Expertos espantan el ‘fantasma’ del desabastecimiento de gas natural

Crédito: Colprensa / EL NUEVO DÍA El país tiene un potencial entre 4 y 24 teras en Yacimientos No Convencionales (YNC) en el Valle Medio del Magdalena, Cesar y Catatumbo.
La Contraloría dio a conocer un informe en el cual señala que a Colombia le falta un año para perder su autosuficiencia en la generación de gas natural.
PUBLICIDAD

El organismo de control indicó que el país carece de un infraestructura lo suficientemente fuerte y adecuada que cubra las actuales necesidades de consumo y producción.

Según la Contraloría, esto se agrava por el retraso de la entrada en funcionamiento de la Regasificadora del Pacífico, cuya puesta en marcha se calculaba para el 2021, pero deberá esperar al menos hasta el 2024. La situación de desabastecimiento debería hacerse visible, según el organismo de control, a partir de 2022.

Una de las conclusiones a las que llegó la Contraloría tiene que ver con que cada vez hay un mayor volumen de demanda por parte de diferentes sectores, necesidad que no podrá ser cubierta debido a lo planteado por el ente de control.

“Los sectores industriales, petrolero y vehicular tienen un crecimiento moderado dentro de los rangos históricos, pero el caso del sector vehicular es preocupante toda vez que la aspiración de acompañar a los sistemas masivos de transporte de las grandes ciudades con gas natural no contaría con el suministro necesario”, indica.

Pese al escenario negativo mostrado por el informe, la Asociación Colombiana de Gas Natural, Naturgas, asegura que el país cuenta con reservas suficientes para el corto y el mediano plazo.

“Estamos seguros que el gas nacional va a seguir jugando un papel muy importante en el mercado en los próximos años, porque hay perspectiva y fuentes que con toda seguridad van a entrar antes de 2024 y que nos van a ayudar a mover esa fecha hacia adelante”, explicó a Colprensa el presidente de Naturgas, Orlando Cabrales Segovia.

Añadió que, en busca de soluciones para asegurar la autosuficiencia en la generación de gas en el país “el off shore ha tenido una reactivación importante; este año vamos a tener un par de pozos costa afuera. Está también la hoja de ruta para yacimientos no convencionales para las pruebas piloto”.
Según Naturgas, Colombia ha tenido en los últimos años un significativo proceso de reactivación de hidrocarburos, lo que ha permitido que “el 20% de la producción provenga de descubrimientos hechos en los últimos años costa dentro en el Caribe.

De acuerdo con la entidad, es necesario tener en cuenta las reservas probadas y probables que, según indican, no quedaron en las cuentas de la Contraloría.

“Colombia tiene un potencial entre 4 y 24 teras en yacimientos no convencionales en el Valle Medio del Magdalena, Cesar y Catatumbo. El desarrollo de proyectos en el mar sigue avanzando con la firma de contratos para aprovechar el potencial entre 7 y 30 teras en el mar Caribe”, indica la asociación.

Cabrales afirmó que es necesario reconocer que, aunque hay más clientes provenientes del sector residencial, el volumen de la demanda es mucho mayor en el industrial debido a las necesidades productivas y de consumo.

“El sector industrial es un consumidor muy importante de gas. De hecho, el 25% de la demanda de gas en el país es del sector industrial. Desde el punto de vista del volumen, el sector industrial es mucho más representativo que el residencial”, explicó.

Por parte del Gobierno nacional, no hay aún respuesta oficial acerca de si es acertado el plazo planteado por la Contraloría. El Ministerio de Minas y Energía afirmó que está trabajando en una etapa de comentarios al informe para establecer qué acciones tomar frente a lo que expuso esta semana el ente de control.

“La Contraloría dice que vamos a tener que importar gas de una manera más acelerada. Es importante tener en cuenta que las proyecciones están sujetas a la observación del comportamiento de los consumos, las dinámicas, las producciones y los mercados. Hay que puntualizar si esa importación de gas se requiere para consumo residencial, de industria o de generación térmica”, indicó la ministra María Fernanda Suárez.

La jefe de la cartera energética añadió que “estamos muy pendientes de cómo trabajar para que esa autosuficiencia energética que Colombia ha tenido siga manteniéndose por medio de la búsqueda de gas y petróleo que permitan mantener esa condición. En los pronósticos de la Upme, el plan de abastecimiento de gas está en comentarios. Por eso el informe de la Contraloría llega en un momento muy oportuno”.

Aún son necesarios

El posible desabastecimiento, tanto de gas natural como de petróleo, ha sido uno de los principales argumentos del gobierno para evaluar la posibilidad de que se haga fracking en el país. Justo esta semana, se conoció el decreto que establece las condiciones para la realización de pruebas piloto de investigación de yacimientos no convencionales.

“Aunque aceleremos la transición energética, el gas y los combustibles líquidos son todavía necesarios para la vida humana y para la vida de los colombianos. Parte de lo interesante expuesto en la mesa de transición es que se han planteado soluciones deseables para el cambio climático”, ha dicho la ministra.

Finalmente, Suárez afirmó que, por parte del gobierno, “lo primero que debe pasar es que salga en firme el plan de abastecimiento de gas. De ahí salen los pliegos de la planta de regasificación para hacer la licitación que, según estimamos, se lleve a cabo en el segundo semestre de 2020”.

Con este panorama, parece no haber demasiada incertidumbre frente a la autosuficiencia de gas por parte de las autoridades e instituciones competentes. Queda faltando el resultado de la “fase de evaluación” en que se encuentran la Upme y el Ministerio de Minas y Energía frente a lo presentado la semana anterior por la Contraloría.

BOGOTÁ, COLPRENSA

Comentarios