00000

Florida confirma 23 muertos por el huracán Ian, que aún produce fuertes lluvias

EFE / EL NUEVO DÍA
Crédito: EFE / EL NUEVO DÍAEl presidente Joe Biden autorizó la distribución de más fondos federales a través de la emisión de una declaración de desastre para Florida.
El ciclón postropical Ian aún produce fuertes lluvias a su paso por Carolina del Norte y se espera continúe su trayecto por Virginia en lo que son los últimos ‘estertores’ de un recorrido de destrucción por el sureste de Estados Unidos.
PUBLICIDAD

En su último boletín dedicado a Ian, el Centro Nacional de Huracanes de EE.UU. señaló que el ciclón postropical puede producir hasta 100 mililitros de lluvias sobre el centro de la cordillera de los Apalaches, es decir, en zonas de Tennessee, Kentucky y West Virginia, donde se pueden generar inundaciones y fuertes rachas de vientos.

En la mañana de ayer, el centro de Ian se hallaba a unos 45 kilómetros al sur de Greensboro, en Carolina del Norte, y presentaba vientos máximos sostenidos de 55 km/h.

El ciclón se desplazaba sobre este estado hacia el nornoroeste a 19 km/h y, tras aplicar un giro con dirección norte, se esperaba que los remanentes de Ian llegaran al sur y centro de Virginia en el transcurso de ayer, de acuerdo con el NHC.

Se han desactivado todas las advertencias en zonas costeras asociadas a Ian en el centro de Florida, no obstante, aún puede producir este sábado desbordes de ríos, como avisó el centro meteorológico.

Tras tocar tierra en Cuba el pasado miércoles, el ojo de Ian llegó al estado de Florida, como huracán de categoría 4, de un máximo de 5 en la escala Saffir-Simpson.

 

Impacto catastrófico 

Luego de tocar tierra en Cayo Costa, en el suroeste de Florida, con vientos máximos sostenidos de 240 km/h, Ian prosiguió a través de este estado, en donde hasta el momento se contabilizan 23 muertos, según dio a conocer la comisión de médicos forenses de la región, si bien la cadena CNN habla de hasta 45 decesos.

“Catastrófico impacto”, resumió el jefe de bomberos de Fort Myers Beach, una pequeña localidad costera arrasada por Ian y que se ubica en el condado Lee, en el suroeste de Florida, que es la “zona cero”, como reconoció el viernes el gobernador estatal, Ron DeSantis, tras una visita al área.

En Lee y su vecino condado Charlotte, autoridades y residentes se abocan hoy a los esfuerzos de recuperación en medio de la devastación, entre árboles y postes de luz derribados, carreteras aún no aptas para el tránsito y algunas como la que conecta la turística Sanibel con tierra firme partida en dos.

Destrozada quedó también la vía de dos carriles que conecta Pine Island con el colorido poblado de Matlacha.

 

EFE

Comentarios