos ni nada. Si alguien presencia un avistamiento lo que tiene que hacer es conseguir la mayoría de pruebas que sustenten lo que está viendo. Yo creo que es una decisión personal, hay muchos que han visto cosas increíbles y se lo guardan por miedo a que les digan locos, pero si alguien quisiera mostrarlo debería tomar todas las fotos que pueda”.

¿Por qué es tan importante conocer qué son?

“No hay nada más importante para la humanidad que responder las grandes preguntas que nos embargan a todos. ¿Qué pasaría con las religiones?, ¿qué pasaría con EE.UU., que tienen el ejército más importante, si hay cosas que no pueden controlar ni con sus mejores armas? En el momento en que se formule una respuesta al fenómeno van a haber cambios sociales muy grandes, sea que los objetos sean de otro mundo o de nuestro mundo, sean espías o armas avanzadas, habrá una respuesta de otros países, una respuesta de la misma sociedad, va a ser muy interesante, pero también peligroso”.

¿Hay cosas paranormales?

“Decir que existe el mundo paranormal viola la leyes de la física y la química y eso no lo puedo decir yo. Ahí se habla desde creencias, no de realidades. Pero sí hay casos inexplicables documentados, sucesos y acontecimientos que están en el límite de lo posible y lo imposible, pero que son inexplicables. Como los documentos que dicen que había un monstruo en la Laguna de Tota o que en Bogotá apareció un cadáver de una niña en un baúl rojo escarlata lleno de polvo con carta muy extraña, ¿quién la mató?, ¿quién es la niña que está ahí? Eso es inexplicable, pero no es paranormal”.

 

Serie sobre el proyecto Libro Azul

History Channel estrenó el pasado 9 de agosto la serie ‘Proyecto Libro Azul’, que se basa en las investigaciones ultrasecretas sobre los objetos voladores no identificados (Ovnis) y los fenómenos relacionados, realizados por la Fuerza Aérea de los Estados Unidos entre 1952 a 1969.

La producción está enfocada en la vida de J. Allen Hynek, un científico que llega a formar parte de un equipo secreto dedicado a estudiar el fenómeno de los ovnis, cuya labor es recopilar información de algunos casos.

La serie, que consta de 10 episodios, rompió récords de audiencia en Estados Unidos con un promedio de 3,4 millones de espectadores.

En la vida real, el Proyecto Libro Azul investigó 12.618 avistamientos de ovnis en un período de dos décadas. Aunque en muchos casos las fuentes son creíbles, como almirantes de la armada, pilotos civiles y militares que reportaron haber visto ovnis, la mayoría de los casos investigados están resueltos al atribuirse a globos meteorológicos, gases de pantanos, o eventos meteorológicos de todo tipo.

No obstante, más de 700 casos no han sido explicados por los investigadores.

IRINA YUSSEFF MUJICA

Comentarios