Egresada de la UT asume una subdirección del Ministerio de Ambiente

Una fiel luchadora de los derechos Ambientales y opositora a la megaminería
Crédito: SUMINISTRADO | Universidad del Tolima
Valentina Camacho, egresada del programa de Comunicación Social y Periodismo de la UT, asume las riendas de la Subdirección de Educación Ambiental y Participación del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible del nuevo Gobierno.
PUBLICIDAD

Esta joven de 30 años nacida en Armenia, se siente muy tolimense ya que desde los nueve años vivió en la ciudad musical de Colombia, graduándose en el año 2014, de la única universidad pública de la región. Valentina, manifiesta que una de las cosas que más recuerda de la UT es “haber encontrado un lugar con tanta diversidad de personalidades, ideas e iniciativas sociales”.

Durante el ejercicio académico y debido a sus intereses personales, fue direccionando su profesión hacia enfoques sociales y ambientales.

Los inicios

Camacho, ha sido siempre una mujer muy activa, incluso desde su época de estudiante, pues cuando cursaba cuarto semestre, hizo parte de un colectivo que se llamaba Alternativa, el cual trabajaba temas relacionados a la lucha estudiantil, política, y luego de la llegada de Anglo Gold Ashanti a Cajamarca, se concentró en un trabajo de resistencia a la imposición del proyecto minero. Luego, varias organizaciones crearon La Reversa, otro colectivo que también tenía como objetivo la lucha contra el megaproyecto de La Colosa. Finalmente, en el 2011 se fundó el Comité Ambiental en Defensa de la Vida, iniciativas en las que por supuesto participó la joven comunicadora.

Su experiencia laboral

Comenzaron con los aportes realizados a organizaciones y colectivos aplicando los conocimientos que poco a poco iba adquiriendo con su formación profesional en la Universidad del Tolima. Después de obtener su título como comunicadora social – periodista, logró trabajar en varias ONG que se enfocan en temas de soberanía alimentaria, “Luego trabajé por tres años en la administración municipal del gobierno de Guillermo Alfonso Jaramillo, liderando las comunicaciones de la Secretaría de Desarrollo Rural y del Medio Ambiente”, expresó Valentina.

También se dedicó a ser voluntaria en organizaciones sociales, es co-fundadora y coordinadora del Movimiento Nacional Ambiental, hace parte de la Alianza Libre de Fracking, y en el último año y medio apoyó una corporación sociojurídica que acompaña procesos de defensa territorial en Chocó y Tolima.

Ahora, la joven inicia este gran reto por designación de la Ministra de Ambiente, Susana Muhamad, quien confió en sus conocimientos y capacidades de diálogo social, y en su experiencia en democracia ambiental.

 

suministrado

 

Los retos

Sin duda alguna, el tiempo de estudio en la UT le dejó grandes recuerdos y enseñanzas que hoy en día la han llevado a ocupar un lugar importante en el nuevo gobierno del país, Valentina ha asumido esta nueva tarea con mucho ánimo y deseo de seguir contribuyendo a la sociedad colombiana.

Según Camacho, para el actual gobierno y específicamente para la Subdirección de Educación Ambiental y Participación del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, el gran reto de ser un apoyo y defensa de los ambientalistas “suena un poco absurdo, pero en este país hasta el momento nadie los ha defendido, y muchos han sido asesinados, violentados y criminalizados. Entonces ahí va a haber un apoyo muy grande desde esta subdirección” afirma la joven comunicadora social.

Otro reto importante para la joven, es la implementación del Acuerdo de Escazú (Acuerdo Regional sobre el Acceso a la Información, la Participación Pública y el Acceso a la Justicia en Asuntos Ambientales en América Latina y el Caribe), el cual el gobierno tiene toda la voluntad de que se efectúe en el territorio nacional.

Agradecida con la UT

Camacho, manifiesta su interés en seguir en contacto con la institución que la formó profesionalmente para poder entablar lazos colaborativos en aras de seguir mejorando temáticas ambientales en la región _ “Creo que es muy importante que se siga fortaleciendo la única universidad pública de la región para brindar oportunidades de crecimiento a todas y todos los jóvenes que van culminando el bachillerato y muchas veces se quedan sin la oportunidad de poder entrar a obtener todo lo que puede ofrecer la educación superior en términos de crecimiento profesional, pero también personal”_, añade la egresada de la UT.

Desde la Universidad del Tolima se expresa una sincera felicitación a Valentina Camacho, quien, sin lugar a dudas, deja en alto el nombre del alma máter.

Suministrado | Universidad del Tolima

Comentarios