Folclor y fiestas populares

Folclor y fiestas populares
El folclor es patrimonio sagrado y representa las raíces de los pueblos. Lo constituyen expresiones culturales y artísticas tradicionales como leyendas, cuentos, fábulas, juegos, ritos, danzas y música. Las fiestas populares son un encuentro social de carácter colectivo y conmemorativo. Ofrece a la comunidad alegría, diversión y regocijo sin vulnerar derechos colectivos fundamentales.
20 Jun 2013 - 12:00am

El folclor es patrimonio sagrado y representa las raíces de los pueblos. Lo constituyen expresiones culturales  y artísticas tradicionales como leyendas, cuentos, fábulas, juegos, ritos, danzas y música. Las fiestas populares son un encuentro social de carácter colectivo y conmemorativo. Ofrece a la comunidad alegría, diversión y regocijo sin vulnerar derechos colectivos fundamentales.  

Desde 1959 los tolimenses celebramos el Festival Folclórico Colombiano. Inició como un conjunto de fiesta popular y folclor, con desfiles de reinas y comparsas. Luego, hasta cierta hora, en tablados populares había diversión bailable en plazas y parques y, para continuar jolgorio, en grandes casetas lejos  de zonas habitacionales, amenizaban reconocidas orquestas.

Después, crearon la Corporación Festival Folclórico, recibe dineros departamentales y municipales para organizar sólo parte de las festividades: la folclórica nacional. La Alcaldía organiza la fiesta popular, es decir, borrachera y parranda. Para ello, en algún momento, se tomó la Quinta entre 37 y 42 y comenzó a arrendar calles y andenes para instalar tablados musicales y casetuchas expendedoras de licor con música estridente durante 18 horas diarias, vulnerando el derecho colectivo y fundamental de vivir en tranquilidad y ambiente sano. 

La comunidad residente en el entorno ha manifestado su inconformidad sin ser escuchada. Este año, después de publicado el Decreto, dos delegadas de la comunidad fueron invitadas a Convocatoria Extraordinaria de estamentos involucrados en las fiestas. Allí no tuvieron trato paritario, exactamente del representante de la Oficina de Prevención y Desastres ni de Carl Bernoske, Director de Logística de la Corporación. 

El primero, con talante grosero buscó minimizar los derechos colectivos y, sobre todo, la opinión de las delegadas sobre el peligro de instalar tarima cerca de la bomba de gas y gasolina de la 37, porque la imprudencia del gentío puede ocasionar un incendio y, en los alrededores no existen suficientes hidrantes y, si llegase a suceder cualquier tragedia, no habría paso para bomberos, ambulancias, etc.   

Bernoske, con escasa comprensión de lectura, no captó que la carta ni siguiera nombraba sus desfiles, entonces, displicente e irónicamente, subestimó las delegadas femeninas. El sujeto no conoce paridad de géneros, menos que no somos decoración como las damas que en el 59 acompañaron la comisión que pedía folclor ante Lleras Restrepo. Claro, de alguien que expulsa sobre el rostro de personas, el dañino humo de su cancerígeno cigarrillo, que más se puede esperar. 

Señor Alcalde, Usted no tiene culpa que una organización tenga en nómina a patanes como Bernoske, pero, sí por nombrar en Prevención y Desastres a un ignorante. También, porque no ha podido o querido  sacar la juerga nocturna de nuestra zona, por ende,  por continuar vulnerando derechos que están por encima de una actividad económica individual que atenta contra las condiciones de la vida social de una comunidad.

Publicada por
AMPARO MARGARITA MORALES FERIA
Etiquetas: