En el mes del glaucoma entérese cuándo debe consultar a un especialista

Crédito: Fotos: Suministradas / EL NUEVO DÍALa doctora María Fernanda Pérez es coordinadora del servicio de Glaucoma de Nazar Grupo Oftalmológico en Ibagué.
Cada marzo las asociaciones de oftalmólogos a nivel mundial se preocupan por concientizar a las personas sobre los riesgos de esta enfermedad, por esta razón la doctora ibaguereña María Fernanda Pérez, contó en qué consiste y cuáles son los principales factores de riesgo.
PUBLICIDAD

Con el fin de que las personas se preocupen por su salud visual y no reduzcan esta solamente a la visita con el optómetra, el Grupo de Trabajo Glaucoma Colombia, al que pertenece la doctora María Fernanda Pérez, se une cada año a este evento mundial.

La especialista que es coordinadora del servicio de Glaucoma de Nazar Grupo Oftalmológico de Ibagué, mencionó que esta es una afección que pasa desapercibida, generalmente los pacientes se interesan en consultar cuando han perdido parte de la visión.

“Hay que saber que es una enfermedad completamente silenciosa y que nos puede dejar ciegos y no nos damos cuenta. No es de la noche a la mañana sino que poco a poco se va perdiendo la visión periférica”, afirmó.

Tropezarse con objetos o andenes, no medir bien las distancias y perder la visión periférica son algunos de los signos de alarma por los que se debe consultar inmediatamente a un oftalmólogo; no obstante, no necesariamente se deben tener síntomas, la prevención es la mejor estrategia para que no pueda avanzar.

Por este motivo es importante que cada año se visite a un especialista en oftalmología y se realicen exámenes.

 

¿Qué es el glaucoma?

 

El glaucoma afecta las fibras celulares que componen la cabeza del nervio óptico, que es el que comunica los ojos con el cerebro. Con su avance varias de esas fibras se van muriendo y cuando eso sucede se empieza a perder la visión.
Esta es una afección que no tiene cura pero sí se puede ralentizar su proceso.

 

Factores de riesgo

 

Uno de los más conocidos es la presión alta al interior del ojo, “es el único verdaderamente modificable porque se puede tratar la presión dentro del ojo a través de láseres, con medicamentos o de cirugías”, comentó Pérez.

Asimismo, los antecedentes familiares, sufrir de miopía o hipermetropía elevadas es otro de los factores más comunes. Igualmente las personas afrodescendientes y las mujeres son más propensas a desarrollarlo.

Cabe resaltar, que esta es la primera causa de ceguera irreversible a nivel mundial, por lo que es muy importante prestarle atención

“Si lo cogemos a tiempo y tenemos los controles periódicos que necesita, no solamente consultas de oftalmología sino exámenes de seguimiento para mirar la estructura del nervio óptico, podemos frenar la enfermedad”, finalizó Pérez.

Así no tengamos antecedentes familiares de glaucoma o síntomas, es necesario que un oftalmólogo nos vea los ojos una vez al año.

 

DATO

 

Las terapias láser, gotas recetadas, cirugías mínimamente invasivas, cirugías tradicionales y dispositivos que ayuden a controlar la presión en los ojos, son algunos de los tratamientos.

Redacción Sociedad

Comentarios