‘Barreto quiere victimizarse’, Francisco Mejía

JORGE CUÉLLAR - EL NUEVO DÍA
Francisco Mejía, miembro del Centro Democrático, le salió al paso a los comentarios del gobernador Óscar Barreto sobre un presunto maltrato del ‘uribismo’ que provocó la división entre los dos sectores.

El Gobernador insistió en que fue objeto de insultos y que Uribe estuvo buscando reemplazo cuando estuvo en líos judiciales...

El Gobernador quiere mostrar al presidente Uribe como alguien que no fue solidario con él cuando tuvo unas dificultades con la Fiscalía. Eso es falso. Lo que en realidad dijo fue que en el evento de que hubieran elecciones atípicas en el Tolima, presentaría un candidato y que le gustaría que fuera yo, pero esas declaraciones jamás tuvieron la intención de agredirlo.

Invito a que nos muestren un solo insulto de algún miembro del Centro Democrático, porque no los conozco. Miembros del Partido, incluyendo a Óscar Iván Zuluaga, nos hemos pronunciado respecto a la falta de coherencia del Gobernador, cosa que no es un insulto, sino una acción respetuosa de control político. Si no le gustaban las políticas del Partido, ¿por qué pidió nuestro apoyo y aceptó nuestro aval?

¿A cuál coherencia se refiere?

Veo una intención de victimizarse para justificar el haberse apartado de las ideas del Centro Democrático y salir a hacerle campaña a Germán Vargas Lleras, quien es el candidato de Juan Manuel Santos y representa el continuismo. Fue Barreto quien se apartó del ‘uribismo’.

Recordemos que en 2015 decliné mi candidatura a la Gobernación por el Centro Democrático para que ganara Barreto, porque creíamos que representaba mejor las ideas de esta colectividad. A Barreto no le pedimos ni puestos ni contratos, sino que se apegara y fuera coherente con las políticas del Partido, pero tan pronto se posesionó, empezó a hacer una apología desbordada al proceso de paz de Juan Manuel Santos para ganarse su indulgencia.

¿Entonces fue el respaldo al proceso de paz el hecho que fracturó la relación?

Sí. Nosotros nunca esperamos que Barreto se convirtiera en un crítico del proceso, porque su deber es el de ejercer su función como gobernante. Pero lo que nunca esperábamos es que se convirtiera en el más vehemente defensor del proceso y no fuera coherente con el Partido. Como si fuera poco, Barreto se convirtió en el más importante promotor del ‘Sí’ en el plebiscito y muy pronto se abrazó con ‘Donald’, uno de los terroristas de las Farc en la zona veredal de El Oso, en Planadas.

¿Cree que ese distanciamiento obedecería a propósitos electorales?

El Gobernador tiene unos compromisos que no ha sabido explicar muy bien para apoyar a Germán Vargas Lleras. Yo no quiero entrar en especulaciones, lo cierto es que no es correcto que ahora salga a victimizarse y a decir que Uribe lo decepcionó, cuando le debe su elección a él y lo acompañó por todos los municipios. Me parece mal que ahora se refiera a Uribe como alguien ingrato, cuando es todo lo contrario.

EL NUEVO DÍA

Comentarios