Verifican veracidad de imágenes de equipo periodístico secuestrado

COLPRENSA - EL NUEVO DÍA
El gobierno de Ecuador dijo que no hay confirmación sobre la presunta muerte del equipo periodístico del diario El Comercio, secuestrado el pasado 26 de marzo en la frontera con Colombia, tras un análisis pericial de fotografías que corresponderían a los cautivos.

La Policía ecuatoriana realizó una pericia técnica de tres fotografías que fueron entregadas por Noticias RCN a la Fundación para la Libertad de Prensa (Flip) y Fundamedios, dos organismos defensores de la libertad de expresión para que compartan con las autoridades del país.

Las fotografías tienen imágenes de tres cuerpos con la misma vestimenta que mostró el equipo periodístico en un video de prueba de vida difundido por medios colombianos el pasado 3 de abril.

El coordinador de Criminalística del Servicio de Medicina Legal y Forense de la Policía Nacional, Fausto Olivo, informó que según la experticia técnica realizada a las fotografías y por métodos pre científicos a través del análisis de las prendas de vestir “esas son coincidentes con dos de las personas secuestradas”.

Además, “por medio de un estudio biométrico ésta nos da una alta probabilidad que sea coincidente con otro de ellos”, añadió. Y agregó que en cuanto a la escena del hecho se están realizando los análisis correspondientes a fin de determinar la veracidad de las imágenes.

El presidente Lenín Moreno, quien decidió retornar a su país, apenas horas después de haber viajado ayer a Lima, Perú, para participar en la Cumbre de las Américas, dio un plazo de 12 horas para que las disidencias de las Farc den las pruebas de vida de los tres periodistas secuestrados.

Los cautivos son el periodista Javier Ortega , el fotógrafo Paúl Rivas y el conductor Efraín Segarra, quienes fueron secuestrados en la localidad de Mataje, en la provincia ecuatoriana de Esmeraldas, en la frontera con Colombia, donde realizaban una cobertura periodística. El secuestro se atribuye a disidentes de la extinta guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc).

COLPRENSA

Comentarios