Palmas de cera en Cajamarca se están ‘ahogando’ entre cultivos de aguacate hass

Ahora en algunas áreas, el paisaje de la ‘Despensa Agrícola’ lo conforman grandes extensiones de cultivos de aguacate hass en medio de las palmas y pequeños ‘parches’ de cultivos tradicionales.
Crédito: Tomada del Twitter @oswaldoaves / EL NUEVO DÍAAhora en algunas áreas, el paisaje de la ‘Despensa Agrícola’ lo conforman grandes extensiones de cultivos de aguacate hass en medio de las palmas y pequeños ‘parches’ de cultivos tradicionales.
Contenido Exclusivo
Desde el 2020 ambientalistas y habitantes han denunciado la expansión de este monocultivo en tierras de la ‘Despensa Agrícola’, pues genera alto riesgo para el árbol insignia de Colombia y hábitat del loro orejiamarillo, a lo que suma la disminución de hectáreas cultivadas con variedad agrícola.
PUBLICIDAD

La actualización del Esquema de Ordenamiento Territorial, EOT, de Cajamarca, además de dar cumplimiento a una renovación tras más de 10 años desde su última versión, busca implementar los resultados de la Consulta Popular de 2017 que le cerró la puerta a la minería a gran escala.

De la misma forma, a través de esta ‘brújula’ de planificación se establecen zonas de reserva natural y se busca poner freno al monocultivo de aguacate hass, que viene expandiéndose aparentemente sin control en el Cañón de Anaime.

El mandatario Julio Roberto Vargas Malagón explicó que con el nuevo EOT, en la ‘Despensa Agrícola’ no se permitirá el desarrollo de proyectos de extracción minera a gran escala, “por el contrario, proyecta al municipio en un nuevo enfoque de producción agroecológica en lo rural (y) la conservación ambiental”.

Otra de las apuestas que resaltó, es la implementación de una franja de conservación para la palma de cera, la cual incluye la vereda La Ceja y el Alto de Toche, áreas que colindan con Salento (Quindío) y que geográficamente se ubican en el norte de la población.

Dicha área de protección se extendería “hacia el sur del municipio pasando por el Alto de La Línea, llegando hasta las veredas Cucuana y Potosí, donde tenemos otra gran cantidad de bosques de palma de cera originales de ese sector”.

Y es que esta tarea no será fácil, pues como lo ha venido advirtiendo EL NUEVO DÍA desde el 2020, el crecimiento desmedido de los cultivos de aguacate hass se convirtieron en una latente amenaza para especies tan importantes como el ‘árbol nacional’, pues en la actualidad las plantaciones prácticamente están rodeando las palmas en veredas como Potosí, situación que, según algunas personas, también genera un riesgo en las áreas de anidación del loro orejiamarillo, especie en peligro de extinción.

Al consultarle al Alcalde si el nuevo EOT podría regular este hecho, indicó que se generarían unas nuevas condiciones de producción, “determinadas en las zonas climáticas de nuestro municipio y que además determinan por ley la conservación significativa de terrenos importantes y estratégicos para conservación de fuentes hídricas, páramos, palmas de cera y demás.

“Es decir, donde esté la palma de cera actualmente, queda para la conservación de la franja de protección, realmente cobija cerca de 16 veredas y nosotros tenemos 43, prácticamente la mitad del municipio queda en una franja de protección de la palma, el bosque Alto Andino, el páramo Chilí”.

Y con respecto a la acelerada expansión del monocultivo, comentó que es un tema preocupante en Cajamarca, especialmente, entre las comunidades campesinas, porque se trataría de inversión extranjera que genera amenaza a la producción local.

El mandatario recordó que actualmente existe una acción jurídica que recae en contra del Ministerio de Ambiente, el Municipio de Cajamarca, Cortolima, entre otras instituciones para que se implementen acciones de conservación del ‘árbol nacional’.

Por lo que reiteró que el objetivo del EOT es proyectar un desarrollo armonizado con las riquezas naturales, la producción agropecuaria y turismo comunitario en todo el territorio.

Riesgo para bosques de palma de cera

 

Desde el Comité Ambiental de Cajamarca y Anaime se cuestionó la labor de la Corporación Autónoma Regional del Tolima, Cortolima, por la expansión del monocultivo, pues aunque se viene denunciando el hecho desde hace más de dos años, siguen esperando acciones de fondo.

“Se les ha advertido sobre la situación, al día de hoy lo único que ha hecho Cortolima es abrir siete procesos sancionatorios y no ha tomado ninguna decisión, es decir, no hay ningún sancionado, ninguna medida compensatoria, pero lo que sí hay es aguacate proliferando en zona de la palma de cera, de los bosques de palma”, dijo Robinson Mejía integrante del Comité.

A comienzos de septiembre a través de la red social Twitter se conocieron imágenes de lo que está sucediendo actualmente en Potosí, situación que también se estaría replicando en las veredas la Cucuana, la Despunta y El Cajón la Leona.

“Lo que están haciendo es prácticamente ahogar los últimos relictos de bosques de palma de cera que hay en el Cañón de Anaime”, agregó el ambientalista.

En este tema también se evidencia que el territorio dejó de ser de los campesinos, pues la hectáreas sembradas pertenecen a multinacionales, a lo que se suma que el aguacate requiere de una significativa cantidad de agua. “Están alterando el equilibrio hidrológico de la parte alta del río Coello; esto qué quiere decir, que no solamente se está afectando la gente que vive en el Cañón de Anaime sino que las personas que viven aguas abajo van a ver disminuidos los cauces”.

Con respecto a la propuesta de actualización del EOT, Mejía opinó que la Administración va por el camino correcto, sin embargo, lograr el aval de Cortolima y del Concejo toma su tiempo, por lo que las acciones no se podrían tomar pronto.

“Las afectaciones están latentes, no se pueden ocultar más, esperar a que el (EOT) esté vigente va llevarnos a un escenario en donde se pueda agudizar la situación”, precisó Mejía.

Por ello, se le solicita a Cortolima implementar medidas que eviten que la ampliación de la frontera agrícola se siga imponiendo sobre las palmas de cera. 

Expansión

 

De otro lado, el EOT también va orientada a mitigar el riesgo, por ello, se establece el inicio de un reasentamiento poblacional de las familias que viven cerca al afluente que cruza por el casco urbano, igualmente, se define como área de expansión urbana el sector conocido como la Ciudadela.

DATO

 

El Comité Ambiental de Cajamarca y Anaime participó activamente en la discusión adelantada para adoptar los resultados de la Consulta Popular en el EOT, por lo que ahora sus integrantes esperan que la propuesta sea respaldada por la CAR y posteriormente por el Concejo.

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro!

Lo invitamos a seguir leyendo aquí 

https://digital.elnuevodia.com.co/library

Redacción Tolima

Comentarios