Lina Tejeiro se sinceró y dijo que pensó lanzarse “de un onceavo piso”

Crédito: Redes sociales / El Nuevo Día.
La actriz colombiana Lina Tejeiro se sinceró en una entrevista con su manager, Claudia Serrato, y contó la historia de lo que vivió en uno de los momentos más duros de su vida en donde pensó lanzarse “de un onceavo piso”.
PUBLICIDAD

Todo sucedió cuando tenía 16 años y decidió irse de la casa de sus padres para vivir con el también actor Sebastián Vega, lo cual, según ella, terminó siendo un error de juventud que le sirvió para hacerse más fuerte.

“Después de todo terminé con Sebastián, ya ni me acuerdo por qué, debió ser por alguna bobada, y llamé a mi mamá llorando y le dije ‘mami recógeme’ y volví a empacar la ropita en bolsas de basura”, narra en su entrevista.

Esta situación, sumada a la salida de ‘Padres e Hijos’ y a un sentimiento de querer vivir más y conocer el mundo, la llevaron a que se fuera a Argentina. Con una mala fama que afectó el ascenso de su carrera, esto la obligó a tomar decisiones que le afectaron a nivel mental.

“Me fui porque ya me habían sacado de ‘Padres e Hijos’, bueno, yo había renunciado y no había conseguido trabajo, después de ‘Padres e Hijos’ hice ‘Muñoz vale por dos’ y ahí murió mi carrera por un buen tiempo, de ese último trabajo me fui con una fama de insoportable, cansona, que no se dejaba vestir, que no se dejaba maquillar, que no se dejaba nada y ahí mi carrera se apagó”, contó Lina Tejeiro.

La actriz que pensó que irse para Argentina iba a ser una buena idea para alejarse de todos los problemas que tenía, además de estar en busca de una paz mental, la realidad fue totalmente otra, porque se dio cuenta que allá “no era nadie”.

Entonces le tocó coger bus, caminar largos trayectos, cumplir un horario común y corriente, vivir lo que no le había tocado y todas estas situaciones la afectaron bastante y Lina entró en una fuerte depresión.

“Además me enteré que Sebastián iba a ser papá y pensé que ya nada tiene sentido. Mis papás se divorciaron, mi novio va a ser papá, en Colombia ya soy cualquier aparecida, ya no soy nadie. ¿A qué me voy a devolver? A nada. ¿Y a qué me quedo aquí en Argentina?”, contó la actriz.

También agregó que la depresión la estaba consumiendo en esos momentos: “Caí en una depresión profunda, muy profunda, llegué a un momento en el que pasaban los días y veía salir el sol y volvía a esconderse y no dormía, hasta que llegué un día en el que dije, nada tiene sentido y pensé tirarme de un onceavo piso”, aseguró Tejero.

Pese a no querer continuar con su vida, la actriz tomo fuerza en su familia quienes la respaldaron para salir del momento tan difícil por el que pasaba. Ahora cuenta la anécdota para que aquellas personas que la están pasando mal entiendan que siempre hay una salida victoriosa para todo.

Vanguardia / Redacción web.

Comentarios