“Nadie se muere de chikunguña”: presidente Juan Manuel Santos

En una reunión con alcaldes en Girardot celebrada la presente semana, y de acuerdo con una nota de prensa de el diario El Tiempo, el presidente Juan Manuel Santos afirmó que “nadie se muere de chikungunya”, sin que ninguno de sus asesores se pronunciara ante tan equivocada afirmación.

Si bien la mortalidad por este tipo de virus es baja, en un escenario epidémico como el actual en Colombia, en donde se han reportado más de 80 mil casos, la mortalidad puede ser de una muerte por cada mil personas. En un artículo publicado por la revista ‘Emerging Infection Diseases’ (Enfermedades Infecciosas Emergentes), los autores de la publicación, epidemiólogos de Amedahbad, India resaltan cómo entre una epidemia (2002) y otra (2006) en esa región, las muertes aumentaron.

En el análisis de los datos se mostró que la tasa de mortalidad en Ahmedabad aumentó sustancialmente en 2006, en comparación con las tasas de los últimos cuatro años. Un total de tres mil 56 muertes en exceso se produjeron en 2006, año de la epidemia, en comparación con el número de muertes que se esperaban o que habían sido pronosticadas para ese año. Un aumento sustancial de muertes registradas fue observado desde agosto hasta noviembre de 2006 (dos mil 944 muertes en exceso en estos meses). El número de casos reportados de chikungunya también mostró un pico en agosto y septiembre de 2006, lo que coincidió con el pico en el número de muertes en Ahmedabad.

En la información que el Centro Europeo de Enfermedades Infecciosas prorciona a los gobiernos de todos los países se puede leer que “a pesar de ser considerada como una enfermedad no mortal, se han atribuido muertes al virus del chikungunya”.

En una epidemia ocurrida en La Reunión, isla cercana a Madagascar, en 2005 - 2006, la mortalidad asociada con infección por el virus chikungunya fue 1/1.000 personas y la tasa de mortalidad aumentó de manera notable con la edad. En La Reunión fueron investigadas las formas más graves de la infección y se revisaron los certificados de defunción. En total se registraron 244 mil casos de infección del virus de chikungunya, incluyendo 123 casos severos y 40 por transmisión de la madre al recién nacido, habiendo contraído la enfermedad el 35 por ciento de la población. La muerte como consecuencia del virus fue mencionada en 203 certificados de defunción.

La muerte causada por infecciones de chikungunya parece ser rara. Sin embargo, los aumentos en tasas brutas de mortalidad se han divulgado durante las epidemias de 2004 y 2008 en Asia. Personas de edad avanzada con condiciones médicas subyacentes y personas con otra infección parecen ser más propensas a sufrir complicaciones y tener un mayor riesgo de muerte.

La intención de esta columna es llamar la atención e informar sobre una enfermedad que no es tan banal y que científicamente se ha probado que sí puede conducir, en algunos casos, a la muerte.

Fuentes: A Major Epidemic of Chikungunya Virus Infection on Réunion Island, France, 2005 - 2006. The American Society of Tropical Medicine and Hygiene.

Comentarios