En la XIII Marcha Carnaval se celebró por el agua y la vida

Crédito: Jorge Cuéllar / El Nuevo Día
Abanderando diversas causas, varios grupos sociales y ambientalistas acudieron a las calles de Ibagué para acompañar la tradicional movilización que, principalmente, alude a la protección ambiental de la región.
PUBLICIDAD

Una gran movilización de niños, jóvenes y adultos se tomó las calles de la ciudad. Desde las 2:30 de la tarde, varios colectivos sociales y ambientales se dieron cita en la calle 42 con avenida Ferrocarril. 

En la decimotercera edición de la marcha ambientalista, hubo participación de comunidades indígenas y campesinas de la región, estudiantes y docentes de diversas instituciones educativas, la Revolución Vinotinto Sur, Colectivo Feminista, comunidad LGTBIQ, animalistas y estudiantes universitarios.

A su modo, cada colectivo asistente expresó su causa social, a través de disfraces, arengas, bailes, bandas musicales, performance y pancartas.

Marcha carnaval 

Edison Sandoval, miembro del Comité Ambiental en Defensa de la Vida, explicó que desde la causa ambiental se manifiestan “en contra de todos los proyectos extractivos de minería contaminante y de fracking. El Tolima tiene una amenaza con los bloques USM 25 y USM 36 tanto en el centro como en el sur de la región”.

Y añadió que: “Está demostrado científicamente que estos proyectos pueden tener afectaciones muy graves en el territorio, no solamente la contaminación de las aguas, sino también en temas de sismicidad. En Tolima hay una gran convergencia cordillerana, por lo que las placas se podrían ver comprometidas de continuar con proyectos extractivos”. 

Por su parte, Sebastián Álvarez, miembro de la ‘Los Samanes: bosque y biociudad’, refirió al respecto que buscan hacerse visibles en el ámbito ciudadano para fortalecer los grupos de protección del arbolado urbano de la ciudad. “Buscamos proyección nacional para encontrar un cambio en el manejo forestal de las especies desde la legislación, en donde entendamos que el hecho de que un árbol esté enfermo no es razón para pensar en talas indiscriminadas”. 

A su vez, Álvarez añadió que desde la movilización también se busca dar ventana al ecosistema del Parque Centenario. “Tenemos identificados 103 especies de aves entre las cuales hay 16 especies migratorias. Es un tema que, si lo evaluamos desde el turismo sostenible, podemos dar a conocer la riqueza natural de nuestra ciudad. Podemos hablar de que podemos aprovechar más nuestros espacios verdes. La Marcha Carnaval es una ventana para hacer visibles estas causas y para que la ciudadanía sepa que hay jóvenes preocupados por el medio ambiente”, concluyó. 

Al cierre de la movilización, se llevó a cabo la tradicional declaratoria pública en el Parque Murillo Toro en donde las diversas causas sociales pudieron manifestar las razones de sus luchas.

 

 

JUAN MONTOYA PRADA.

Comentarios