¿Por qué los guardaespaldas de Putin recogen sus heces cuando está en el extranjero?

Colprensa / EL NUEVO DÍA
Crédito: Colprensa / EL NUEVO DÍA
La extraña afirmación fue reportada por primera vez en la revista francesa Paris Match por dos veteranos periodistas de investigación.
PUBLICIDAD

La razón de esta inusual acción es para impedir que las potencias extranjeras recopilen información sobre la salud del líder ruso.

 

Los guardaespaldas del presidente ruso Vladímir Putin “recogen en bolsas sus heces” cuando está en el extranjero para poder traerlas de vuelta a Moscú, según un reporte de la prensa francesa.

 

De acuerdo con el reporte, miembros del Servicio Federal de Protección FPS del presidente ruso se encargan de recoger sus desechos corporales en paquetes especializados que luego se colocan en un maletín especial para el viaje de regreso a casa.

 

El FPS es el departamento encargado de proteger a los altos funcionarios del Estado, incluido el jefe del Kremlin, quien en el pasado fue espía.

Según los periodistas Regis Gente, autor de dos libros sobre Rusia, y Mikhail Rubin, que ha cubierto Rusia durante más de una década, los ejemplos de esta recolección de heces incluyeron las visitas de Putin a Francia el 29 de mayo de 2017, y en su viaje de octubre de 2019 a Arabia Saudita.

El ejercicio se lleva a cabo supuestamente en un intento de impedir que las potencias extranjeras recopilen información sobre la salud del líder ruso.

La experiodista de la BBC Farida Rustamova pareció confirmar el reporte, escribiendo en Twitter que estaba al tanto de un incidente similar en Viena y que Putin había usado “un baño privado especial” y un “baño portátil” en el pasado.

Citó a una fuente no identificada que dijo que el presidente había llevado a cabo esta práctica desde el principio de su liderazgo.

La salud de Putin ha sido un tema de especulación y discusión en los últimos meses desde su decisión de invadir Ucrania el pasado 24 de febrero.

Un número creciente de reportes no confirmados alegan que el hombre de 69 años tiene cáncer y que su salud se está deteriorando a un ritmo acelerado.

Un oficial del FSB afirmó que a Putin “no le quedan más de dos o tres años de vida”, añadiendo que el presidente ruso tiene “una forma grave de cáncer que progresa rápidamente”.

Unas imágenes del presidente de mediados de febrero mostraban cómo temblaba sin control durante una reunión con el líder bielorruso Alexander Lukashenko pocos días antes de invadir Ucrania, lo que desató rumores en Internet de que podría padecer la enfermedad de Parkinson.

Suministrada / El Nuevo Día

Vanguardia

Comentarios