Las verdades del doctor Patarroyo sobre el zika

28 Feb 2016 - 5:01am

Las verdades del doctor Patarroyo sobre el zika

Publicada por
PABLO ISAZA, M.D.
Autor:

EL NUEVO DÍA el pasado 14 de febrero publicó un artículo con entrevista al doctor Manuel Elkin Patarroyo, reconocido investigador y científico tolimense, sobre las realidades del virus zika y otros potenciales y peligrosos virus que como producto del cambio climático y la globalización amenazan con extenderse a otras regiones del mundo, entre ellas las Américas. El Dr. Patarroyo se refiere a la extrema debilidad e impotencia del sistema de salud colombiano para prevenir y evitar la aterradora cifra de enfermos de zika que tendrá el país, según los propios cálculos del Ministerio de Salud en 2016.

Recuerda el Dr. Patarroyo el formidable aparato de salud pública que tenía el país antes de la Ley 100 que destruyó todo aquello que impidiera que el negocio de la salud prosperara en beneficio de empresas privadas. El Dr. Patarroyo era en 1971 un médico rural recientemente egresado, y quien esta columna escribe, se desempeñaba como Jefe de Planeación del Ministerio de Salud teniendo estrecha relación con el citado SEM, Servicio de Erradicación de la Malaria.

Textualmente dice el Dr. Patarroyo, “el SEM era en ejército de expertos y técnicos que, una vez aparecía un foco, actuaba para controlarlo”. El SEM fue suprimido por las políticas neoliberales y sus expertos se dispersaron por el mundo como asesores de La Organización Mundial de la Salud, Unicef y la Organización Panamericana de la Salud con el fin de ayudar con sus conocimientos a la lucha contra el mosquito ya fuera este vector de la malaria, del dengue o la fiebre amarilla.

En los Servicios Seccionales de Salud, hoy Secretarías de Salud departamentales, actuaban equipos de malariólogos con estrecha asesoría del SEM.

En la Colombia de hoy no “existen ejércitos de técnicos y expertos”. Un Ministerio de Salud a cargo de una persona cuya profesión es ajena a las disciplinas científicas de la salud, lo que no le impide dar entrevistas personales, sobre epidemiología, inmunología y causalidad de enfermedades virales. Unas Secretarías de salud departamental y municipal débiles y desmanteladas que hacen lo que pueden con sus muy escasos recursos. Y una población temerosa y desconcertada ante declaraciones, algunas de ellas desacertadas de las autoridades nacionales.

El Presidente de la República anuncia que expertos del Centro de Enfermedades de los Estados Unidos, el CDC de Atlanta vendrá con técnicos y expertos a Colombia a ayudar a combatir la epidemia de zika. En mi concepto el CDC de Atlanta viene a aprender cómo es que se presenta y desarrolla una epidemia de zika. Estados Unidos ha reportado tres casos importados. El sistema de vigilancia epidemiológica de Colombia (Sivigila), es decir, contar enfermos, funciona.

Las tecnologías para diagnosticar microcefalia tempranamente y Guillaume-Barre son de manejo apropiado por los médicos colombianos.

Bienvenido el equipo del CDC. Pero a ¿qué vienen? Hasta en eso están equivocadas las autoridades. Porque no traen a los brasileños, ya verdaderos expertos en zika. O a los costarricenses, o a los cubanos expertos en control del mosquito.

Este artículo obedece a la opinión del columnista. El Nuevo Día no responde por los puntos de vista que allí se expresen.