Confidenciales políticos

En las Comisiones Constitucionales y en las plenarias tanto de Senado como de la Cámara todo el mundo echa diatribas contra el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro pues por una jugada electorera nos extendió, vía Decreto de Excepción, la crisis humanitaria que vive su país.

En el congreso todos esperan que el expresidente Samper renuncie a la Secretaría General de Unasur, pues hasta el momento no ha dicho ni mu sobre el maltrato y deportación de sus compatriotas sacados a empellones de Caracas y Estado del Táchira. Samper está en la sin salida pues desde hace dos años actúa como fiel secretario y amanuense de Maduro, haciendo las veces de Canciller ante los gobiernos suramericanos que apoyaban todas sus locuras en tiempos de la bonanza petrolera.

El excandidato Óscar Iván Zuluaga anunció, a través de su cuenta en Twitter, que el partido Centro Democrático, en documento que llevará la firma de todos los senadores y representantes, pedirá en Washington ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos, medidas cautelares para proteger a los colombianos víctimas de la masiva deportación por parte del gobierno de Venezuela.

En torno a la crisis diplomática suscitada, Zuluaga opina que el presidente Santos debe pronunciarse en torno a los duros epítetos que ha utilizado Maduro contra el expresidente Uribe a quien volvió a calificar de mafioso y criminal. Dijo también que la situación es de tal gravedad que el gobierno debe llamar a su embajadora en Caracas a consulta, es decir, no tener representación diplomática durante algún tiempo.

En la plenaria de este martes, hubo gran debate por cuenta de la crisis con Venezuela. Todos los voceros de las bancadas coincidieron en que el gobierno colombiano debe apelar ante instancias internacionales para denunciar los atropellos de Venezuela contra los hermanos colombianos. La bancada del Centro Democrático del cual es su máximo vocero el expresidente, Álvaro Uribe Vélez, le reclamó al presidente Santos frentear con una gestión más diligente la crisis que viven millones de connacionales perseguidos y expulsados de la llamada República Bolivariana. “No es posible que a los colombianos los maltraten y los expulsen violándole sus derechos. Además, hay que blindarlos en Colombia, para que reciban la atención por parte del Estado, en su condición de desplazados”, dijo el Senador Uribe. El Internacionalista Alfredo Rangel, miembro de la Comisión Primera del Senado opina que con la declaratoria de estado de excepción, Maduro se inventó un enemigo externo con el exclusivo fin de cancelar en los próximos días las elecciones que se avecinan en Venezuela pues los partidos de oposición son los favoritos para quedarse con la mayor parte de curules en la Asamblea Nacional. Rangel recordó que Maduro apenas tiene un 23 por ciento de imagen positiva en su país.

Comentarios