Policía Tolimense víctima de bomba molotov

Crédito: Fotos: Suministradas / EL NUEVO DÍAEn El Espinal, de donde es natural Cristian, emprendieron una cadena de oración por su salud.
$50 millones de recompensa ofrece la Institución por información de los responsables de la agresión al patrullero tolimense Cristian Calderón.
PUBLICIDAD

En la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital Central de la Policía, bajo pronóstico reservado y con quemaduras de primer grado, permanece Cristian Calderón, un policía tolimense que fue atacado con una bomba Molotov en medio de una ola de disturbios en la Autopista Sur con avenida 68, barrio La Estancia, en Bogotá. 

El mayor general Jorge Luis Vargas Valencia, director General de la Policía Nacional, informó que el hecho se registró el fin de semana cuando un escuadrón del Esmad, de la Capital, llegó a controlar unos bloqueos. “Unas personas estaban bloqueando la vía pública, quemando llantas y atacando a transeúntes y a la Policía, cuando el Esmad llegó a intervenir”, expresó el General. 

Y añadió que en medio del procedimiento, le tiraron al grupo un artefacto incendiario, que impactó el cuerpo del uniformado, específicamente la cabeza. 

“Es un patrullero muy joven, con tan solo un año en la Institución. Su pronóstico es reservado pero estable, tiene complicaciones respiratorias. Estamos a la espera de cirujanos para ver cómo está la evolución. La Policía Nacional ofrece hasta 50 millones de pesos a quien dé información para la ubicación de los responsables de esta tentativa de homicidio (...)”, refirió el Director de la Policía. 

 

Momentos de angustia 

En diálogo con Noticias Caracol, Daniel Rodríguez, compañero de Cristian Calderón, contó los momentos de angustia que vivió cuando vio al tolimense prendido en llamas: 

patrullero en llamas

“Él no alcanzó a visualizar la molotov. Cuando le cayó, empezó a gritar y yo me quité los guantes y empecé a apagar las llamas, cómo fuera. Mi misión era apagarlas. Sentí desespero, impotencia. Imagínese usted ver a un compañero envuelto en llamas”, contó el Policía. 

 

Un ataque despiadado

Cóctel Molotov o bomba Molotov, es una bomba incendiaria de fabricación casera cuyo propósito, más que la explosión, es la expansión de los líquidos inflamables que contiene. 

Está hecha de una mezcla de ciertos productos inflamables (por ejemplo gasolina) con aceite de motor en un recipiente de cristal. Al tirarla, los vándalos le introducen un trapo encendido. 

Redacción Judicial

Comentarios