Los matices que dejan hasta el momento los Acuerdos de Paz

Crédito: Suministrada - EL NUEVO DÍA
Contenido Exclusivo
En el marco de la Semana por la Paz en el Tolima, se habló de la importancia del diálogo para sostener los acuerdos, asimismo, se rechazó el asesinato de defensores de derechos humanos y reincorporados, por lo que desde la Misión de Verificación de la ONU, se hizo un llamado de alerta al país.
PUBLICIDAD

Con la presencia de Juan Camilo Restrepo Gómez, alto Comisionado para la Paz; monseñor Héctor Fabio Henao y 60 miembros del Consejo Departamental de Paz, se dio apertura a la Semana por la Paz y Derechos Humanos. Una iniciativa que se originó en la Asamblea del Tolima y tiene como fin rendir un homenaje a las víctimas del conflicto armado, de la misma forma, generar garantías de verdad y no repetición.

La conmemoración que va hasta el 21 de este mes, quedó establecida a través de la ordenanza 029 de 2021 y reúne distintas actividades encaminadas a generar compromisos no solo del Estado, sino también, de los diferentes actores políticos y la sociedad, explicó el asambleísta Marco Emilio Hincapié, autor de la propuesta.

Asimismo, se tiene el propósito de visibilizar las víctimas que dejó el conflicto en diferentes orillas y lugares de la región. “Desterrar la violencia requiere de un pacto que como sociedad debemos suscribir, el estar a la altura del momento histórico requiere dejar egos y cicatrices a un lado para lograr avanzar”, precisó Hincapié.

Por su parte, el Alto Comisionado para la Paz, comentó que trabaja de la mano con la alta Consejería presidencial para la Estabilización y la Consolidación; asimismo, mencionó que tras cinco años de la firma del Acuerdo de Paz, se ratifica el compromiso del presidente Iván Duque en su implementación.

“Por supuesto hay mucho más por hacer, uno puede mirar el vaso medio lleno, medio vacío, nosotros lo que queremos es mandar un mensaje de esperanza, de que sí podemos reconciliarnos los tolimenses y colombianos (…)”.

En cuanto a los asesinatos a líderes sociales, indicó que cualquier asesinato y muerte violenta es preocupante y hay que rechazarla, “también hay que decir, que la cifra que se contempla, que supera los 270 los excombatientes de las Farc, gran parte de ellos han sido generados por disidencias, por personas que le quedaron mal al pueblo colombiano.

“Para eso tenemos que trabajar en acciones de prevención con la Unidad Nacional de Protección, la Policía Nacional, teniendo una interlocución permanente, en este caso con los líderes sociales, haciendo la diferencia, por su puesto, quienes han fallecido en su calidad de excombatientes y quienes bajo el rótulo de líderes sociales, en donde es la Fiscalía la llamada a hablarnos de cifras concretas”, precisó. 

Sobre este tema, el secretario del Interior Alexander Tovar, explicó que a nivel regional se aprobó una ruta de protección para las víctimas, la cual está articulada con las entidades que tienen competencia, la estrategia permite activar una atención inmediata y adelantar un  seguimiento, incluso desde los Consejos de Seguridad Departamentales.

“Tenemos seis líderes sociales reportados amenazados en el departamento, esperamos que por su puesto a esos líderes les hayamos hecho la atención en la ruta de vida, articulando las acciones para garantizar la seguridad.

“Por ejemplo, esos líderes sociales que habían sido asesinados, el líder de Murillo en 2019, el año pasado fue judicializado la persona que le causó la muerte, el líder social que fue asesinado en la Unión, Valle, el año pasado, también las diligencias van por excelente camino y aspiramos dar con los responsables del mismo”, dijo el funcionario. 

Amenazas a líderes y reincorporados, la mayor preocupación 

En la apertura también estuvo presente Enrique Sánchez, jefe de la oficina regional Bogotá, Cundinamarca, Tolima y Huila, de la Misión de Verificación de la ONU en Colombia.

En su intervención expresó que esta semana dedicada a reflexionar sobre Paz, es un escenario en el que se debe destacar la importancia del diálogo, el cual se debe mantener por todos los medios posibles. 

De la misma forma, resaltó la conformación de la Mesa Departamental de Reincorporación y el esfuerzo para incluir en los Planes de Desarrollo, actividades que tienen que ver con la reincorporación y la paz. 

Además, entregó un avance de la implementación de los Acuerdos, por ello mencionó que hace casi cinco años, con el cese al fuego, se tuvieron avances significativos y actualmente hay más de 13 mil personas que siguen en reincorporación, para el caso del Tolima, la mayor población está en Icononzo y Planadas. 

Sin embargo, el panorama también incluye serias preocupaciones en temas de seguridad, “nos preocupa particularmente, todos los ataques a Defensores de Derechos Humanos, líderes y lideresas, obviamente, a las personas en proceso de reincorporación, van más de 280 asesinados. 

“Creemos que ese es uno de los obstáculos mayores que enfrenta el proceso de paz y creemos que todos tenemos que ponerle el ojo a esto y declararlo una prioridad “. 

Por ello, hizo un llamado a las diferentes entidades e instituciones a no bajar la guardia, seguir trabajando y mantener “la resiliencia que ha caracterizado al pueblo colombiano todos estos años”, precisó. 

Este artículo es de nuestro periódico impreso.

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro! Lo invitamos a seguir leyendo aquí

 https://digital.enuevodia.com.co/library

También lo puede adquirir en físico.


 

REDACCIÓN TOLIMA 

Comentarios