Una ciudad sin líderes

28 Nov 2018 - 3:01am

Una ciudad sin líderes

Publicada por
ALEX GRANADOS TRUJILLO
Autor:

Este periodo del gobierno local llega a su último año y desde ya podemos apreciar en redes sociales y en medios de comunicación que se ha iniciado una preliminar campaña a la alcaldía y al concejo municipal.

La metodología es la misma de siempre, la misma aburrida y predecible forma de hacer política buscando conquistar a los votantes.

La capacidad intelectual de quienes aspiran a la Alcaldía y al Concejo municipal se me hace bastante pobre, no sé si porque así son, o es parte de una receta que siempre funciona y en la cual los ciudadanos terminamos cayendo.

Entonces ya vemos a los partidos políticos y sus figuras de siempre pagando publicidad en Facebook e Instagram para que no nos olvidemos de sus caras; algunos optan por crear portales de noticias supuestamente alternativos para hacer su propia publicidad, sea exaltando la gestión de la actual administración o separándose de ella mostrando todo lo malo que puede haber sucedido; estas actitudes son bastantes infantiles y parte de un show mediático.

Se ve al actual alcalde, participando en política y con candidatos: el exgerente de la empresa de acueducto, su exsecretario de gobierno y al exgerente de la lotería de Bogotá. Yo recuerdo en campaña hablar al señor Alcalde de los “Trillizos” y que evitáramos a un “cuatrillizo” en la administración. Parece ser que las roscas si son de los contrarios son malas, pero si son de sus amigos son lo más de buenas.

Preparémonos para ver los precandidatos a cualquier cosa, haciéndose invitar a los programas de radio local a quejarse por todo y no proponer nada, solo promocionar sus nombres para que vayan quedando en la memoria de los ciudadanos; también los van a ver apoyando al equipo de fútbol local, sacando el sentimentalismo y orgullo regional de una empresa privada; y también los van a ver en los barrios más pobres “conversando” con la ciudadanía, tomándose fotos y subiéndolas a Facebook “#escuchando” las problemáticas de las comunidades que llevan millones de años esperando por ellos para atenderlos e ignorarlos cuando se hagan elegir.

Los van a ver en Navidad rezando la novena lo más de tiernos y llevando regalos a las comunidades más vulnerables y haciendo lo propio en temporada escolar, el día la mujer; el día de la familia o cuanta celebración puedan explotar.

Están los viejos salvadores de siempre y algunos jóvenes que con la promesa de la “renovación” solo quieren figurar y ser protagonistas y no pensarse la ciudad y en equipos presentarle una propuesta de lo que quiere ser la capital del Tolima. No sé qué puedan aportar en cargos de alto nivel personas con solo un pregrado como formación y ninguna experiencia laboral, solo su “carisma” vaya a uno saber si es genuino. No me opongo a ver a los jóvenes en política, tampoco propongo que sean los “carga ladrillos” de las campañas; solo es una invitación a bajarle al ego y al personalismo y pensar con ideas y en equipo.

Vaya a uno saber cómo será el papel de los empresarios en esta campaña, no me sorprende que quienes participan en política jugarán el mismo papel de siempre.

axfgt@msn.com

Este artículo obedece a la opinión del columnista. El Nuevo Día no responde por los puntos de vista que allí se expresen.