Confidenciales políticos

Así el presidente Santos y Vargas Lleras posen sonrientes y juntitos ante las cámaras de noticieros de televisión y de los periódicos, los jefes y capataces del partido de la Unidad Nacional y del liberalismo siguen dando garrote y con mayor insistencia al Vicepresidente de la República.

La última arremetida la escribió en Twitter Armando Benedetti, uno de los hombres del Presidente de la República y prohombre de la costa Caribe: “Las obras que celebra Germán Vargas vienen del primer gobierno de Santos”. Dijo provocadoramente en su cuenta personal, a la espera de una réplica del Vicepresidente. El mismo senador que la semana pasada dijo que lo que pasaba en la Casa de Nariño era que la “banda estaba borracha”, lamentó la salida de Juan Carlos Pinzón del Ministerio de Defensa diciendo que ese enroque de mandar a Pinzón a Washington y traer a Luis Carlos Villegas a Bogotá no le gustaba nada. Después agregó en su cuenta de Twitter: “Villegas recuerda el debate que le hice x su lobby a favor de laboratorios e impedir los biotecnológicos que bajan el precio de los medicamentos”.

José David Name, presidente del Congreso y dignatario del Partido de la U, libra tremendo agarrón con Vargas Lleras en el Atlántico porque cada uno quiere imponer su candidato a la Gobernación. Con una frase que cuestiona la gestión de la alcaldesa de Barranquilla, Elsa Noguera, (amiga de toda la confianza del vicepresidente Vragas Lleras), Name lanza otro dardo desde una columna de opinión publicada en el portal senado.gov.co. “Barranquilla, ciudad insegura. ¿Dónde está la alcaldesa?”.

Horacio Serpa, tranquilo, conciliador, también arma avispero gritando desde el recinto de la Comisión Primera del Senado “Eureka suspendida venta de Isagén”. Vargas Lleras, que ya comenzó a olerse el tocino de lo que puede pasar en el Congreso, salió a decir ayer a la radio que la venta de Isagén no es la única alternativa que tiene el gobierno para financiar las 4G.

“Hay que ser imaginativos”, le mandó a decir al minhacienda, Mauricio Cárdenas Santamaría.

De todas maneras, Serpa parece mostrarse complacido con la suspensión de la venta de la estatal energética porque cree que echandose reversa a la subasta de esta importante compañía Vargas Lleras nunca verá la plata tantas veces prometida por Santos para financiar la campaña de su Vicepresidente y que fue el motivo de su fenomenal reacción verbal asumida contra el Ministro de Hacienda la semana pasada, acusándolo de ineficiente e incapaz. Lo que todo el mundo se pregunta en el Congreso es ¿qué se irá a ingeniar el presidente Santos para seguir trabajando y reunificar a la bancada de La U en torno Vargas Lleras en el próximo debate electoral?

Comentarios