Médicos y trabajadores de salud en la Franja de Gaza

.

Médicos, trabajadores de salud y organizaciones humanitarias de todo el mundo han solicitado ayuda para atender a los cientos de heridos en la Franja de Gaza, en su gran mayoría niños y mujeres, ocasionados por el ejército israelí. Los recursos con que cuentan no son suficientes. Durante dos días de la reciente semana se calcula que murió un niño cada hora según fuentes de los servicios de salud. Los testimonios no pueden ser más aterradores. “Los israelíes están utilizando una amplia variedad de armamento sofisticado contra una población civil básicamente desnuda, dijo el médico voluntario noruego Dr. Mads Gilbert en una entrevista desde el hospital Al-Shifa donde está ayudando a tratar a los heridos. El Dr. Gilbert describe los horrores que ha presenciado en Gaza en los últimos días. “Cuerpos de mujeres y niños son llevados al Hospital rasgados en pedazos por un arsenal israelí dirigido deliberadamente a civiles”.

Israel ha bombardeado al menos 25 centros de salud, matando e hiriendo a varios trabajadores, manifiesta el Dr. Gilbert, cuyos repetidos llamamientos para que la ONU intervenga y proteja los hospitales palestinos de los ataques israelíes. “Se apunta a instalaciones médicas matando pacientes y personal de salud”. ¿Qué es esto?, se pregunta quien actúa como médico voluntario, ¿Por qué matar niños indefensos? ¿Qué clase de guerra es esta?

Una enfermera de la Cruz Roja de Nueva Zelanda manifiesta que nunca había experimentado, en toda su carrera, tanto horror como en el actual conflicto. La enfermera, Gail Corbett está adscrita al Comité Internacional de la Cruz Roja (Cicr) y está trabajando junto a la sociedad Media Luna Roja Palestina para proporcionar servicios médicos y de socorro de emergencia a las poblaciones afectadas y heridas. “Ha habido muchas muertes, muchos cadáveres. Para la gente local su prioridad es enterrar a sus muertos rápidamente, pero nuestra prioridad es ayudar a los heridos. El número de mujeres y niños afectados ha sido muy alto”. La enfermera Corbett dice que se ha convertido también en un apoyo emocional para médicos y enfermeras voluntarios sobrecogidos por las atrocidades que han visto.

El Dr. Belal Dabour pertenece al del Hospital de Shifa, el más grande de Gaza. El Dr. Dabour describe cómo el hospital ha trabajado más allá de su capacidad desde el asalto militar israelí que comenzó el 8 de julio. Tiene 11 camas en urgencias y seis salas de cirugía. La semana del 21 de julio Israel atacó una escuela de refugiados de la ONU; fuentes médicas confirmaron la muerte de 16 civiles. “Este no es el primer ataque de esta clase. Este es el ataque número cuatro en sólo cuatro días dirigida a escuelas de la ONU. Y también en estos cuatro días, tres ataques a hospitales específicos y centros médicos. Las 16 personas que murieron son pocas. Ayer murieron mas de 100, la mayoría mujeres y niños”, dice el Dr. Dabour.

¿Por qué atacar mujeres, niños, hospitales y escuelas para refugiados de la ONU con armas sofisticadas? ¿Quiénes ordenan estas atrocidades?

PABLO ISAZA M.D.

Comentarios