00000

¡Vestido de mesero! Echa escopolamina y roba reloj de $28 millones en Manga

Crédito: Suministrado / El Nuevo Día.
¿Se puede estar seguro en un restaurante en la zona norte de Cartagena?, al parecer, no, y aunque estas vías sean percibidas como las más seguras (al no permitirse el acceso a parrilleros), cualquier cosa puede pasar, y esta historia es un claro ejemplo de ello.
PUBLICIDAD

A Jaime Ramírez, abogado cartagenero, le robaron un reloj de la reconocida marca Rolex. Lo realmente impresionante fue la modalidad de robo que usaron los delincuentes para hurtarlo; desde vestirse como meseros y usar escopolamina, hasta perseguirlo.

Ramírez dio sus declaraciones a El Universal. “El sábado pasado fui a cenar a un restaurante ubicado en el Centro, el mesero me saludó dándome la mano, lo cual se me hizo raro, porque normalmente ellos no acostumbran a tener esa confianza de tocar al cliente, y más en ese tipo de restaurantes, donde, por lo general, las normas de cortesía son bastante estrictas”.

Luego del contacto físico que Ramírez tuvo con el supuesto mesero, asegura haber sentido cierto malestar, lo que provocó que quisiera terminar la cena cuanto antes. “Era como un mareo fuerte, tenía una sensación de pesadez e intensidad, se me fue el gusto, escuchaba los sonidos demasiado fuertes y la vista se me nubló por completo, veía negro prácticamente”, contó el abogado.

El abogado Ramírez tenía puesto un reloj Rolex avaluado en $28.000.000 colombianos. El valor de estos relojes se debe a que usan un metal exclusivo y su propio oro.

Rolex sigue siendo hoy en día la marca de relojes más valiosa del mundo, y únicamente se utiliza para ocasiones especiales. Jaime Ramírez asegura que para ser cauteloso ocultó la prenda debajo de la manga de su camisa.

El restaurante estaba lleno de personas que festejaban la tradición de Halloween, por lo que era muy difícil diferenciar a los trabajadores del restaurante con los visitantes y hasta posibles colados, era una noche llena de máscaras y misterio. Así que Jaime no soportó más y les dijo a sus amigos que se iba, que se sentía tan mal y prefería tomar un taxi.

Y cuando Jaime pensó que ya era el final de todo, se equivocaba, el terror apenas empezaba. Luego de dejar a su amiga en Manga, a la salida, exactamente a una cuadra de la Estación de Policía de Manga, el taxista le anunció que había un par de motos tras ellos siguiéndolos. No les quedó de otra más que parar, y justo en ese momento fueron abordados por los motociclistas, quienes ingresaron al auto y le apuntaron con un revólver en la cabeza.

“En mi estado de somnolencia, traté de quitarle el revólver y fue cuando me quitó el reloj, yo traté de darle mi celular, pero no se lo llevó, ellos iban por el reloj”, explicó el abogado a El Universal.

En lo que va del 2022, según las cifras que se reportaron hasta agosto, tres personas fueron asesinadas en barrios con restricciones de parrilleros. 2 en Alto Bosque y 1 en el Pie de la Popa.

“Gracias a Dios, soy de los que pueden contar la historia en esta Cartagena tan insegura”, concluyó Ramírez.

Vanguardia

Comentarios