Celosa y armada: atacó a una vendedora de tintos

Crédito: Tomadas de video ángeles tv / EL NUEVO DÍALa mujer mientras era agresiva con los policías sonreía a quienes la observaban.
Contenido Exclusivo
La uniformada que atendió la situación fue herida en su mano izquierda por la desenfrenada mujer.
PUBLICIDAD

La tranquilidad de la plaza de Bolívar se vio alterada ayer, pasadas las 10:30 de la mañana, cuando una mujer se acercó con un cuchillo en la mano e intentó agredir a una vendedora de tintos por temas pasionales. 

La femenina fue detenida por los policías que estaban en el lugar y evitaron que agrediera a la vendedora informal y una uniformada resultó herida en una de sus manos. 

La detención 

La mujer que lucía un enterizo en jean, alterada le daba patadas a los policías y los increpaba, además hirió en el dedo índice de la mano izquierda a la auxiliar de la Policía Pilar Gil, quien llegó a atender el caso. La uniformada, adscrita al Grupo de Turismo, intervino en la gresca e intentó requisar a la supuesta presunta agresora, quien la hirió en su extremidad. 

En el lugar comentaron que, la mujer, por celos, llegó a buscar a la vendedora de tintos de nacionalidad venezolana, a quien le dio patadas, la cogió del pelo, la tiró al piso, la empujó, le tumbó el carrito con los termos donde lleva el producto. 

Al parecer, la supuesta agresora llegó acompañada de otra femenina que llevaba un casco de motocicleta y se fue del lugar.

Supuestamente tenía un arma blanca e intentó agredir a la venezolana, a quien le lanzó una puñalada en su pecho y guardó el cuchillo en sus partes íntimas cuando vio que se acercaban las autoridades. Asimismo, que ya había buscado a la vendedora con quien presuntamente sostuvo una relación. 

Agresiva

En diferentes transmisiones en vivo y videos en medios de comunicación la mujer se notaba alterada, no se quería dejar requisar, debieron intervenir más de cuatro policías para detenerla. 

Sonreía, exaltada, con la mirada perdida, mientras tiraba patadas y debieron usar la fuerza para controlarla y poderla subir a un vehículo de la Policía para poderla llevar a un CAI para así judicializarla. La vendedora de tintos se fue de la Plaza de Bolívar e indicó que temía por su vida. 

Este artículo es de nuestro periódico impreso.
¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro!
https://digital.elnuevodia.com.co/library
También lo puede adquirir en físico.

REDACCIÓN JUDICIAL

Comentarios