Ante el Congreso, ‘profe’ de Chaparral instará a MinTic a garantizar internet a estudiantes

Crédito: Suministradas / EL NUEVO DÍA
Contenido Exclusivo
Leonardo Uribe, docente del colegio Irco Dos Aguas en zona rural de Chaparral, radicará firmas en el Congreso durante el debate de moción de censura a la MinTic, Karen Abudinen, para exigir que garantice la conexión a sus estudiantes.
PUBLICIDAD

En medio del escándalo del Ministerio de Tecnologías de la Información por la ejecución de la iniciativa Centros Digitales, que pretendía brindar conectividad a miles de instituciones en el territorio nacional, y en el que uno de los contratistas presentó retrasos en su ejecución y supuestas garantías bancarias falsas, en algunos territorios del Tolima continúan esperando el anhelado internet para la educación de los estudiantes.

En efecto, a pesar de que el departamento no está cobijado por el polémico contratista y que aparentemente la ejecución del programa avanza con normalidad, instituciones en Chaparral no cuentan con conectividad.

Es el caso del colegio Irco Dos Aguas, ubicado en zona rural del municipio, el cual fue expuesto por el docente Leonardo Uribe.

El educador explicó que, junto con él, en la institución hay siete profesores para 110 estudiantes con los que a diario tienen que luchar con lo que consideran como un “enemigo invisible”: el difícil acceso a internet, toda vez que ningún operador tiene cobertura.

El hombre lanzó una cruzada digital a través de la plataforma change.org en la que lleva más de 18 mil firmas, su meta son 20 mil, donde relató el caso e instó a la Mintic, Karen Abudinen, a que garantice el servicio. 

El educador entregará las firmas hoy en el Congreso de la República durante el debate de moción de censura en contra de Abudinen.

Uribe relató que el colegio vio con esperanza el proyecto Centros Digitales del que fueron seleccionados para ser beneficiarios, no obstante, se llevaron una gran desilusión tras la instalación de la infraestructura del proyecto porque la señal para acceder a internet es deficiente e intermitente, lo que imposibilita su uso.

“En nuestro caso, aunque no hacemos parte del segmento del proyecto sobre el cual está el escándalo de los $70.000 millones perdidos, hacemos parte del otro segmento del proyecto que, aunque se instaló, no funciona. Sin embargo, por parte del Gobierno sí le están pagando a los operadores que supuestamente deben asegurar la calidad del servicio. ¿Acaso eso también no es corrupción?, cuestionó el docente.

Vale señalar que la iniciativa de Centros Poblados fue adjudicada a dos operadores: consorcio Centros Poblados, centro de la polémica, y Comcel (Claro), este último ejecuta el proyecto en 7.468 centros entre los que figura el Tolima.

“Nos da tristeza ver que las esperanzas de nuestros estudiantes y de nuestra comunidad se están viendo burladas por un programa gubernamental que ha generado escándalos por sus altos grados de corrupción”, agregó Uribe.

 Instituciones en el departamento

William Polo, presidente de Simatol, explicó que, a través de un comité de verificación se iniciaron las visitas a los colegios de los diferentes municipios para inspeccionar su infraestructura y lo pertinente para poner en marcha el retorno a las aulas mediante la modalidad alternancia.

“Encontramos unas sedes principales con un grado de conservación y funcionamiento, donde podría hacerse unas adecuaciones mínimas e iniciar la presencialidad. 

Pero también unas sedes rurales abandonadas, donde por ningún lado se ve la posibilidad de retornar con la presencialidad”, expresó Polo.

Hasta el momento el comité ha llegado a Villarrica, Cunday, Rovira, Roncesvalles, Anzoátegui, Honda, Cajamarca, Lérida, entre otros.

El directivo enfatizó que inicialmente fueron priorizados 25 municipios y posteriormente se efectuará una segunda gira para llegar hasta los 46 municipios previstos en el territorio tolimense.

 Falencias en infraestructura

Polo expresó que durante los recorridos evidenciaron lo que calificó como un caso “bastante negativo” en la sede alterna de la Institución Educativa Juan Manuel Rudas, que acogía a estudiantes de primaria, por su precaria infraestructura.

“Son aulas temporales y la idea es que la vida útil fuera de cinco años, pero van a completar nueve años. Las condiciones son paupérrimas, las baterías sanitarias están a medio funcionar, su piso es de madera, los salones comparten ruidos”, aseguró el directivo.

Carlos Urrego, docente de la institución, corroboró que se trata de una sede temporal, la cual fue construida después de que una creciente del río Gualí hubiera destruido la sede de primaria de la institución.

“La principal dificultad es que no son aulas aptas para el trabajo con los niños. Los pisos son de madera, son pequeñas, hay hacinamiento, no hay espacios de recreación, en conclusión se optó porque las aulas no se utilizaran”, expresó.

Dadas las circunstancias el consejo directivo optó por trasladar la jornada de primaria para la tarde a la sede principal, donde la dificultad pasa por la falta de unos lavamanos y unas refacciones en las baterías sanitarias, adecuaciones que estarían en curso y una vez se cumplan se contemplaría el retorno en alternancia en la institución.

Este artículo es de nuestro periódico impreso.

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro! Lo invitamos a seguir leyendo aquí

 https://digital.enuevodia.com.co/library

También lo puede adquirir en físico.

 

 

REDACCION TOLIMA

Comentarios