Comerciantes de Gualanday preocupados por apertura del viaducto

TOMADA DE INTERNET - EL NUEVO DÍA
Piden ser reubicados en las nuevas calzadas para seguir ejerciendo su comercio.
PUBLICIDAD

Luego de que el presidente Iván Duque, en compañía de la ministra de Transporte, Ángela María Orozco, y el presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), Manuel Felipe Gutiérrez, inaugurara el nuevo viaducto y la segunda calzada de 6,8 kilómetros en la variante de Gualanday, en el municipio de Coello, aún no hay una respuesta clara sobre lo que sucederá con los comerciantes de la zona.

Los habitantes del corregimiento de Gualanday, que tiene una población de más o menos dos mil personas, se han mostrado preocupados por las afectaciones que podría tener para ellos que los conductores ya no tengan que bajar hasta el casco urbano del corregimiento.

“Necesitamos ser reubicados, de una manera digna, en las nuevas calzadas y seguir ejerciendo el comercio, donde generamos ingresos diarios para sacar adelante nuestras familias”, aseguran los comerciantes.

Por otro lado, en diferentes ocasiones los habitantes del sector han realizado protestas a la espera que la reubicación que les han prometido y del inicio de programas de generación de empleo que mitigue la situación en la que quedarían. En la zona hay más de 30 familias que se dedican al comercio.

También han afirmado que la construcción de la obra provocó daños en las viviendas, en la institución educativa y en el sistema de acueducto.

Ismael Quintero, presidente de la asociación de comerciantes de la zona, ha afirmado en diferentes ocasiones que las pérdidas por estas obras superan los dos mil millones de pesos.

“Nosotros los comerciantes no nos oponemos al desarrollo del país, solo queremos que nos incluyan. Queremos que el presidente nos escuche, y nosotros escucharlo a él”, finalizaron los comerciantes.

Los encargados de realizar la obra reconocen que existe un problema con los comerciantes, para lo cual han adelantado ciertas acciones.

“Nosotros nunca hemos negado la problemática de qué le puede pasar al comercio que estaba asentado en la vía nacional. Nosotros nos comprometimos a realizar una bahía, que ya hicimos y una entrada en asfalto. Lo que acordamos es que la ANI va a presentar unos diseños para que esa zona comercial se pueda construir”, dijo el ingeniero Ezequiel Romero, gerente General de la Concesionaria San Rafael, que realizó la obra.

Incluso, el presidente Duque recordó que hace años “la parada por Gualanday era paso obligatorio”. Así mismo, reconoció que “muchas familias manifestaban preocupación de cómo iban a poder adaptar sus negocios”.

En este sentido, agradeció a la ANI y a los concesionarios “que, entendiendo ese clamor, van a habilitar bahías para que no se afecte la economía del municipio y de las familias”.

Sergio Guzmán, quien se dedica a cultivar mango tipo exportación en el sector, dijo que se sentía agradecido con la ayuda que había recibido del Gobierno nacional.

“Gracias a Dios nos han colaborado con un carril de desaceleración, una bahía de parqueo y las comodidades para que los viajeros puedan parquear. Nuestros negocios quedan fijos para que los conductores puedan llegar acá con total comodidad”, dijo.

“Con esta vía nos cambia la vida a muchas personas de la región. Habrá más trabajo, más turismo y más llegada de todo tipo de personas. Yo pienso que la base fundamental de nuestra economía como comerciantes será esta vía”, sostuvo Sergio Guzmán.

Aunque el bajar a Gualanday es opcional para los conductores, lo más probable, dicen los comerciantes, es que el número de visitantes baje.

El mismo día en que el presidente Duque inauguraba el viaducto, el gobernador Orozco ponía la primera piedra del puente La Garrucha, el cual conectará a Gualanday y Payandé.

“Hoy no es un día triste porque arranca el viaducto. Es un día alegre porque nos llevaremos todo el compromiso de devolverle la productividad y el emprendimiento a Gualanday y este puente nos va a hacer mirar íntegramente al corregimiento.

“No los vamos a abandonar, tenemos acciones claras y concretas para que el turismo y el comercio sigan vigentes”, aseguró Orozco.

Por el momento, los habitantes de Gualanday siguen a la espera de una reubicación plena de sus negocios.

 

Frase

“No los vamos a abandonar, tenemos acciones claras y concretas para que el turismo y el comercio sigan vigentes”, Ricardo Orozco, gobernador del Tolima.

 

Frase

“Necesitamos ser reubicados de una manera digna en las nuevas calzadas y seguir ejerciendo el comercio, donde generamos ingresos diarios para sacar adelante nuestras familias”, Comerciantes de la zona de Gualanday.

EL NUEVO DÍA

Comentarios