Iluminación del ‘Coloso de la 37’ sigue sin cumplir exigencias contractuales

Sin confirmar continúan los encuentros de la Copa Libertadores en Ibagué, ante el incumplimiento del contratista con la modernización de las luminarias, requeridas por la Conmebol. La Administración asegura que se trabaja en su adecuación en aras de cumplir; sin embargo, el panorama no es claro a la fecha.

En completa incertidumbre permanece el contrato 009 de 2018 de Infibagué, adjudicado a la Unión Temporal Manuel Murillo Toro para la modernización de las luminarias del estadio, por cuenta del incumplimiento parcial declarado al contratista, al no lograr los niveles de luxes exigidos en el contrato, pese al vencimiento del mismo el 2 de noviembre de 2019.

Los cuestionamientos, sin embargo, toman más fuerza con la participación del Deportes Tolima en la Copa Libertadores, por las exigencias de la Conmebol para que se puedan desarrollar los cotejos deportivos en el estadio Manuel Murillo Toro, en el que se requiere una iluminación adecuada, en sentido horizontal para la visualización de la cancha, tanto por los atletas como espectadores, y en el sentido vertical por la transmisión de imágenes televisivas y para proporcionar iluminación en el cuerpo de los atletas, visualizando los detalles, gestos y expresiones del partido.

El Deportes Tolima ya tuvo su primer encuentro contra el Macará en Ecuador, ahora es el turno de que se dispute el encuentro en Ibagué el próximo martes, que de ser exitoso le permite a club ‘Pijao’ pasar a la tercera ronda del torneo, última antes de pasar a la fase de grupos, lo que implica una evaluación positiva de la Confederación, para que no se tenga que recurrir a otros escenarios del país.

Ya los primeros días de enero, la gerente del Imdri, Saily Ibáñez, indicó que el Instituto deportivo sería el más afectado en el caso hipotético de que no se tenga el aval de la Conmebol, puesto que “si no están las luminarias no hay Copa Libertadores”, misma situación que mencionó la empresa interventora HCR Ingenieros sobre los posibles perjuicios que puede tener el Imdri, por no contar con la iluminación necesaria para que se realicen los partidos.

Ibáñez, quien solo se pronunció a través del equipo de prensa, le informó a EL NUEVO DÍA que los recursos que se puedan recibir por el evento internacional, dependen de la cantidad de personas que ingresen al estadio. El contrato de arrendamiento indica que el Municipio a través del Imdri tendrá el 6% de lo recaudado en la taquilla.

En la tarde del jueves la gerente de Infibagué, Paola Álvarez, garantizó la realización del partido de hoy entre Tolima y Envigado en el marco de la Liga BetPlay; sin embargo, no dio claridad sobre el rumbo de la Copa Libertadores, de la que solo indicó que se están ejecutando trabajos de reforzamiento de los mástiles de las tribunas norte y sur, además del redireccionamiento de algunas luminarias, para cumplir.

“Estamos trabajando incansablemente con el contratista. Esperamos cumplir con estas exigencias como es el compromiso del señor Alcalde”, dijo Álvarez.

El alcalde Andrés Fabián Hurtado, por su parte, indicó que continúan las reuniones con el contratista e interventor para que se juegue la Copa Libertadores sin ningún problema y mencionó que si bien fue requerido por incumplimiento, su alternativa es conciliar para que cumpla con las exigencias.

“Nos hemos reunido con los contratistas y la interventoría, ya se empezaron a hacer los ajustes de los lúmenes que se requieren para que podamos jugar la Copa Libertadores sin ningún problema, hemos encontrado un contratista dispuesto con este gobierno (...) lo hemos llamado a que haga las respectivas adecuaciones y entregue de manera técnica como establecen los requisitos de la Conmebol para que podamos desarrollar todo el campeonato normal, esperamos que ya para la fecha próxima, la semana entrante, podamos jugar el partido de manera normal”, indicó el alcalde.

 

Las fallas

Por medio de múltiples oficios, durante todo el año 2019, incluso antes de iniciar la ejecución del contrato, la empresa interventora, la firma HCR Ingenieros, advirtió irregularidades con la modernización de las luminarias.

