El “Sol artificial” ya no es más ciencia ficción, y podría resolver la crisis energética

Crédito: Internet / Colprensa / EL NUEVO DÍA.
Pese a que es un gran avance, algunas personas desconfían de la seguridad del reactor nuclear que alcanza a llegar a los 70 millones de grados.
PUBLICIDAD

China no es solo una, sino la mayor potencia del mundo, que asombra a los demás países con su avanzada tecnología y acelerado desarrollo, construyendo instituciones y caminos en semanas y hasta proponiendo controlar el clima.

Ahora, China ha logrado otro hito histórico construyendo el primer “sol artificial” funcional. Pero este no se despega del piso y vuela como estrella como vídeos que se difundieron en Twitter, sino que es resguardado en el suelo, donde debe estar.

El reactor nuclear denominado Experimental Advanced Superconducting Tokamak (‘Superconductor Avanzado Experimental Tokamak’, o por sus siglas, EAST), ha logrado multiplicar por cinco la temperatura del sol (es decir, alcanzar 70 millones de grados) y mantener su estado por más de 17 minutos.

Según informó el medio de comunicaciones Independent, el objetivo principal del proyecto es producir un generador de energía limpia casi ilimitada. La idea base es simple, se trata de emular las reacciones que se producen naturalmente dentro de las estrellas.

El proyecto, que ya casi alcanza los 1.000 millones de dólares en inversión, está basado en un reactor de fusión nuclear. Pese a que es una energía más peligrosa que las energías renovables, es una mejora de las energías nucleares que ya se conocen, diferenciándose en la forma de liberación de la energía (hablándose de ‘fusión’ en vez de ‘fisión’).

En los reactores de fusión los núcleos atómicos no se separan sino que se fusionan, generando una cantidad masiva de energía que, con más años de investigación, podría convertirse en electricidad. A diferencia de la fisión, no genera residuos peligrosos ni requiere combustibles fósiles. Además, afirman que existe un menor riesgo de desastre ambiental.

Con este proyecto exitoso, países como Marsella, Francia y Reino Unido ya están planeando en empezar proyectos de investigación similar, buscando conseguir la tecnología que permita generar una cantidad masiva de energía limpia y sostenible.

Redacción Web

Comentarios