Los niños del Tolima necesitan su ayuda: Conozca la función de los hogares sustitutos

TOMADA DE INTERNET - EL NUEVO DÍA
El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar y la ACJ están buscando madres y padres sustitutos que quieran cumplir está función solidaria.

Cada día por diferentes circunstancias niños, niñas y adolescentes son abandonados o reciben malos tratos en sus familias que los obligan a reiniciar sus vidas en hogares diferentes al biológico.

En el caso de Ibagué, el Icbf con el operador Asociación Cristiana de Jóvenes del Tolima, ingresan a restablecer los derechos de los menores para que tengan condiciones dignas de vida.

Dentro de las dinámicas están los hogares sustitutos que estén dispuestos a ofrecer afecto y respeto, “la modalidad de hogar sustituto es de acogida, es una opción que se tiene para todos los NNA a los que les han sido vulnerados sus derechos”, afirmó Luz Ayda Gómez, representante legal de la ACJ.

 

Acompañamiento

Durante el proceso las madres o padres que deseen hacer esta acción voluntaria y desinteresada, contarán con el apoyo y acompañamiento de las entidades.

“En el caso de la madre o padre recibe una beca equivalente a un salario mínimo legal vigente mensual por el hogar. Además, que la casa donde reside comienza a facturar los servicios públicos de agua, energía y gas como estrato 1”, agregó Gómez.

Asimismo, el Icbf se encarga de dotar a los niños de los que se esté cargo de ropa tres veces al año. Así como las prendas escolares, matrículas, textos y todo lo que requieran para permanecer vinculados al sistema educativo.

Dentro de la dotación también está lo que tiene que ver con colchones, camas, almohadas, entre otros (está categoría está sujeta a disponibilidad).

También los cuidadores reciben un aporte económico mensual para garantizar la cobertura de todas las necesidades básicas del niño.

“Con este acompañamiento económico la mamá podrá brindarle alimentación, elementos de aseo personal, transporte para llevarlo a citas médicas y a otras citaciones que el niño requiera, entre otras necesidades. Es básicamente la cuota de mantenimiento”, refirió Gómez.

 

Permanencia

Esta puede variar dependiendo las condiciones; hay niños, niñas y adolescentes de los que las familias pierden la custodia, así como otros que no son adoptados y podrían permanecer como hijos del Estado hasta su mayoría de edad, momento en el que recibe el acompañamiento para la educación superior.

Actualmente, hay 173 hogares sustitutos en Ibagué y se requieren en este momento de manera urgente al menos 20. Cabe resaltar que los niños pueden ser ibaguereños así como venir de otros municipios.

 

Requisitos

Quienes deseen colaborar en esta labor solidaria pueden tener familias establecidas así como ser madres o padres solteros entre los 23 y 55 años de edad.

Además, se debe contar con formación académica mínima de noveno grado y disponibilidad de tiempo; también tener experiencia en crianza o haber trabajado anteriormente con NNA.

Cabe resaltar que máximo se pueden amparar a tres niños por hogar.

“Esto no es un trabajo, es una labor solidaria y el principal requisito es querer abrir el corazón y hogar para brindarle amor a niños que han sufrido situaciones de maltrato y violencia”, finalizó Gómez.

REDACCIÓN SOCIALES

Comentarios