emergencia

 

Ladrones le apuntaron con un arma en la cabeza a un bebé para cometer un hurto en Ibagué

Crédito: Imagen de ilustración / Pixabay / EL NUEVO DÍA
La delincuencia en Ibagué sigue desbordada, cada día se conocen más casos de atracos y el modus operandi de los ladrones es más agresivo.
PUBLICIDAD

El más reciente hecho, que tiene consternados a los ciudadanos, ocurrió en la tercera etapa de la Ciudadela Simón Bolívar al interior de una cacharrería, no solo por el hecho en sí, sino por la gravedad de cómo sucedido.

Un bebé de 10 meses de nacido fue encañonado por uno de los dos ladrones que ingresaron a una cacharrería del sector.

Q’Hubo Ibagué, pudo hablar con las víctimas, quienes narraron los momentos de angustia y terror que vivieron por cuenta de los delincuentes.

Según el relato de la propietaria del negocio sobre las 7:45 de la noche, dos sujetos ingresaron al local, “uno traía un cuchillo y otro un arma, que sería de fuego. Ellos venían por el celular de mi hija, que estaba sentada en el negocio, sin embargo, ella se asustó e intentó irse para la sala, pero se le fueron detrás y le quitaron el Iphone 7”, dijo.

Además, indicó que “en el local estaba también una hermana mía con el bebé, de 10 meses, y una clienta. El hombre que tenía la pistola se le acercó a ella y para intimidarnos, le apuntó en la cabeza al niño. Fue horrible”. 

Mientras uno de los delincuentes tenía encañonado al bebé, el otro continuó con el robo, llevándose un computador portátil, elemento esencial para el negocio, tras cometer el hurto y como si nada los ladrones huyeron a pie, así como llegaron. La dueña del local afirmó que no tenían tapabocas.

A su vez, añadió que llamaron a la Policía y en compañía de unos uniformados fueron hasta la invasión, pero no recuperaron ningún elemento. Allí les dijeron que, al parecer los muchachos, muy jóvenes y delgados, serían del barrio Nuevo Combeima.  

“El computador no era nuevo, el celular sí. No obstante, no es tanto lo material sino primero, que nos amenazaron al bebé y segundo, la información que había en el portátil y en el IPhone era muy valiosa para nosotras. A nadie más le va a servir”, puntualizó la mujer, que tomó la decisión de atender a puerta cerrada. 

Hay que buscar una solución. Antes era el raponazo, pero ahora ya son atracos a mano armada

DATO

La comunidad del sector solicita a la Policía Metib la instalación de un CAI móvil en esta concurrida zona de la ciudad. 

Redacción Web

Comentarios