Las divisiones que existen al interior de Alianza Verde

Crédito: Colprensa / EL NUEVO DÍAAntanas Mockus.
Pese a que todos sostienen que siguen perteneciendo al Partido Verde, los choques internos son cada vez más grandes.
PUBLICIDAD

Desde el inicio de este año, cuando la campaña presidencial se calentó y los precandidatos comenzaron a mostrar sus aspiraciones, el Partido Verde se fracturó en dos grupos: uno que va con el excandidato presidencial Sergio Fajardo y otro que apoya a Gustavo Petro.

De hecho, una declaración de Antanas Mockus en los últimos días, de que no se puede excluir a Petro de una posible consulta, destapó viejas riñas y generó un enfrentamiento.

Mockus, que es uno de los pilares del partido, enfrentó al grupo de la senadora Angélica Lozano con el liderado por Inti Asprilla, que no es menor cosa, pues pone en disputa a las dos principales tendencias dentro de la colectividad.

El sector liderado por Asprilla y un grupo de ediles de Bogotá, apoya a Petro y sostiene que son las bases del partido las que están con él, por lo que la colectividad debería apoyarlo en pleno como candidato presidencial, aglutinando al centro y a la izquierda.

PETRO Y FAJARDO

La otra corriente, conformada en su mayoría por los senadores y representantes verdes, insiste en que unirse con Gustavo Petro afectaría la imagen del partido uniéndose a la polarización reinante.

De hecho, los representantes a la Cámara Inti Asprilla y León Fredy Muñoz enviaron una carta a las directivas del partido, en cabeza de Antonio Navarro Wolff y Carlos Ramón González, pidiéndoles aclarar cuáles son las garantías que tienen las bases ciudadanas del partido para elegir a un candidato a la presidencia para 2022.

“Todas las decisiones que se tomen con miras a las elecciones presidenciales deben brindar garantías de participación. Por tal motivo, solicitamos se nos aclaren las garantías que se darán conforme a estos postulados en el anunciado retiro que se llevará a cabo en la ciudad de Fusagasugá”, indican. 

Sin embargo, el encuentro se canceló. Mientras unos dicen que fue por falta de agenda, otros aseguran que las tensiones son muy grandes. Una fuente al interior del partido le reveló a Colprensa que “hemos tenido ganas de repetir el encuentro, pero eso es un problema”.

Según explicó la fuente, “lo que pasa es que todos tenemos una agenda muy complicada en estos meses que no hay sesiones nuestro objetivo es visitar la región y quienes están por fuera no tienen tiempo de moverse a dos horas de Bogotá durante varios días descuidando el trabajo real”.

Lo que sí se sabe es que el encuentro se tiene que dar y que va a tener lugar próximamente. Es obvio, además, que el aspecto que se tratará será el tema Petro.

“En el verde siempre hemos tenido una tensión entre la gente que está más a la izquierda y aquellos que son de centro, una tensión normal en un partido que está en crecimiento, si fuéramos un partido que estuviera mal nadie pelearía, pero como debemos mantener el crecimiento que hemos tenido hay tensiones. 

Para mí el tema no es Petro o no Petro, para mí la discusión es cuál es el problema real en Colombia. Muchos de nosotros creemos que Uribe es parte del problema y para otros es solo derrotar a Uribe. Nos toca derrotar a los extremos de este país que es lo difícil”, dijo la fuente.

Así mismo, indicó: “no creo que el Verde esté amenazado, que se vaya a desintegrar, porque así nació el partido adhiriendo diferentes facciones. Además, nadie se va a ir a ser cola de ratón cuando en este partido tienen una preponderancia mayor”, dijo otra persona.

 

Suma electoral

El tema de los verdes sigue llamando la atención pues, siendo una colectividad alternativa, tienen diez representantes a la Cámara y nueve Senadores, han presentado un incremento grande; y en la anterior campaña presidencial, junto a Compromiso Ciudadano y el Polo Democrático, lograron una votación de 4.600.000.

El mismo Gustavo Petro se pronunció frente al tema. Según el senador, “hemos convocado a todas las fuerzas democráticas del país sin excepción, a escoger en consulta popular el candidato a la presidencia de la República. La segunda votación será la fórmula vicepresidencial, y todos y todas sus copartícipes actuarán en un gobierno pluralista. El gran Pacto Histórico será la forma de gobernar, buscando el mayor de los consensos para la mayor de las reformas, que permitan vivir en paz y desatar las fuerzas productivas del país. Las que permitan la justicia”.

Incluso, aseguró que “la lista del pacto histórico al Congreso de la República será una lista con mayoría femenina, representará la diversidad nacional, étnica, cultural y regional, y será abierta con voto preferente. Invito a la ciudadanía que quiera votar por mi, a votar por la lista del Cambio”.

En algunos sectores del partido, sin embargo, aseguran que lo propuesto por Petro es una imposición que sólo puede aplicarse para la coalición de izquierda, lo que suma elemento a la reticencia que existe a sumarse con el líder de izquierda para la próxima campaña presidencial.

 

¿Una posible escisión?

Para Carlos Arias, analista docente de la maestría en Comunicación Política de la Universidad Externado, “sin lugar a dudas el partido se va a escindir, no es un tema netamente ideológico es un tema de intereses políticos. Gustavo Petro es uno de los políticos más inteligentes, gústenos o no, del panorama colombiano, no en vano ha logrado arrastrar a fenómenos políticos como Armando Benedetti y Roy Barreras”.

Agregó que “en ese contexto me parece que claramente los Verdes van a tener un cisma que va a comenzar con Inti Asprilla y va a ser en doble vía, me refiero a que Ángela Robledo va a jalonar a otro sector dentro del petrismo. Ahora lo que deben entender, tanto petristas como miembros del Partido Verde, es que ninguno puede ganar por sí mismo. Si dan la pelea por separado no logran nada”.

Mauricio Jaramillo, profesor de la Facultad de Estudios Internacionales, Políticos y Urbanos de la Universidad del Rosario, sostiene que “no hablaría de rompimiento, hablaría de reacomodación de fuerzas en la medida en que el Partido Verde se ha vuelto más visible y más viable, sus retos van a ser cada vez mayores. Eso en elecciones es normal, esto no se puede leer como un cisma, está muy temprano para ello, pero se están reacomodando un poco para ver con qué variable política les puede ir mejor frente a las elecciones legislativas y presidenciales”.

BOGOTÁ, COLPRENSA

Comentarios