Los ministros de Petro más ricos: han hecho plata en política y en otros trabajos

Crédito: Archivo / EL NUEVO DÍA
José Antonio Ocampo, Cecilia López y Alejandro Gaviria tienen los patrimonios líquidos más altos, pero son los que más deben.
PUBLICIDAD

Los ministros del gabinete de Gustavo Petro ya hicieron públicas sus declaraciones de renta como lo ordena la Ley 2013 de 2019 que obliga a más de 30.000 servidores públicos a revelar sus rentas que presentan a la Dian.

Allí se puede ver que el ministro de Hacienda y Crédito Público, José Antonio Ocampo, es el jefe de cartera más rico del actual gobierno con un patrimonio líquido declarado en 2020 por $3.531 millones.

El patrimonio líquido es la cuenta resultante de restar los pasivos, es decir las deudas, a los activos o los ingresos y bienes del declarante. Las deudas de Ocampo llegaron a $928 millones y cuenta con un patrimonio bruto de $4.459 millones e ingresos por 156 millones.

En el primer mes de Ocampo al frente del Ministerio de Hacienda, su principal logro fue radicar una reforma tributaria que busca recaudar $25 billones con alzas de impuestos para los más ricos. Con ingresos superiores a $13 millones mensuales, el ministro de Hacienda sería uno a los que se le incrementaría su tarifa de renta. En 2020, Ocampo pagó 7,6 millones por este concepto.

Otra a la que se le incrementaría el impuesto de renta es a la ministra de Agricultura y Desarrollo Rural, Cecilia López. La jefe de la cartera agrícola reportó unos ingresos líquidos por $2.932 millones en 2020, de un patrimonio bruto de $2.950 millones. Es decir que sus deudas llegaron a $17,3 millones hace dos años.

Según el documento publicado por la ministra López en el aplicativo de Función Pública, tal como lo dicta la Ley, la funcionaria obtuvo ingresos por $257 millones, unos $21 millones mensuales. También reportó bienes inmuebles en Bogotá, uno en Tabio (Cundinamarca) y otro en Cartagena, todos por un valor de $1.869 millones.

El tercer puesto entre los ministros más ricos lo ocupó el ex rector de la Universidad de los Andes y ahora ministro de Educación, Alejandro Gaviria. El patrimonio líquido de Gaviria era de $2.850 millones en 2020, según su declaración de renta.

Pero el ministro de Educación acumulaba deudas por $723 millones, lo que le restaba a su patrimonio bruto de $3.573 millones, el segundo más alto del gabinete detrás de Ocampo.

Gaviria declaró un bien inmueble en Bogotá y dos en Cartagena, por un valor de $13.500 millones y fue el funcionario con los mayores ingresos de todo el gabinete ministerial de Petro con $843 millones ($70,2 millones mensuales).

El cuarto funcionario del Consejo de Ministros con el patrimonio líquido más alto es el de la cartera política, Alfonso Prada Gil, que reportó a la Dian $1.958 millones por este concepto. El patrimonio bruto de Prada en 2020 fue de $2.026 millones, pero acumulaba deudas por $68 millones.

Prada fue el segundo ministro que más pagó por impuesto de renta ($17,9 millones), solo por detrás de la ministra de Ambiente, Susana Muhamad, quien pagó $45,6 millones por esta obligación.

Para completar el top-5 está el jefe de la cartera de Transporte, Guillermo Reyes, quien acumuló un patrimonio líquido en 2020 por $1.348 millones.

El ministro Reyes reportó a la Dian cuatro inmuebles en Bogotá por $411 millones y un patrimonio bruto de $1.434 millones. El impuesto a cargo para el funcionario fue de $16,4 millones y obtuvo ingresos por $395 millones en todo el año, unos $32 millones mensuales.

Los más endeudados

Así como es el ministro más rico, José Antonio Ocampo también es el más endeudado. El jefe de la cartera económica debía $928 millones en 2020.

Le sigue otro de los que también está entre los más ricos. El Mineducación, Alejandro Gaviria, tuvo deudas por $723 millones, aunque sus ingresos en el mismo año fueron de $843 millones.

La ministra de Trabajo, Gloria Inés Ramírez, ocupa el tercer lugar con deudas acumuladas por $468 millones. Esto le restó 67% a su patrimonio bruto de $690 millones, por lo que la renta líquida de la ministra fue de $221 millones, uno de los más bajos del gabinete.

El cuarto ministro más endeudado es el canciller Álvaro Leyva Durán. El jefe de las Relaciones Exteriores de Colombia debe $418 millones, de su patrimonio bruto de $624 millones. Por lo que su patrimonio líquido fue de $205 millones.

Curiosamente, el canciller solo declaró como bienes una motocicleta, algunas obras de arte y varios instrumentos musicales avaluados en $27 millones, aunque no reportó ningún inmueble.

Finalmente, el quinto puesto entre los ministros con más deudas lo ocupó la medallista olímpica y jefe de la cartera del Deporte, María Isabel Urrutia.

La expesista acumulaba una deuda total de $345 millones en 2020. A su vez, Urrutia también es la segunda ministra con menos patrimonio líquido, de apenas $67 millones, poco si se compara con sus compañeros del Consejo de Ministros.

Vanguardia/EL NUEVO DÍA

Comentarios