00000

¿Primero luces navideñas y luego alumbrado público?

Crédito: Archivo / El Nuevo DíaLas personas aseguran que les siguen cobrando altos precios por un alumbrado público ineficiente
Contenido Exclusivo
En el barrio América, los amigos de lo ajeno estarían aprovechando las fallas en el alumbrado público para hacer de las suyas. La comunidad afirma que Infibagué no ha intervenido, pues le ha dado prioridad a la instalación del alumbrado navideño, por sobre el arreglo de las luminarias.
PUBLICIDAD

En el pequeño barrio América, en el corazón de la comuna 10, cuando llega la noche, algunos de sus habitantes se encierran en sus casas desde temprano, evitando exponerse a que en la calle salte un ladrón con puñal en mano, aprovechando la oscuridad producida por fallas en el alumbrado público, para despojarlos de sus pertenencias.

Y es que con el tiempo, la desesperación se apodera de esta gente honesta y trabajadora, pues las lámparas apagadas, con encendido intermitente o no existe, ha sido el caldo de cultivo perfecto para que la inseguridad aflore en el sector.

Uno de los tantos habitantes, que prefirió mantener su identidad en el anonimato, relató cómo la oscuridad se presta para que en todo momento los ladrones saquen un cuchillo o una pistola y se abalancen contra algún desprevenido, para después desaparecer entre bocacalles y vías alternas, las cuales nadie se atreve a seguir.

Si bien el problema no es nuevo, y varios de los postes del barrio presentan problemas, la avenida primera con 28, cerca al colegio Darío Echandía, ha sido una de las más afectadas, pues producto de la borrasca del pasado miércoles 19 de octubre, el alumbrado público empezó a fallar.

“De por sí, esta parte ya es insegura, pero cuando empezaron a fallar las luminarias después de esa vez que llovió durísimo en la ciudad, el asunto se fue a otro nivel. Ahora a mi me toca sacar un bombillo en las noches, porque me da un miedo terrible, debido a que a cada rato uno escucha que robaron a alguien”, comentó uno de ellos.

Como consecuencia de esto, han sido varios vecinos quienes se han comunicado con Infibagué, a través del canal dispuesto para reportar daños, con la esperanza de que funcionarios hagan presencia en el sector y ayuden a aminorar la inseguridad. Sin embargo, a la fecha, el problema persiste.

No obstante, lo que ha generado indignación entre algunos, es una de las respuestas que les habría dado la entidad, pues según dijo la comunidad, las demoras en el arreglo se debían a que los esfuerzos están volcados a instalar el alumbrado navideño. 

Lo que no entienden, es cómo se da prelación a un asunto decorativo, por sobre uno en el que está en juego la vida y las pertenencias de las personas. “La junta de acción comunal dice que ya pasaron la petición, pero que la respuesta es que ahora primero es el alumbrado de navidad”, dijo una de ellas.

Por su parte, otro de los puntos críticos está a solo unos metros de distancia, en el reconocido Parque del Mohán, donde a cualquier hora del día, pero principalmente en las noches por fallas en uno de los postes, el microtráfico y el hurto abundan. 

MParque El Mohán

Situación que se ve agravada debido a la poca presencia de uniformados en el sector, quienes, según nos cuentan, escasamente pasan por allí en su moto, y no permanecen más de dos minutos. “Tampoco sirve de mucho cuando hacen requisas, pues tienen niños como campaneros que les avisan cuando llegan y cuando se van los policías”, dijeron. 

DATO:  El Nuevo Día intentó comunicarse con Felipe La Rota García, gerente de Infibagué para conocer la versión de la entidad, pero no hubo respuesta.

JUAN CORREDOR

Comentarios