¿Se acaba el teflón?

EL NUEVO DÍA