Actores del conflicto tolimense compartieron los ‘mínimos’ para la paz

Juan Montoya Prada / EL NUEVO DÍA
Crédito: Juan Montoya Prada / EL NUEVO DÍATras la reunión, se espera el Nuevo Acuerdo Nacional de Mínimos sobre septiembre.
Contenido Exclusivo
Tras los Acuerdos de Paz con las Farc, actores del conflicto armado tolimense propusieron nuevas disposiciones que buscan fortalecer aquellos ‘pendientes’ que quedaron en la implementación de la paz en el territorio.
PUBLICIDAD

La Comisión de Conciliación Nacional (CCN) y la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC), junto con la Arquidiócesis de Ibagué, presentaron la iniciativa ‘Renovación de Mínimos de Reconciliación y Paz’, consignas construidas a partir de diálogos con varios actores del conflicto armado a lo ‘largo y ancho’ del territorio colombiano.

Con las proposiciones, la CCN emitirá sobre el mes de septiembre un documento con la totalidad de mínimos para la paz que lograron reunir, en cooperación con la iglesia católica, con el fin de incidir directamente en el Plan Nacional de Desarrollo (PND) y en las próximas negociaciones de paz con el grupo armado ELN.

En el Tolima, las dificultades que señalaron los actores del conflicto tienen relación con el deterioro del medio ambiente, las deficiencias de la ‘agricultura subsidiada’, la comercialización directa con intermediarios corruptos, el sostenimiento de las vías terrestres que están deterioradas, la desconfianza con la población migrante que afecta hacia la sobrepoblación, la falta de atención integral a las víctimas y la ausencia de conocimiento de las necesidades o el contexto de las comunidades urbanas y rurales.

Así pues, las solicitudes que acaecieron por parte de los actores del conflicto, entraron a configurar la construcción de los nuevos mínimos de paz, los cuáles también serán compartidos a los entes territoriales y gubernamentales para la creación de política públicas robustas.

Suministrada / El Nuevo Día
La construcción de los mínimos, la Comisión de Conciliación Nacional y la Conferencia Episcopal de Colombia acudieron directamente a dialogar con actores del conflicto.

 

La propuesta de incidir en la paz

Durante una rueda de prensa llevada a cabo por la Arquidiócesis de Ibagué y delegados de la CCN, se compartieron las primeras disposiciones de la construcción de los mínimos que, además, también incorporan los que fueron presentados y acogidos en el PND durante el periodo presidencial 2010 - 2014 de Juan Manuel Santos.

Monseñor Orlando Roa Barbosa, Arzobispo de Ibagué, destacó la ocasión en que la iglesia católica incidió, en algunas aristas, en la construcción del Acuerdo de Paz con las existas Farc y ve con optimismo la incidencia de los nuevos procesos de diálogo con el ELN.

“La iglesia participó a través de las directivas del Comité de Conciliación Nacional y también el director de la Pastoral Nacional. En esta oportunidad, la iglesia ha sido tenida más en cuenta para apoyar este proceso con los grupos subversivos”, apuntó Roa Barbosa. 

A su vez, la excelencia refirió que cuando el Presidente ganó las elecciones, recibió invitaciones de algunos personajes que reflexionan sobre el tema de la paz en el Tolima y que se mueven en el campo de la política y el periodismo.

A su vez, destacó que “hay disposición a hacerle acompañamiento a las víctimas, el medio ambiente y el tema de la memoria histórica, este último componente de importante conservación, con análisis e imparcialidad. Nosotros pensamos que el diálogo es una salida favorable para los momentos difíciles de conflicto”, puntualizó Roa Barbosa.

La delegada del CCN, Lida Losada, aseveró que el combate contra la corrupción será uno de los temas centrales de los mínimos y que del nuevo Acuerdo Nacional de Mínimos han salido preocupaciones tienen que ver con las lecciones que quedaron del Acuerdo de Paz con las Farc en términos estructurales, sociales, económicos y culturales.

“Las comunidades que participaron en la construcción de los mínimos, las comunidades resaltaron la falta de atención integral para las víctimas y la incorporación de políticas públicas frente a estrategias de presupuesto, psicosociales, caracterización y disposiciones concretas en términos de memoria histórica”, apuntó Losada.

Así las cosas, Losada apostilló que se espera que el documento esté listo en septiembre para ser compartido con el Gobierno Nacional, los entes territoriales y gubernamentales y así poner en marcha las políticas públicas, las cuales dependen de la voluntad política de los mandatarios. 

 

Las ‘líneas gruesas’ del diálogo con el ELN

El Gobierno del presidente de la República, Gustavo Petro Urrego, ha demostrado su férreo interés en reanudar los diálogos de paz con el ELN y lograr un acuerdo de paz con esta guerrilla, con la cual se habían suspendido los diálogos durante el anterior gobierno.

Para eso anunció que, vía decreto, suspendió las órdenes de captura y de extradición de los negociadores del ELN. La decisión del mandatario se percibió como una primera acción para que el grupo armado detenga las acciones violentas.

Siendo este un nuevo paso hacía retomar ese proceso de negociación, se empezó a hablar de la elegibilidad a la que tendrían derecho si se concreta su desmovilización.

Al respecto, el senador del Pacto Histórico, Iván Cepeda, quien ha estado muy cercano a la reactivación de este proceso, sostuvo que “es evidente que cualquier proyecto que presentemos para lo que se ha dado en el acogimiento a la justicia, hay que circunscribir el universo de grupos que podrán optar por esa vía”.

Cepeda además consideró que por ahora no hay una agenda establecida, pero sí se están dando pasos en concreto para retomar la negociación. “En este momento estamos a la espera de que el ELN dé unos pasos internos de regreso al país”, señaló el senador.

Respecto a la posibilidad de pactar un cese al fuego bilateral, Cepeda precisó que ese es uno de los asuntos centrales que se tendrán en la discusión entre las partes, incluso consideró que se podría retomar parte de la metodología que hubo en la negociación con las Farc.

Suministrada / El Nuevo Día

 

Semana para la Paz

En la edición 35° de la Semana por la Paz, liderada por la Conferencia Episcopal de Colombia, la Arquidiócesis de Ibagué y la Pastoral Social; se aplicará la continuidad de las consignas de los mínimos del CCN y propiciará espacios de diálogo con funcionarios públicos y comités parroquiales que ahonden en los dichos acuerdos. El programa iniciará a partir del 23 de agosto y finalizará el 9 de septiembre en la ciudad.

 

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro! 

Lo invitamos a seguir leyendo aquí 

https://digital.elnuevodia.com.co/library 

 

REDACCIÓN POLÍTICA

Comentarios