00000

Trabajo del cuidado, participación femenina y PIB: Petro le atina a un dato y se queda corto en otro

El candidato presidencial acierta en la cifra de la representación del trabajo del cuidado en el PIB, pero se equivoca al decir que este tipo de labores son realizadas en un 81% por mujeres, pues ese porcentaje en realidad es mucho mayor.
PUBLICIDAD

En el programa de gobierno del candidato presidencial del Pacto Histórico, Gustavo Petro, dice lo siguiente: “se reconocerán, y remunerarán trabajos que se encuentran por fuera de la esfera  del mercado, en especial el trabajo del cuidado, el cual representa alrededor del 20% de PIB y es realizado en un 81% por mujeres” (punto sobre el Pacto por el Trabajo, página 26).

Luego de consultar fuentes oficiales y hablar con expertos, calificamos esa afirmación como 'Discutible', porque el candidato le atina al cálculo relativo al PIB, pero no al de la participación femenina en los trabajos de cuidado.

La Comisión Programática del Pacto Histórico, encargada de redactar el programa de gobierno de Petro,  le proporcionó a RedCheq varios documentos en los cuales basan esas cifras. En primera instancia Economía del cuidado: revisión de literatura, hechos estilizados  y  políticas de cuidado, un informe del Departamento Nacional de Planeación, DNP, en el que dice: “según los cálculos se observa que el valor del trabajo doméstico y cuidado no remunerado equivale al 20,4% del PIB” (página 18).

La misma cifra está en el segundo documento enviado, Cuidado no Remunerado en Colombia: Brechas de Género, del Departamento Administrativo Nacional de Estadística, DANE, de mayo de 2020.

Encontramos esa cifra también en el Informe Nacional de Empleo Inclusivo, INEI, 2020-2021, donde dice que Colombia cuenta con la Ley 1413 de 2010, cuyo objetivo es reconocer legalmente los trabajos domésticos y de cuidados que se llevan a cabo de manera no remunerada dentro del hogar. “Gracias a esta ley, a la encuesta de uso del tiempo del DANE y a su simulador del trabajo doméstico y de cuidado no remunerado para el hogar y la comunidad, es posible medir su contribución de manera cuantitativa, registrando un 20% del PIB de Colombia (Consejería Presidencial para la Equidad de la Mujer, 2021)”.

Así que la cifra que menciona el programa de gobierno de Gustavo Petro acierta en el dato de la cuantificación de la economía del cuidado en el PIB.

Participación de las mujeres en la economía del cuidado

Ninguno de los dos documentos menciona que el trabajo del cuidado sea realizado en un 81% por mujeres, como dijo el candidato, pero en Economía del cuidado: revisión de literatura, hechos estilizados  y  políticas de cuidado se explica que “para cuantificar el valor del trabajo doméstico y de cuidado no remunerado es necesario conocer el volumen total de horas que la población nacional destina a realizar este tipo de actividades. La información de la cantidad de horas se obtiene a través de encuestas de uso del tiempo, para el caso colombiano, la Encuesta Nacional de Uso del Tiempo (ENUT), el cual es un instrumento donde se indaga detalladamente sobre el tiempo destinado a trabajo no remunerado, trabajo remunerado y actividades personales”.

La Enut 2021 señala que, para el total nacional, en el periodo que va de septiembre de 2020 a agosto de 2021, y en el caso del trabajo no remunerado, la participación de los hombres fue de 63,4% y la de las mujeres de 90,4%.

 

Grafico 2

La misma encuesta señala también que, para el total nacional, entre mayo y agosto de 2021, en el caso del trabajo no remunerado, la participación de los hombres fue de 65,2% y la de las mujeres de 91,5%.

De acuerdo con este artículo de Razón Pública, “según la Encuesta Nacional de Uso del Tiempo (ENUT), en Colombia, las mujeres dedican, en promedio, siete horas a las labores de cuidado no remunerado, mientras que los hombres dedican apenas tres. Esto crea una “doble jornada” de trabajo para las mujeres, que condiciona su autonomía física y política.

Además, los sectores de cuidado remunerado están altamente feminizados, mal retribuidos y en su mayoría se prestan por fuera de los sistemas de seguridad social. Un ejemplo es el trabajo doméstico:

  • El 96% del trabajo doméstico remunerado lo hacen las mujeres.
  • Según la Escuela Nacional Sindical, en 2019, solo el 18% de las trabajadoras domésticas estuvo afiliado a un sistema pensional.
  • Ese mismo año, el 61% de las trabajadoras domésticas ganó menos de un salario mínimo”.

Por regiones las diferencias, incluso se profundizan entre hombre y mujeres en labores de cuidado, como lo revela la ENUT 2021, “en relación con las participaciones en actividades de trabajo no remunerado para el periodo de septiembre de 2020 a agosto de 2021 se encuentra que en todas las regiones estas son mayores para las mujeres que para los hombres. La región Caribe presenta la diferencia más pronunciada en estas participaciones con 34,4 puntos porcentuales. En San Andrés y Bogotá, aunque la brecha de participación en actividades de trabajo no remunerado existe, las diferencias son menores con 17,4 y 19,3 puntos porcentuales respectivamente”.

Grafico 5

“El PIB es todo aquello que se comercia y tiene un valor agregado en la economía. Lo que ocurre con el cuidado doméstico no remunerado es que no se tranza en un mercado. Entonces lo que hace el DANE es que a través de la Encuesta Nacional de Uso del Tiempo  calcula esas horas que se hacen de trabajo doméstico y de cuidado no remuneradas y ven en el mercado cuánto cuesta limpiar una casa, cuidar a un adulto mayor o a un menor de edad  y ahí se le imputa un valor a ese tipo de trabajo”, afirmó la economista y directora del proyecto Quanta Cuidado y Género,  Paula Herrera.

Así que la cifra del 81% de las mujeres dedicadas a labores de cuidado, de acuerdo con el programa de gobierno del Pacto Histórico, está por debajo de las mediciones más recientes que se han hecho en el país y que superan el 90%, y que incluso al revisar las cifras regionales en algunos casos llegan al 94%.

De tal manera que calificamos como discutible la afirmación contenida en el programa de gobierno de Petro, en la que afirma que “se reconocerán, y remunerarán trabajos que se encuentran por fuera de la esfera  del mercado, en especial el trabajo del  cuidado, el cual representa alrededor del 20% de PIB y es realizado en un 81% por mujeres”, pues aunque si bien acierta con la cifra que corresponde al PIB, se equivoca al decir que este trabajo es realizado por un 81% de mujeres, pues ese porcentaje en realidad llega a superar el 90%.

Alianza Redcheq

Comentarios