La primera de ellas la hizo el 14 de enero de 2019 y posteriormente el 21 de enero, días previos a la firma del acta de inicio que se firmó el 31 de enero del año pasado, donde el ingeniero Jairo Rodríguez, solicitaba al contratista revisar el diseño fotométrico, “ya que por la experiencia que se tiene, no va a cumplir con lo requerido por la Conmebol, Fifa y lo ofertado”.

Pese al anuncio, el director de obra, el ingeniero Germán Giraldo ratificó que este cumplía a cabalidad, posición que una vez más controvirtió la interventoría, que aseguró que el diseño estaba errado y que “quedarían zonas oscuras y no cumplirían con los niveles horizontales y verticales”, incluso en febrero advirtió que con su ejecución, sería el contratista de obra quien asumiría riesgos y costos generados por las desatenciones a lo expuesto.

 

Estadio no cumplió requerimientos en 2019:

Conmebol

En un informe técnico de iluminación que realizó Conmebol el 10 de abril del 2019, momentos previos al partido del Deportes Tolima con el Boca Juniors, pactado para el 24 de abril, fue la misma Confederación, quien consideró que el suministro de energía para el sistema de iluminación del campo de juego no cumplió con las especificaciones requeridas.

De hecho, la Conmebol recomendó en su momento la instalación de nuevas torres con reflectores detrás de las líneas de fondo (detrás de los arcos), “para balancear el nivel de iluminación comparado con las tribunas”, así como un nuevo procedimiento de focalización para corregir la uniformidad y desequilibrio de las iluminarias.

Tras el anuncio del que estaba al tanto la gerencia de Infibagué, a cargo de Yolanda Corzo, con ‘bombos y platillos’ la Administración del exalcalde Jaramillo celebró la renovación de las luminarias, esto pese a que el contratista en ningún momento ha cumplido con las exigencias de la Confederación y del contrato.

Tolima finalmente sí jugó de local los partidos de la Copa Libertadores contra el Atlético Paranaense, el Boca Juniors y el Jorge Wilstermann en la fase de grupos en el 2019; sin embargo, año tras año las exigencias en términos de iluminación aumentan por parte de la Conmebol.

 

Acta para corregir incumplimientos

El 21 de mayo de 2019, finalmente el contratista optó por aceptar y comprometerse con lo requerido, por ello, el 5 de junio se firmó un acta especial de acuerdo de voluntades para corregir el incumplimiento técnico.

Con dicha acta, también se pidió la suspensión del contrato en aras de presentar la alternativa de modificación del proyecto, que abarcó la compra de nuevas estructuras para los pórticos norte y sur, con la instalación de 56 proyectores.

No obstante, una vez se presenta la alternativa correctiva y es aprobado por el interventor, es este mismo quien de nuevo advirtió cambios en lo presentado, con relación en la distribución de los proyectores, que se instalaron en 3 líneas y no en dos de 14 proyectores, según se definió en el rediseño.

En noviembre, tras este hecho, el interventor informó a Infibagué que el resultado, calificado como “nefasto”, se dio por no actuar “con responsabilidad y seriedad por parte de la Unión Temporal”, es decir, incumpliendo con lo establecido en el rediseño.

Por ende, con la presentación del proyecto se reafirma el incumplimiento con una prueba de intensidad lumínica, basado en la localización de las cámaras. En la tribuna preferencial lo ofertado era 1.409 luxes y solo se llegó a 1.145, en la norte se pedía 1.385 y se llegó a 638, en oriental se solicitaba 1.409 luxes y solo se llegó a 1.189, y en la tribuna sur se solicitaban 1.419 luxes pero se quedó en 738 luxes.

En la iluminación horizontal fue en lo único que se cumplió pues se pedía 1.525 y se llegó a 1.520; sin embargo, la uniformidad de la iluminación tampoco llegó a lo ofertado.

 

Destacado

La próxima audiencia de incumplimiento que se le realizará al contratista será el próximo 11 de febrero, mismo día para el que está pactado el partido entre Deportes Tolima y Macará de Ecuador.

 

Dato

El interventor puso a discreción de Infibagué dejar en firme el incumplimiento a la Unión Temporal.

EL NUEVO DÍA

Comentarios