Solución penal al contrabando

1 Ene 2015 - 12:48am

Solución penal al contrabando

Publicada por
JUAN SEBASTIÁN ARANGO
Autor:

Frecuentemente escuchamos a las autoridades Aduaneras y al Ministerio de Comercio, describir los negativos y nefastos impactos económicos que el contrabando genera en nuestro país. Preocupaciones que compartimos a cabalidad y consideramos que es necesario tomar medidas urgentes para combatir este fenómeno.

Los últimos estudios han demostrado que detrás del contrabando existen organizaciones estructuradas dedicadas exclusivamente a este delito. Situación que conlleva a una óptica distinta. 

El programa de Transformación Productiva, en los últimos meses ha venido trabajando en una iniciativa que será presentada al Congreso de la República, donde se toman diferentes medidas: La penalización del contrabando técnico, la modificación actual de los tipos penales de favorecimiento al contrabando, contrabando abierto, fraude aduanero y endurecimiento de penas y medidas como la de prohibir el ejercicio del comercio.

Los actuales tipos penales, en la iniciativa pretenden convertirse en lo que el derecho se conocen como tipos penales abiertos y blancos, esto a rasgos generales quiere decir que son delitos en los cuales las conductas son casi indeterminadas, por eso el principio de peligrosidad se ve seriamente marcado.

La iniciativa llega al punto de eliminar la cláusula de exoneración para el consumidor final, es decir, hoy en día si un ciudadano de buena fe, adquiere un producto que ha sido introducido al mercado por medio de contrabando, este no podrá ser juzgado por favorecimiento. 

Colombia ha tenido en los últimos 15 años, una marcada tendencia a la penalización de conductas como única forma de reprimir socialmente a las personas. Para citar solo dos ejemplos, las Leyes 1142 y 1453, ambas con un enfoque de seguridad ciudadana, ampliaron las penas en por lo menos treinta delitos.

Fenalco comparte la imperiosa necesidad de tomar medidas urgentes frente a este delito que está afectando gravemente el desarrollo económico del país, sin embargo, es prudente abrir la discusión sobre si estas medidas realmente atacan el crimen organizado.

Creemos, que de manera técnica se deben revisar con detalle los artículos propuestos, para que lleguen a su objetivo final. Así mismo, ampliar el espectro de regulación puesto que el contrabando si bien es un problema que comporta medidas de tipo penal para una mayor efectividad se debería también tomar decisiones en el campo económico.

Este artículo obedece a la opinión del columnista. El Nuevo Día no responde por los puntos de vista que allí se expresen.