Condolencias por crimen de hermano del director de Comfatolima

Crédito: Helmer Parra /Nuevo Día En una emotiva misa, en la parroquia Cristo Resucitado del Cementerio San Bonifacio, la familia de Wilson Fernando Quintero Melo le dio el último adiós.
Cientos de mensajes de condolencia ha recibido Nelson Norbey Quintero Melo, director de la Caja de Compensación Familiar del Tolima, Comfatolima, por la muerte de su hermano Wilson Fernando Quintero Melo, en hechos que son materia de investigación debido a que se trató de un crimen.
PUBLICIDAD

La entidad que dirige Nelson Norbey Quintero Melo encabezó los comunicados expresando solidaridad a la familia Quintero Melo. Asimismo, la caja de compensación Comfenalco emitió un sentido mensaje por parte de sus directivos: “Elevamos al cielo oraciones por su eterno descanso y para que sus seres queridos encuentren consuelo por tan irreparable pérdida”.

Por su parte, Nelson Norbey Quintero Melo agradeció a todas las personas que se han solidarizado con él: “Solo Dios sabe el dolor que siento al perder a mi hermano menor. ‘Chiquitín’, como cariñosamente le decíamos, fue un líder social, que siempre siguió la guía que nos ha dado mi madre, servir a la gente”, indicó Quintero Melo.

Y agregó: “Pedimos a las autoridades que investiguen con severidad los hechos y este caso no quede impune”.

Más detalles

El cuerpo con signos de violencia fue hallado el pasado viernes en la vereda El Gallo. El hecho causó conmoción en un sector donde la tranquilidad se fusiona con la naturaleza, pues la víctima fatal tenía varias heridas provocadas con arma blanca y la habían tapado con rocas, palos y arbustos, al parecer, para evitar que fuera detectada por los lugareños.

Además, se presume que Quintero Melo llevaba cerca de cuatro días muerto debido al olor nauseabundo que ya emitía.

Aunque en la zona nadie vio nada ni conocían al occiso, está redacción pudo establecer que se trataba de Wilson Fernando Quintero Melo, uno de los hermanos de Nelson Norbey Quintero Melo, director de Comfatolima.

Los investigadores de la Sijín al realizar la inspección técnica en el sitio, se percataron que el cadáver tenía tres heridas en el tórax por arma cortopunzante, sin embargo, en total fueron siete puñaladas, dos más en la espalda, una en el brazo derecho y otra en la frente las que le propinaron a Quintero Melo.

Wilson Fernando Quintero Melo, tenía 52 años de edad y vivía en el barrio Belén. En el momento de los actos urgentes le encontraron las pertenencias y dinero en efectivo, indicios que apuntan a que el asesinato no está relacionado con un hurto.

 

REDACCIÓN JUDICIAL

Comentarios