Emergencias en zona rural y urbana de Fresno

Crédito: Suministrada / EL NUEVO DÍA
Contenido Exclusivo
 Nuevamente el invierno generó fuertes estragos en Fresno, según el mandatario Alexander Mejía, en esta oportunidad la zona rural fue la más afectada. “Se registraron deslizamientos, taponamientos de vías en veredas como El Guayabo sector La lechería, con dos derrumbes, que ya fueron habilitadas.
PUBLICIDAD

 Nuevamente el invierno generó fuertes estragos en Fresno, según el mandatario Alexander Mejía, en esta oportunidad la zona rural fue la más afectada. “Se registraron deslizamientos, taponamientos de vías en veredas como El Guayabo sector La lechería, con dos derrumbes, que ya fueron habilitadas.

“La vía Primavera – Colombia – Buenos Aires – Guineal, tenía taponamientos en algunos sectores. Se logró habilitar el paso a la Primavera”, precisó.

Agregó, que en el caso de Colombia, se contaron cuatro derrumbes y mismo número de viviendas afectadas, mientras que en Buenos Aires quedaron dos casas destechadas y tres con algunos daños. 

En Guineal “tenemos derrumbes, cuatro viviendas afectadas y una colapsada por deslizamiento, cabe anotar que aunque la edificación (cayó), no tenemos pérdidas humanas”.

Otros sectores desde donde se reportaron emergencias fueron en el corregimiento Piedra Grande, y en diferentes puentes que cruzan sobre el río Riosucio. También, hubo pérdida de cultivos de guanábana, plátano, aguacate y café.

Y en el casco urbano, barrio Sur Jula ocurrió una socavación por hundimiento de alcantarillado en la calle Sexta con carreras Cuarta y Quinta, igualmente, en el barrio Paseo Real se tuvo una inundación por deslizamiento.

Las diferentes situaciones fueron atendidas por la Secretaría de Planeación de Fresno, el Cuerpo de Bomberos Voluntarios, Defensa Civil y la comunidad.

Lo que se espera 

De otro lado, según un reciente comunicado del Ideam, los incrementos más altos de lluvias llegarán en noviembre.

A pesar de que en junio, se tuvo días con tiempo seco, prevalecieron las lluvias, por eso el Ideam advierte que los suelos en zonas inestables o laderas continúan en proceso de saturación, lo que mantiene activa la amenaza de deslizamientos y podría intensificarse.

Por ello, se sugiere vigilancia en áreas inestables y en puntos donde se tengan desprendimientos de tierra de manera recurrente.

Para octubre se prevé registros de precipitación cercanos a los promedios climatológicos del Tolima.

En noviembre se puede tener un aumento de lluvia entre el 10 % y el 20 % en la región andina, más exactamente en territorio tolimense.

Por ello, desde la Secretaría del Ambiente y Gestión del Riesgo se hizo un llamado a los alcaldes y coordinadores de gestión del riesgo a tener los planes de emergencia actualizados y activados, al igual que, realizar monitoreos permanentes.

Este artículo es de nuestro periódico impreso.

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro! Lo invitamos a seguir leyendo aquí

 https://digital.enuevodia.com.co/library

También lo puede adquirir en físico.

REDACCION TOLIMA

Comentarios