El médico Héctor Morales dejó huella en el desarrollo de la región

Archivo / EL NUEVO DÍA
Crédito: Archivo / EL NUEVO DÍA Héctor Morales Morales falleció a los 76 años, era hijo de Julio Morales y Susanita de Morales.
El ibaguereño, que tenía 76 años, será recordado como un profesional inquieto y comprometido que trabajó desde diferentes ámbitos para ayudar a sus coterráneos.
PUBLICIDAD

Como un homenaje a la trayectoria y al significativo aporte que hizo el médico cirujano Héctor Morales Morales al Tolima, EL NUEVO DÍA habló con algunas personas que compartieron con él diferentes etapas de su vida.       

Ellos lo definieron como una persona y un profesional excelente, que dejó una gran huella por su labor cívica y el compromiso de aportar al desarrollo de la capital tolimense. 

Desde el campo médico Morales Morales trabajó 36 años en el sector salud, fue jefe de Urgencias en el hospital Federico Lleras Acosta entre 1964 y 1985. Desde ese rol tuvo que afrontar emergencias como la tragedia de Armero, el incendio de varios locales en un edificio del centro de la ciudad y el desprendimiento de una tribuna en el estadio Manuel Murillo Toro, en la década de 1980.

También, laboró en el Seguro Social, entidad en la que se pensionó en el 2000, época en la que a pesar de que tenía vía libre para retirarse, decidió seguir compartiendo su talento como galeno y trabajó por ocho años más. 

Fue parte de la Junta Directiva del ‘Fedelleras’ hasta su intervención, perteneció al Consejo Territorial en Seguridad Social en Salud en representación de los empresarios, integró el Consejo de Administración de Coasmedas, la Asociación de Médicos de Ibagué,  y en la junta de  la Corporación Jardín de los Abuelos, igualmente, ocupó la presidencia de la Liga Contra el Cáncer a nivel regional. 

“Fue una persona que siempre estuvo involucrada, pendiente de los temas departamentales, preocupado por el desarrollo de la región. Participó en Fenalco, la Corporación Festival Folclórica y en el periódico (EL NUEVO DÍA), siempre tuvo esa vocación de servicio, liderazgo y de entender que trabajar por los temas de la ciudad era un compromiso”, dijo Enrique Mejía Fortich, miembro del Consejo Directivo de EL NUEVO DÍA. 

Y es que efectivamente, ese dinamismo e inquietud por ayudar, lo llevó a integrar la Junta Directiva Nacional de Fenalco y el Consejo Superior de la Universidad del Tolima, participaciones que le permitieron exponer ideas desde diferentes ámbitos, en pro del desarrollo local. 

“Era una persona muy comprometida con las causas que él lideraba, muy entregado a trabajar por sus ideas. Fue una persona de mucha pujanza, preocupado porque las cosas se hicieran bien. Fue un profesional a carta cabal”, comentó Félix Ramón Triana, exdirector de la regional Tolima del Sena, quien entabló una amistad con el médico desde 1989. 

El médico que salió en defensa del folclor 

En 2001 lideró la creación de la Corporación Festival Folclórico Colombiano. En 2016 en entrevista con este medio, Morales narró que siendo presidente de Fenalco Tolima, el alcalde de la época les propuso que manejaran el Festival, “entonces planteé el reto de crear la Corporación y la Junta de Fenalco lo aprobó”. 

Por otra parte, Bethy García, directora Ejecutiva de la Corporación Festival Folclórico Colombiano, comentó que el ibaguereño era un “amante” de las tradiciones del Tolima e Ibagué, asimismo, fue director Ejecutivo y Presidente de esta entidad.

“Ha sido una pérdida muy grande para los ibaguereños, él le aportó tanto a esta ciudad a través de la Corporación. El Festival es considerado el más grande y parte de ese logro se debe al doctor Héctor Morales”. 

Añadió que fue un gran amigo, consejero “una persona que desde todos los puntos le aportó a la ciudad. Era un hombre que a través de su civismo le gustaba ayudar a la ciudad, en la parte comercial y económica se defendía mucho, era un hombre muy polifacético con quien se podía tener una charla maravillosa”. 


Apuesta por un medio regional 

En 1992 junto a un grupo de tolimenses comprometidos, le apostó a la creación de la Editorial Aguasclaras S.A. grupo al que pertenece esta rotativa, por lo que se convirtió en socio fundador y parte de la Junta Directiva. Algunos lo recuerdan como “una de las personas más entusiastas por este proyecto, era una excelente persona, dedicado en su gestión como médico y con el periódico para sacarlo adelante”, expresó Emperatriz Barrero amiga cercana.

Hélmer Parra, reportero gráfico, recordó que Morales en medio de sus múltiples ocupaciones, con frecuencia disponía de un espacio para acompañar el proceso de formación del diario regional, especialmente, “al inicio que era todo tan complicado, él siempre estuvo pendiente”.

El fotógrafo comentó que hacia el 2015 por temas de salud, el médico se retiró de la Junta, pero siguió conectado con todo lo que sucedía alrededor del impreso.   

 

Dato

Las exequias serán esta tarde a las 2 p.m. en la catedral Primada Inmaculada Concepción de esta ciudad.

EL NUEVO DÍA

Comentarios