00000

¡Atención! Hurtado entre los alcaldes con más baja calificación

Crédito: Archivo/ COLPRENSA
Contenido Exclusivo
En la encuesta más reciente del Panel de Opinión, de la empresa de análisis de información Cifras y Conceptos, en el que participaron personajes que orientan e influyen en la opinión y tienen capacidad de prospectiva en asuntos políticos y de la agenda nacional, se reveló que la gestión del alcalde Andrés Hurtado en el último año, es la tercera más desfavorable.
PUBLICIDAD

En comparación con la de los burgomaestres de las 16 ciudades consultadas, Andrés Hurtado tiene un 39 % de favorabilidad de una escala de 100, además lo hace el primero con el puntaje más bajo de los territorios no catalogados como de área metropolitana.

Pues, del área metropolitana como menos favorables y ocupando los dos primeros lugares están Medellín con un 33 % y Cali con el 37 %, en donde se presume que se debe a disputas políticas, no obstante, estas capitales mandan la parada en materia de competitividad, condiciones de infraestructura y oportunidades.

Caso contrario a lo que pasa en la Capital Musical, donde el panorama brindado por el columnista Camilo Ossa a esta redacción, sumado a los pronunciamientos de los ciudadanos, la perspectiva política y las condiciones propias de Ibagué son negativas.

 

Pasa factura el “divorcio” entre el desarrollo territorial y económico

Con el paso de los años se ha manifestado el descontento de los pobladores por la desatención a la malla vial, la red semafórica, la ausencia de agua potable, inseguridad, la construcción de viviendas sin control, además de la falta de planificación y ordenamiento territorial.

“La dificultad para implementar al día de hoy el sistema de transporte, donde incluso si nos ponemos a mirar cuando implemente el Setp de entrada, ya comienza a ser un poco obsoleto porque hoy en día, en el mundo ya se habla es de sistema inteligente de transporte”, sostuvo Ossa. 

Y el factor económico no se puede dejar de lado, diferentes informes entre los que están los del Dane, han hecho evidente el problema de desempleo en Ibagué que no es nada nuevo, pero se agudiza con la inflación.

Por tanto, el columnista consideró que lo anterior es el indicador más grave que afecta al alcalde, “adicional a que se siente un hastío generalizado, un rechazo a la gestión pública y a la gestión política, digamos de los últimos años con un especial énfasis en este cuatrienio”, ya que los ibaguereños sienten que tras de que no hay empleo, no hay condiciones económicas, no hay oportunidades, el costo de vida aumenta y no hay políticas públicas claras para los jóvenes al igual que para atraer la inversión empresarial.

“Ya salimos de las 10 principales ciudades de Colombia a pesar de tener unas condiciones y unas ventajas comparativas y competitivas frente a otras ciudades que sí están dentro de las 10”, agregó Ossa.

Aunque hay problemas de hace unos 30 años y el columnista considera que la pandemia sirvió como excusa para justificar varias dificultades, ya han pasado dos años donde se nota que las condiciones van decreciendo y los pobladores han sido testigos de la situación.

Sumado a lo anterior, en las diferentes sesiones del Concejo municipal, varios cabildantes constantemente se ven en la necesidad de referirse a los inconvenientes de Ibagué y hasta en los controles políticos que le adelantan a las diferentes carteras de la Administración han visto cómo muchos compromisos se quedan en promesas, y sin embargo, les han aprobado rubros y empréstitos grandes para mejorar la ciudad.

 

Política 

Se acerca una nueva contienda electoral y se presume que Johana Aranda es la fórmula del alcalde Andrés Hurtado, pues la han visto acompañando al burgomaestre en eventos oficiales y entregando reconocimientos con su nombre.

Sin embargo, ante la desfavorabilidad de Hurtado que se ha hecho evidente con su gestión, las diferentes disputas políticas y adicionalmente, “la ciudadanía ve con especial preocupación los temas de corrupción, y hay varios señalamientos y cuestionamientos a lo largo de estos tres años que han transcurrido, que impacta de manera negativa a la candidata del alcalde” afirmó Ossa.

Y agregó que debido a las condiciones de la  ciudad las personas están fijándose en las competencias de las personas que aspiran a dirigir el territorio y no a elegir al sucesor que quiera dejar el alcalde, menos cuando se siente que Ibagué está tocando fondo.

"No hay una correspondencia entre lo que es el desarrollo territorial y económico de la ciudad en función de un alcalde; por el contrario, pareciera ser que todo se queda en una gestión meramente política, con intereses políticos e intereses partidistas y eso va en detrimento de la ciudad", sostuvo Camilo Ossa. 

DATO: La gestión del gobernador del Tolima, Ricardo Orozco en el último año es del 50 % 

 

REDACCIÓN IBAGUÉ

Comentarios