La castración química (III)

¿Cuál es la relación de los recientes acontecimientos de Reforma a la Justicia, estudios sobre el sistema de salud y el asesinato de Rosa Elvira Cely por parte de un presunto asesino reincidente con personalidad limite en estado de alucinación e intoxicación alcohólica?

Nuevos acontecimientos y la muerte de Rosa Elvira Cely ya entran en el pasado. Otras noticias desplazan el debate sobre la castración química. La más reciente es la absurda Reforma a la Justicia y la creación de una comisión que estudie el perverso sistema de salud colombiano; un estudio más para no cambiar nada. Acontecimientos estos, aparentemente desvinculados uno de otro, sin embargo estrechamente ligados al asesinato de Rosa Elvira. El presunto asesino había sido capturado, procesado y condenado por homicidio 10 años antes, crimen cometido en un estado de intoxicación alcohólica y alucinógenos contra una mujer con quien se había obsesionado; no purgó una larga condena, pues fue diagnosticado con una patología denominada “personalidad límite”, caracterizada por trastornos de conducta temporales.

El trastorno de personalidad límite es una enfermedad mental caracterizada por una inestabilidad generalizada en el estado de ánimo, las relaciones interpersonales, la autoestima y el comportamiento; la inestabilidad dificulta a menudo las relaciones de familia y de trabajo; los pacientes necesitan servicios de salud mental representando el 20 por ciento de las hospitalizaciones psiquiátricas; el padecimiento es tratable y con ayuda, muchos mejoran con el tiempo y pueden llevar vidas productivas. Los individuos con personalidad límite por lo general son altamente inestables pudiendo pasar de sentimientos de admiración y amor a estados de depresión con gran enojo y aversión. A la pregunta de si una personalidad límite puede cometer asesinato, la respuesta es sí, dependiendo de la profundidad de su patología; son capaces en estado de ira infligir daño físico a cualquiera que esté cerca, incluyendo su niño o su pareja; en estos episodios carecen de control, lo que permite estos actos de violencia que ocurran.


¿Cuál es la relación de los recientes acontecimientos de Reforma a la Justicia, estudios sobre el sistema de salud y el asesinato de Rosa Elvira Cely por parte de un presunto asesino reincidente con personalidad limite en estado de alucinación e intoxicación alcohólica? Esta es la respuesta: una vez sucedido el atroz crimen, quienes tienen en sus manos Reformar la Justicia, hubieran acometido cambios profundos para crear sistemas oportunos de control sobre los potenciales violadores con personalidad límite; no, a cambio de ello se dedicaron a buscar esguinces a la ley y a la ética parta favorecerse económicamente y evadir la justicia en caso de cometer algún delito; esta es la primera relación; la segunda, los servicios de salud estatales (en Colombia no los hay, porque la salud es un negocio privado) tendrían atención para las personalidades límite rehabilitando pacientes y previniendo actos violentos; esta es la segunda relación; la ultima relación es el peligro que para la sociedad representa el que personalidades limite, sin tratamiento cometan crímenes como los que se reseñan todos los días, en los cuales el padre asesina a sus niños, mata a su esposa y luego se suicida; esta es una personalidad limite sin tratamiento ni rehabilitación.


Cuando se cuente con una justicia oportuna y cristalina, cuando se tengan servicios de salud para personalidades límites y cuando una y otros funcionen, la comunidad estará menos expuesta a crímenes como los que segaron la vida de Rosa Elvira.


PABLO ISAZA, M.D.

Comentarios