El estricto protocolo a seguir tras la muerte de la Reina Isabel II

Crédito: EFE / EL NUEVO DÍA
La Reina falleció este jueves tras graves complicaciones, según informaron los médicos de la monarca. ¿Qué pasará ahora?
PUBLICIDAD

Un milimétrico protocolo ya está establecido desde hace años para ser ejecutado tras la muerte de la Reina Isabel, la monarca más antigua de la historia.

Mientras el mundo se entera de la muerta, en Reino Unido ya tienen listo el denominado 'Operativo del Puente de Londres', el cual establece toda la secuencia de hechos que deberán tener lugar en los primeros 10 días de su muerte y durante el 'Día D', conocido así como el día de la muerte de quien ostente la monarquía británica.

"El puente de Londres ha caído", esa es la frase que hasta hace algunos años fue secreta dentro de la monarquía, con la cual el Secretario Privado de la Reina informará a la primera ministra británica, en este caso Liz Truss, del deceso de Isabel, que ya completa más de 70 años en el trono. Ese anuncio pondrá en marcha el milimétrico operativo que cada año es renovado.

Así se dará inicio al Operativo Puente de Londres. Los gobiernos fuera de Reino Unido, donde Isabel tiene mandato, recibirán la comunicación 10 minutos después de ser informada la Primera Ministra Británica y de inmediato las banderas deberán estar a media asta.

El Palacio de Buckingham tendrá reflectores y se pondrá un tablón de color negro en alusión al luto.

De forma casi que inmediata, el hijo mayor de la Reina, el duque Carlos, pasará a ostentar la corona real. Adicionalmente, las bolsas de valores, las empresas y los bancos serán cerrados por respeto al luto de la familia real.

Carlos tomará juramento como rey un día después de la muerte e iniciará una gira internacional como nuevo monarca.

Los medios de comunicación de Reino Unido solo podrán transmitir documentales sobre Isabel y quedarán prohibidos los programas de comedia hasta después del entierro.

Cuando hayan pasado cuatro días de la muerte de la Reina, su féretro será llevado en una procesión militar desde el Palacio de Buckingham hasta Westminster Hall donde estará custodiada por cuatro días más.

Se estima que desde la muerte de Isabel hasta su funeral podrían pasar hasta 12 días con el protocolo.

En un día que será festivo en Reino Unido, el ataúd se trasladará hasta Abadía de Wastminster, donde habrá más de dos mil invitados de honor que le harán una reverencia, para luego pasar a descansar al lado de su padre.

Vanguardia/EL NUEVO DÍA

Comentarios